En Cannabis.es hemos hablado con el “primer superviviente” de la flakka...

Entrevista al único superviviente de la 'flakka'

Escrito por . Publicado en Actualidad

4.9230769230769 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.92 (13 Votos)

 

En este periódico siempre estamos persiguiendo la noticia para poder informaros -antes que nadie y mejor que nadie- sobre aquello que os interesa o es importante.

En este caso -realmente importante- hemos seguido la pista a los personajes implicados en el primer brote hispano por “droga zombie” o “droga de Hulk”, para poder ofreceros información precisa y fiable que os ayude a tomar decisiones acertadas.

Nuestro periodista titulado y especializado en asuntos extraños -Sandro Gino- ha conseguido contactar con el único superviviente conocido a esta droga, tras haber hecho un exhaustivo repaso y análisis que aquí os ofrecemos con la información disponible.

¿Qué es la flakka?

Moleculas

La flakka es una nueva droga, de la familia de las bath salts o sales de baño, que fueron las responsables de la ola de canibalismo en Miami que provocó casos trágicos, como el de un indigente atacado a mordiscos, por un usuario de la “droga caníbal” o MDPV. Esta persona perdió parte de su rostro y que fue salvado “in extremis” por un policía que pudo efectuar precisos disparos contra el atacante, que sufría un proceso de conversión zombie inmunizándole contra ataques. La víctima aun será sometida a diversas cirugías reconstructivas, porque ni las balas pudieron matar al atacante rápido debido a su estado zombie-caníbal.

Tras la prohibición mundial de la droga caníbal o MDPV, los perversos narcotraficantes inmediatamente buscaron un nuevo compuesto que burlase las leyes de nuevo y pudiera darles enormes beneficios de forma rápida. Y parece ser que lo encontraron, porque la velocidad y alcance que está tomando el consumo de flakka en USA -y ahora en el resto del planeta- es comparado por los expertos con la epidemia de crack de los años 80, por la intensidad y fuerza con la que los adictos se enganchan a esta nueva droga.

El compuesto exacto que lleva la flakka es, según nos dice la BBC, el alpha-PVP aunque modificado: con un nuevo nombre pero más adictivo. Esto es debido a que la adicción es buena para el negocio y la flakka resulta ser de uso compulsivo. No sólo nos advierten raudos sobre esta novísima droga, sino que siendo ésta la 2ª generación de drogas “sales de baño” ya nos previenen de que existe una 3ª generación basada en el uso de catinona sintética -si fuera natural, obviamente, no sería dañina- y conocida como “Ethylone” que también se vende ya como si fuera flakka: tienen tanto éxito las nuevas drogas que se venden sin publicidad, porque los usuarios quedan totalmente sometidos a la adicción. Y debe ser cierto, porque aseguran que en Europa se han confiscado ya hasta 1'5 toneladas de alpha-PVP, aunque es posible que nosotros no los supiéramos para no darles ideas a los traficantes y que esos datos fueran secretos, manejados solo por la inteligencia de UK. El estado siempre cuida de nosotros aunque no entendamos sus caminos.

Nuestro compañeros de “El Correo.com” -Edición Bizkaia- nos comentan que existen otras formas de llamar al compuesto y que todas las sospechas han acabado confirmando su presencia temida en nuestro país. Para ellos, el compuesto es la “metatinona” [sic] que es una variación química de las “sales de baño”. La “metatinona” de estos vizcaínos tiene como propiedades a destacar que es sintética, de muy fácil acceso, y que uno de sus efectos provocados es la “muerte o lesiones irreversibles”. Cuando no te mata -que es lo más normal- uno experimenta alucinaciones, paranoia, agresividad máxima y la sensación de superfuerza que ha provocado que los usuarios la bauticen como “la droga de Hulk”, en alusión al personaje de cómic que desataba desde su cuerpo una fuerza sobrehumana.

En este aspecto cabe destacar que, de nuevo, es una misteriosa localidad de las Islas Baleares la que parece estar en el ojo del huracán del más puntero tráfico de drogas: Magaluf. El año pasado, esta localidad, saltó a todos los televisores porque a cambio de una botella de vino -presuntamente- una turista sajona realizó una felación masiva a aquellos machos presentes en el local -o “mamading”- y que se dejasen hacer de forma voluntaria. ¿Qué tenía ese vino? ¿Se lo dieron tras el ejercicio de cuello o antes del mismo? ¿No le resulta a nadie extraño que no pidiera más que una “botella de vino” por semejante esfuerzo?

Sin perder nunca de vista la felación -las cosas como son- debemos recordar que fue por Magaluf por donde el año pasado hizo su entrada en España la “droga caníbal” o MDPV. Las mejores drogas, las más nuevas y las más punteras aparecen siempre en Magaluf. Técnicas de sexualidad colectiva como el mamading grupal saltan de allí a nuestras pantallas. ¿Ha robado Magaluf la magia erótico-embriagante a la propia y naíf Ibiza? ¿O es sólo un negocio bien montado, entre los químicos más audaces y las turistas más desinhibidas? No lo sabemos aún, pero está claro que estas cosas no pasan en un sitio sin una razón específica, aunque en este caso no podamos más que intuirla como en otros tantos casos con extrañas drogas de por medio. Lo que si parece obvio, es el tremendo peligro que corre la población de las Islas Baleares al tener que lidiar con traficantes y usuarios de estas drogas.

Tenemos claro ya, gracias a series como “The Walking Dead”, que el movimiento zombie está ganando más peso cada día. Y mientras para algunos no es más que un elemento colorido con el que adornar su tiempo libre y hacer playbacks grupales del “Thriller” de Michael Jackson, otros ven en esta tribu urbana el motivo de sus vidas: ser zombie para ellos no es una simple moda o pose pasajero.

¿Qué ocurrirá, por ejemplo, si en una convención de zombies en las Islas Baleares, se mezclasen “droga caníbal” y “droga zombie o de Hulk”? ¿Alguien se ha planteado qué podría ocurrir si además de pasar largos periodos como zombies, tienen la necesidad imperiosa de alimentarse de carne humana ajena? Como sociedad tendríamos que estar tomando ya serias medidas para que esta situación, que ya no es un escenario teórico, pueda ser atajada con brevedad y sin bajas humanas en caso de ocurrir (lo que nos parece una cuestión de tiempo, porque acabará ocurriendo: las drogas jamás perdonan). En USA no lo dudan, aunque el sujeto esté desarmado, lo mejor es un tiro a la cabeza para que no se transforme más y ponga en peligro a más personas; y la fiscalía apoya ese proceder porque se preocupa de la salud de sus ciudadanos, no como aquí hacemos. Gracias al “correo vizcaíno” sabemos que otra forma de administrarse esta droga es a través de los “cigarrillos electrónicos”, porque ningún otro medio lo menciona y es importante que veamos esos aparatos como el peligro que realmente son: un vector zombie.

Aparte de que la flakka causa los mismos efectos que otros estimulantes cuando se toman en exceso, como midriasis, tensión muscular, bruxismo, ansiedad, paranoia, etc., hay un efecto que la hace especial: el impulso que imprime -a algunos seres humanos de los que la consumen- hacia comportamientos de pura dendrofilia. Hace unos meses, la policía de Florida detuvo a un sujeto bajo el efecto de la flakka: no sólo había consumido drogas, que ya es delito, sino que blasfemaba, expresaba herejías y en un acto de cierta connotación ritualística quería follarse a un árbol, como si se tratase del “akelarre satánico” más típico. La policía, que siempre cuida de nosotros como ciudadanos como una madre a un hijo, no tuvo la precaución de considerarle peligroso, y en mitad de la interrumpida cópula con el árbol le reprendió: la respuesta fue aterradora porque este hombre le quitó una insignia al agente e intentó apuñalarle con ella.

El agente de policía, en un acto bondadoso pero poco calculado sobre su seguridad, sacó su arma “no letal” de energía eléctrica (taser) en lugar de usar su arma reglamentaria y disparó al peligroso usuario de drogas con los paralizantes electrodos. Pero estos lejos de hacer efecto parecieron gustarle al sujeto, quien se los arrancó el mismo y los lanzó hacia el policía, mientras le aseguraba que era Dios (al ser un ritual, era Satán quien hablaba por él) en persona. Viendo el policía que le habría venido mejor tener agua bendita a mano que un arma taser, decidió utilizar métodos tradicionales y redujo finalmente al neo-zombie calzándole un par de hostias en la jeta, mientras el sujeto recuperaba la compostura. No paró de gritar que era dios mientras lo esposaban y llevaban detenido, pero no ya el mismo dios tras las hostias porque entonces era Thor, el dios nórdico. ¿Por qué a nadie le llamó la atención algo así? Sospechoso, ¿verdad? Hay una cosa que queda sin explicar: ¿por qué a algunos usuarios hacen falta 4 policías para reducirles y a otros 8 ó 9? Puede ser que esa variación de “la fuerza” sobrehumana dependa del ritual que uno invoque, ya sea a un dios cristiano o a uno nórdico, con resultados diferentes.

Y llegamos al plato fuerte como os anunciamos: hemos hablado con el “primer superviviente” de la flakka. Así como deja claro el excelente texto de El Mundo.es y su reportera estrella, Laura Jurado, cuando narra que, hasta este caso, la droga zombie o flakka no había perdonado la vida de nadie que la hubiera probado, ha sido en España donde hemos asistido al milagro. Como dice la conocida periodista, experta en drogas y ciencia, “todos sus precedentes clínicos acabaron en muerte” y “no existe antídoto”. Tal vez, gracias a este sorprendente caso de supervivencia al límite de lo farmacológico, sirva como en el caso del “virus ébola” para que la sangre y fluidos de una persona que haya sobrevivido a la experiencia se conviertan en vehículo de vida para otras personas: tal vez ahora con el milagro que ha permitido vivir a Dorian (así se llama el superviviente) podamos romper esa fatídica marca, por la que tomar flakka equivalía a una muerte segura, creando medicinas desde su sangre superior.

Tras sobornar a varios trabajadores del hospital, conseguimos nombre, apellidos y datos de residencia de este valiosísimo ser humano, cuya vida es más fuerte que la propia muerte y la encara sin miedo. Aunque es inglés y ya estaba -tras recuperarse del todo- en su casa, el señor Gray aceptó respondernos algunas preguntas y zanjar el tema, ya que no desea ser conocido públicamente.

-Dinos Dorian, ahora que lo puedes pensar sin estar bajo la influencia de la flakka, ¿puedes explicarnos cómo llegaste a mantener relaciones sexuales con árboles?

+¿Por qué no? Las hojas con su seductor verde, la madera con su nobleza, las ramas juguetonas, y el polen con las flores desprendidas del rítmico movimiento acompasado te hacen entender que el amor ínter-especies te puede llenar tanto o más que una relación convencional. Y sin tanto razonamiento... ¿es que no ves cómo van provocando? La culpa es de las semillas, que les visten como putas.

PS: todos los datos anteriormente dados han sido facilitados por diversos medios, algunos nombrados y otros no, desde la tonelada y media de alfa-PVP incautada en Europa a que la flakka no había perdonado la vida de nadie hasta esta ocasión. Espero que este resumen sirva de referencia a los periodistas que luchan por hacernos llegar información relevante de verdad, de la que salva vidas.

 

Gráfico 'Flakka' por Raúl Martínez - http://raulmar.es/