Posibles usos del cannabis medicinal en mascotas

Cannabis medicinal para mascotas

Escrito por . Publicado en Actualidad

3.6190476190476 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.62 (21 Votos)

 

En algunos países los médicos recomiendan a sus pacientes consumir cannabis para determinados síntomas y/o enfermedades ¿Podría extrapolar esto a alguno de mis pacientes? ¿Podría usar el cannabis en alguno de mis pacientes?

Creo que sí, voy a describir situaciones en las cuales creo que se podría usar (siempre bajo supervisión veterinaria y con una sustancia revisada y aprobada para su uso).

Cuando se acercan las vacaciones estivales numerosos pacientes acuden a la consulta a su revisión anual y surgen numerosas dudas; una de las preguntas que más se repite es: ¿qué puedo hacer para que no vomite en el coche? Y ¿qué le puedo dar para que esté tranquilo durante el viaje?

 Lo primero que he de decir es que es una tenencia responsable preparar el viaje con tu mascota y no deshacerse de la misma cuando llegan las vacaciones. Él nunca lo haría.

Después de la exploración, resolver las dudas y comprobar el historial del paciente, le realizo una receta que varía según el mismo y los datos obtenidos en mi exploración.

El paciente no presenta nauseas, se relaja o se duerme según la dosis y el medicamento  prescrito, pero todos los medicamentos pueden presentar ciertos efectos secundarios e incluso casos en los cuales yo no puedo recetar dicho fármaco (Insuficiencia hepática, cardiaca, gestación o lactancia…), si bien es cierto que en animales jóvenes y sanos sin historial de enfermedades anteriores, los efectos secundarios son mínimos y pasan desapercibidos para el cuerpo.

Existen algunos suplementos a base de vitaminas, aminoácidos y plantas, cuyas propiedades son la hipnosis y relajación muscular (vamos, como la valeriana), que también pueden ser prescritas, pero que en ningún caso me evitará que la mascota se maree durante el viaje.   

Podría ser aquí donde la introducción del cannabis sería de utilidad en mi trabajo, una sustancia que me produzca en el paciente la inhibición del centro del vómito y de las náuseas y la relajación al mismo tiempo, y que pudiera ser recetada en situaciones en las que otros medicamentos no lo pueden ser. Y porque no decirlo algo ¨más natural¨, que medicamentos cuya principal vía de eliminación es el hígado.

Otra situación en la que el cannabis sería de utilidad en mi profesión es la ansiedad por separación.

Es un trastorno en el cual el paciente desarrolla síntomas como ladrar, romper objetos, orinar e incluso defecar cuando su propietario se va de casa, los síntomas pueden aparecer nada más salir de casa el propietario o incluso minutos después, y la duración es variable pudiendo ser de hasta horas (una vez un propietario me contó que cuando llegó a casa lo primero que pensó es que le habían robado).

El tratamiento se basa en una terapia de modificación de conducta, siempre supervisada por un profesional pero en determinadas situaciones la intervención de fármacos puede ser necesaria.

Es aquí donde podrían entrar en juego los usos del cannabis, utilizar sus propiedades beneficiosas (en este caso la relajación) y modificar la conducta sin producir en el paciente los efectos negativos que pueden tener otros fármacos que se usan actualmente (metabolismo hepático por ejemplo).

Otro de los usos para el cual podríamos utilizar el principio activo del cannabis es como estimulante del apetito, estimula a nivel del sistema nervioso central el centro del apetito, pacientes oncológicos que han perdido el apetito, pacientes en los cuales hay que hacer un cambio de alimentación por cualquier patología (sobrepeso, enfermedad hepática, enfermedad renal, enfermedad cardiaca...) y no aceptan bien el cambio de pienso o incluso pacientes a los que les han comprado un pienso nuevo y no les gusta en un primer momento, podríamos usar esta sustancia para  realizar el cambio de pienso y estimular el apetito hasta que se adapten a su nueva alimentación (Si hay colaboración del propietario y no se deja chantajear y no le da lo que pida).

 Un uso del cannabis que si puedo extrapolar de humana es el dolor, quizá es el que me parece más importante.

Cada vez cuidamos más a nuestras mascotas, acuden más a menudo a la consulta y consumen una alimentación de mejor calidad, lo que se traduce en un aumento de la esperanza de vida. La parte negativa es que cada vez se ven más pacientes con disco espondilosis severa, displasia de cadera, artrosis y paciente oncológicos.

Para los veterinarios en ocasiones es muy difícil de evaluar el nivel de dolor de un paciente en la consulta,  hay pacientes que te muestran el dolor con taquicardia, otros mediante el pulso, el lloro o incluso la agresividad, pero hay porcentaje que se mantienen impasibles ante tu exploración. Aunque en casa no se esconden, son pacientes que no pueden levantarse a por la pelota, acudir a la llamada de su dueño, acercarse al bebedero o dar su paseo de la mañana si no les han administrado su tratamiento.

¿Por qué no ayudarles con cannabis?

Tengo casos en los que los opiáceos no son bien tolerados, puesto que pueden producir vómitos o diarreas continuas, hay pacientes que no los llegan a tolerar del todo bien; casos en los que los antiinflamatorios que estoy recetando han producido o van a producir un daño renal y tengo que pararlos por un tiempo indefinido; casos en los que la anorexia es tal que el paciente pierde 3 kilos en una semana.

Repito: ¿Por qué no ayudarles con cannabis?

 Quizá los veterinarios en las farmacéuticas ya trabajan en ello, utilizar las propiedades beneficiosas del cannabis para cubrir los huecos vacíos que nos quedan en medicina veterinaria. Tener varias opciones de tratamiento para una misma patología y/dolencia y cuando uno no pudiera ser administrado o no funciona como debiera, administrar el otro.

Es posible que en un futuro (quizá no muy lejano) pueda recetar alguna pastilla y/o jarabe cuyo principal principio activo sea el CBD.

Evidentemente todo bajo supervisión veterinaria y con dosis estudiadas y adecuadas a cada paciente.

Desde aquí hago una petición a quién esté trabajando o vaya a trabajar en ello, ¡por favor dispensación en jarabe también!

O intentad vosotros dar una pastilla a un gato cabreado…

Para comentar es necesario estar registrado.

Esta web ofrece contenidos destinados exclusivamente para adultos. Su vision o lectura es inapropiada para niños, y por tanto prohibida para menores de 18 años. Nuestra web (como todas) usa cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo. Política de privacidad.

  
EU Cookie Directive Module Information