Repaso a los proyecto de pro regulación del cannabis en España en 2017: tres PNL (proyectos no de ley): ERC, Ciudadanos, Unidos Podemos... Estas PNL se suman a dos ILP, una de finales de la pasada legislatura presentada ante el Parlament y la de Representación Cannábica Navarra de enero de este año.

¡Música maestro!

Escrito por el . Publicado en Artículo

4.1875 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.19 (32 Votos)

 

En lo que va de año, llevamos tres PNL (proyectos no de ley) que buscan regularizar el consumo de cannabis. La primera fue ERC, que a finales de enero llevó ante el Congreso una propuesta para “la regularización integral del cultivo, tenencia y consumo”. A comienzos de mes, Ciudadanos presentó otra exclusivamente para regularizar el uso medicinal del cannabis, y la semana pasada Unidos Podemos hicieron lo mismo ante el Senado con una PNL para crear una mesa de estudio sobre la regulación médica y recreativa.

Estas PNL se suman a dos ILP (iniciativas de legislación popular), una de finales de la pasada legislatura presentada ante el Parlament y la de Representación Cannábica Navarra  de enero de este año. Sin olvidar las leyes autonómicas aprobadas por el Parlamento Vasco (Ley de Adicciones y Drogodependencia) y Navarra (Ley Foral 24/2014), ambas centradas en crear un marco legal para la regularización de los clubes.

Un repaso a las iniciativas proregularización del 2017

A simple vista, cualquiera diría que se abren varios frentes para la regularización pero en realidad son pasos aún tímidos hechos por actores fragmentados que no terminan de ponerse de acuerdo y van a rebufo de los cambios en la legislación internacional. Reacciones de una sociedad amedrentada por una derecha a prueba de todo, esa que hace tres años firmó la Ley Mordaza, retroceso en derechos de uso y cultivo, y que ha impuesto recursos de inconstitucionalidad ante las leyes Vasca y Navarra, por considerar que este tipo de legalizaciones son competencias exclusivas del Estado, y ellos, el Estado no están para bromas. Al PP no le importa ni que su filial vasca votara a favor ni que la ley fuera aprobada por consenso.

Propuestas no de Ley

ERC

Tanto la PNL de ERC como la de Unidos Podemos, citan los “5 pilares para la regulación integral del cannabis”: autocultivo, cultivo colectivo y clubes, comercio con licencia, educación para el consumo responsable y acceso terapéutico. Conceptos elaborados por la Plataforma de Regulación Responsable, formada en el 2015 por diferentes colectivos y asociaciones cannábicas. En general las propuestas de ERC y Unidos Podemos son similares, probablemente por estar inspiradas en la misma plataforma o por ser dos partidos de izquierdas, pero se distancian en que ERC pide medidas concretas y Unidos Podemos pide una mesa de estudio.

ERC quiere una regulación integral (cultivo, tenencia en vía pública y consumo) en todo el estado español y una regulación jurídica específica del comercio, respetando siempre las competencias de las Comunidades, que eso no se toca. ERC aprovecha para contarnos lo mala que es la legislación internacional y nacional, que a lo largo del siglo XX han creado un estigma social contra el cannabis. Ante el progresivo recorte de libertades, los consumidores españoles se organizaron y crearon el modelo de clubes actual, un modelo que es orgullo de la casa y de prestigio internacional. Ahora, ese modelo está siendo atacado por el Estado, ya sea con los ya mencionados recursos de inconstitucionalidad o en forma de sentencias del Tribunal Supremo (Ebers, Three Monkeys, Pannagh, Rasquera), y solamente una regulación podrá salvarnos.

Para ERC, el quid de la cuestión está en que los niveles de administración (más cercanos al ciudadano), es decir, la alianza rebelde de las fuerzas autonómicas, que demandan mecanismos para ordenar esta realidad. Ellos sí que hacen caso de las iniciativas impulsadas por la sociedad civil y defienden las libertades básicas, como el derecho de libre asociación que ampara a las asociaciones cannábicas. Mientras, el Estado central se ha pasado los últimos años intentando sofocar estas iniciativas en todos sus frentes. También destacan el impacto económico de la regularización y, para pintarnos una imagen, dicen que supondría unos 200 millones para el Estado, más los ingresos por SS, IRPF y todos los puestos de trabajo que esto va crear.

Tiene el párrafo obligado sobre el cambio de paradigma en el tema internacional, argumento que los une a todos, ya seas PNL, ILP, de izquierdas o de centro-derecha…. Todos se han dado cuenta de que la legislación internacional ha cambiado y las regularizaciones son el pan de cada día, cada uno menciona al organismo que mejor le viene, pero todos coinciden en que el mundo ya no es lo que era y que España se está quedando atrás.

Unidos Podemos

Para Unidos Podemos el objetivo es generar un debate, una “Ponencia de Estudio” dentro de la Comisión Mixta para el Problema de las Drogas. Traducción: que van a crear un grupo de expertos para estudiar el tema y luego se presentarán sus resultados a la comisión y luego al Congreso y luego... Si ERC era una peli épica esto empieza como cinearte del lento, con planos eternos para entender mejor a todos los personajes.

Unidos Podemos, al referirse al marco internacional, recuerdan que la ONU no ha condenado ninguno de los proyectos para regular el ciclo completo del cannabis recreativo, un buen argumento para dejar zanjada la cuestión internacional y, respecto al modelo de clubes, son los únicos que abiertamente critican “el desviamiento de dichas asociaciones hacia fórmulas comerciales inconciliables con la ley”. Además, mencionan todo el rosario de iniciativas que ya os hemos contado como pruebas del cambio de actitud de la sociedad española hacia el cannabis.

Al igual que ERC, aprovechan para decirle al PP lo malo que es y recordarle como a bully de colegio que su actuación choca con el deseo popular, aquí pasa de cinearte a documental. Porque para Unidos Podemos, lo importante es que hay un vacío legal y llenarlo no es competencia de los tribunales si no del Parlamento. Concluyen que es un tema de “profunda reflexión” y por eso debe contar con todos los actores implicados.

Ciudadanos

Por su parte, Ciudadanos, a pesar de tener en su programa la legalización como reclamo publicitario, presentó una PNL solamente para regular y facilitar los tratamientos terapéuticos “bajo estricta indicación y supervisión médica” y siempre para patologías en las que ya se haya demostrado eficacia o el facultativo lo considere indicado. También quieren un sistema de evaluación de los impactos en la salud pública y especificaciones legales y técnicas para el cultivo y los puntos de venta, eso sí siempre desde el control que es la palabra que más repiten.

Aprovechan para recordar que el cannabis “posee importantes contraindicaciones” entre ellas tolerancia, dependencia, palabras que a un partido neoliberal jamás le gustan, y la favorita del público “es un estimulante del apetito”, para añadir inmediatamente que “se aplica en patologías que requieren una ganancia de peso”. No se sabe si es una importante contraindicación o uno de los usos que intentan defender. No sabes si es un anuncio o un corto.

Esta PNL viene impulsada por el Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM) liderado por Carola Pérez, comunicadora audiovisual y paciente, que confiesa haber encontrado su solución en un club cannábico,. Pero de eso nada hay en la ley que patrocina, pues jamás mencionan a dichos actores. Para ellos, la cuestión está en las limitaciones de los tratamientos cannábicos actuales como el Marinol o Cesamet, que fallan por estar hechos solo de THC o el Sativex, por ser demasiado genérico y por su elevadísimo precio. Todos estos problemas hacen que el cannabis, en su receta original , sea el camino más idóneo para muchos pacientes. Por eso, para ellos el mejor modelo de abastecimiento es al estilo holandés con licencias para empresas, producción estatal, importaciones de empresas con licencias en otros países y regularización del autocultivo.

De todas las PNL ésta es la que más posibilidades tiene de ser aprobada, primero porque, como buenos niños que son, los chicos de Ciudadanos “instan al gobierno” que significa que las modificaciones las ha de hacer el PP, no una comisión mixta o la que ya existe para el Problema de las Drogas. Además, ellos no quieren otra ley, lo dicen tal cual, quieren un marco específico para el cannabis medicinal, por todo esto es la única con simpatía suficiente entre el PSOE y demás oposición como para acabar exitosamente.

Iniciativas de Legislación Popular

ILP catalana

La ILP catalana fue presentada con 55.000 firmas y aprobada para trámite por el Parlament en julio, no sin antes superar una enmienda del PP,  y va camino de convertirse en ley autonómica.  Este es el marco más completo para regular los clubes y asociaciones de consumidores, y viene a responder a una realidad social innegable, como señala el colectivo La Rosa Verda, que son los mismos del Observatorio Civil de Drogas, y autores de esta ILP. En su propuesta, repasan la historia de amor entre la sociedad catalana y  el cannabis, citando todas las leyes e iniciativas pioneras en España (y nacidas en Cataluña). Para ellos, la sociedad catalana es un elemento vertebrador en la defensa de estos intereses y libertades. Pero como ya hemos dicho, las historias de amor autonómicas acaban en el limbo del constitucional porque el PP considera que esta competencia también es suya.

ILP deRCN NOK

De la ILP de  RCN NOK  sólo vamos a decir que es como una de terror, será recordada por pedir un registro del autocultivo, es decir quitar derechos, y dado el poco apoyo social con el que apareció, no parece que pueda llegar a las 500,000 firmas necesarias para ser tramitada. Aún así, el proceso para que una ILP sea aprobada es tal calvario que en lo que llevamos de democracia solamente se ha aprobado una, y era sobre propiedad horizontal.

Esta sobredosis legislativa llegará a buen puerto sólo si el PSOE se pronuncia y cuándo el PP deje de controlar la mitad del Parlamento y la mayoría del Senado. Si esto no ocurre no es probable que tengamos grandes cambios legislativos pro cannabis (al menos en el corto plazo). La suerte de las leyes autonómicas es incierta, ya que acaban atrapadas en el reino jurásico del Tribunal Constitucional, dominado por los conservadores.

Así que 2017 puede no ser el año en que el sueño de la regularización se cumpla. Eso si, quizá se hagá lo que el PP considere médicamente apropiado. Eso sí la cartelera legislativa está muy llena, con mucha variedad, y nunca se sabe, el ruido a veces se convierte en música. Confiemos en que así sea: ¡música maestro!

 

Para comentar es necesario estar registrado.

Esta web ofrece contenidos destinados exclusivamente para adultos. Su vision o lectura es inapropiada para niños, y por tanto prohibida para menores de 18 años. Nuestra web (como todas) usa cookies. Si continúas navegando entenderemos que estás de acuerdo. Política de privacidad.

  
EU Cookie Directive Module Information