Alcohol: conoce todos los datos sobre esta droga...

Alcohol

Escrito por . Publicado en Sustancias

4.7777777777778 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.78 (9 Votos)

 

Nombre(s): Alcohol etílico

Principio(s) activo(s): Etanol

Clasificación: Depresor del Sistema Nervioso Central; agonista GABA.

Presentación(es) común(es): Bebidas alcohólicas de fermentación como cerveza o vino. Destilados como licores, whisky, ron, etc. Alcohol en polvo (poco frecuente) como resultado del encapsulamiento del etanol en moléculas relativamente grandes conocidas como ciclodextrinas que pueden llegar a contener un 60% de su peso en etanol, que es liberado al medio en contacto con agua.

Historia: las bebidas alcohólicas por fermentación mediante levaduras tienen el origen de su coexistencia con el ser humano desde el momento que éste comenzó a vivir en pequeños asentamientos, en los que podían realizar la acumulación de frutos o materia a fermentar y obrar el proceso para conseguir vino o cerveza, por ejemplo. Se considera que la destilación mediante alambique fue un descubrimiento técnicamente árabe cercano al año 1000 de nuestra era y que posteriormente saltó a Europa, aplicándose a los productos que contenían ese “espíritu del vino”. Ya en el año 1100 hay datos sobre preparaciones de aguardiente que contenían altísimas proporciones de alcohol etílico. La creación del alcohol en polvo data del último cuarto del siglo XX.

Forma, dosis y consejos de reducción de riesgos en su consumo: el consumo de etanol y bebidas alcohólicas ha sido siempre oral, con la excepción de una forma de administración de alcohol mediante vaporización del mismo y su inhalación pulmonar que surgió como curiosidad hace pocos años en USA y que no parece haber tenido mucho éxito por el momento.

Las dosis de alcohol dependen de la graduación (contenido en etanol) de la bebida o mezcla. El vino detiene su fermentación de forma natural al alcanzar unos 13 grados, matando la levadura responsable del proceso. Una cerveza ronda los 5 grados de alcohol, mientras que un whisky tiene 40 grados, 8 veces lo que la misma cantidad de cerveza, aunque hay destilados para beber que pueden acercarse al 90% de etanol, o unas 18 veces más concentrado que una cerveza.

Si vas a consumir alcohol, hazlo poco a poco. Elije bebidas de baja graduación -como la cerveza- si no estás habituado/a a sus efectos. No fuerces tu ritmo porque otros beban más ni animes a otros a beber: cada persona reacciona de distinta forma a la misma cantidad de alcohol por cuestiones de metabolismo y peso. Procura no beber con el estómago vacío, porque te afectará con más intensidad. Mezcla a lo largo de tu consumo bebidas con alcohol y otras sin él, necesitas cuidar tu hidratación para minimizar la resaca. Una copa de más puede hacerte pasar de estar a gusto a estar mal, beber no debe ser una competición. No olvides que cuando estás bebiendo, tienes en tu estómago parte del alcohol que aún no te ha hecho efecto, pero lo hará: calcula en qué punto quieres quedarte para no acabar como no quieras. El alcohol combina mal con la mayoría de las drogas, no mezcles. Cuando estés tomando medicación, consulta a tu médico cómo combinar el consumo de alcohol con la administración del fármaco.

Efectos: el alcohol causa efectos en el cuerpo humano en una forma dependiente de la dosis ingerida.
Se puede establecer una relación de efectos con respecto a la concentración de alcohol por litro de sangre en el cuerpo con las siguientes “tasas de alcoholemia”:

0'5 a 1 gramos de alcohol por litro de sangre: efectos socializadores como tener ganas de hablar, relajación, cierto grado de desinhibición psicológica, aumento de la impulsividad, leve sensación de euforia. “Estás con el Puntito”

1 a 2 g/l: depresión del SNC, pérdida de habilidad motora y equilibrio, pérdida de reflejos, aumento de la desinhibición y mayor descenso de las barreras emocionales, respuesta agresiva aumentada, labilidad emocional, pérdida de calor corporal por vasodilatación que se siente como un exceso del mismo. “Vas Pedo.”

Por encima de 2 g/l: marcada somnolencia, balbuceos y problemas en el habla, grave deterioro del juicio crítico, dificultad para centrar la vista (“ver doble”), agitación, descoordinación motora, respuestas incoherentes, dolor de cabeza, náuseas y vómitos. “Llevas una Borrachera asquerosa, te espera una intensa resaca.”

Por encima de 3 g/l: lenguaje incoherente, pérdida del tono muscular (no te tienes de pie), pérdida del control de esfínteres (te cagas o te meas encima), pérdida de respuesta a estímulos, inconsciencia que progresa a coma etílico. “Necesitas atención médica urgente. Lavado de estómago asegurado.”

Si se alcanzan los 4'5 – 5'5 gramos de alcohol etílico por litro de sangre, se produce la muerte. “GAME OVER”.

Riesgos: aparte del riesgo de muerte en una sobredosis, los riesgos del alcohol etílico afectan principalmente al hígado y al cerebro a nivel orgánico como principales pero no únicos daños. Es una droga adictiva, psicológicamente (con un intenso componente social relativo a las costumbres en el ocio) y físicamente. La abstinencia física del alcohol en una persona adicta puede generar respuestas complicadas a muchos niveles, siendo el más grave el conocido como “delirium tremens” que, si no es tratado médicamente a tiempo, causa la muerte del 10 al 15% de los pacientes. El consumo crónico degenera el hígado hacia la cirrosis y afecta gravemente al sistema nervioso en general.

Se calcula que es responsable de aproximadamente el 3'2% de las muertes totales y es el principal responsable de muertes en accidentes de tráfico en los que hay una o más drogas implicadas. El abuso de bebidas alcohólicas es una de las principales fuentes de violencia en entornos familiares. El alcohol es la droga que con más frecuencia se encuentra implicada en violaciones.

Estatus legal en España: Venta regulada por edad.

 {jcomments off}

  • Titulo
  • Fecha
  • Random