El famoso rapero estadounidense fue reanimado por las autoridades tras sufrir un colapso el pasado 9 de Febrero.

El rapero DMX a punto de morir por una sobredosis

Escrito por el . Publicado en Actualidad

4.7142857142857 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.71 (7 Votos)

 

El famoso rapero y actor estadounidense fue reanimado por las autoridades tras sufrir un colapso el pasado 9 de Febrero.

DMX, de nombre real Earl Simmons, es un conocido rapero de los Estados Unidos, que acaba de unirse a la lista de reanimados con Naloxona, un antagonista de los receptores opioides del que os hemos hablado en varias ocasiones, y que está salvando muchísimas vidas en la epidemia de heroína y opiáceos con receta que está sufriendo los Estados Unidos.

En esta historia hay dos versiones, aunque ambas coinciden en la descripción de los hechos, que son los siguientes: DMX fue encontrado en la tarde del 9 de febrero, desplomado junto a un BMW en el parking del hotel Ramada Inn en Yonkers, Nueva York. No respiraba y no tenía pulso.

Y aquí es donde la historia se desdobla en dos versiones muy distintas…

Por una parte el abogado de DMX, Murray Richman, confirmó en una nota de prensa que el artista había sido trasladado en ambulancia, tras realizarle una reanimación cardiaca y administrarle oxígeno, y posteriormente fue ingresado en el centro médico de Saint Joseph. Richman alegó que el incidente fue debido a una crisis asmática. Según el representante del artista, que también reconoció en su comunicado que DMX había dejado de respirar, su representado se recuperaba rápidamente y podría afrontar sus compromisos profesionales previstos.

Y por otra parte, con la comunicación oficial de las autoridades de la ciudad de Yonkers, llega una versión distinta sobre este incidente. El detective Patrick McCormack, del cuerpo de policía de Yonkers, confirmaba que en la tarde del 9 de febrero habían recibido un aviso relativo a un hombre de unos 45 años, que se encontraba inconsciente en el parking de un hotel (el Ramada Inn en Yonkers, qué curiosa coincidencia). Cuando llegaron al lugar, le administraron Narcan (el nombre comercial de la naloxona) rápidamente, consiguiendo reanimarlo, para posteriormente trasladarlo al hospital donde fue ingresado. El “problema” es que las leyes sobre privacidad le impiden identificar al sujeto al que atendieron.

Pero vamos… blanco y en botella…

Aquí podemos hacer una múltiple lectura de esta noticia, que para muchos puede parecer poco trascendental. Pero en el fondo no lo es, porque deja en evidencia el enorme problema que tienen con la epidemia descontrolada de opiáceos, el fracaso de las políticas de drogas actuales en los USA, y sobre todo, la inmensa hipocresía reinante en esta sociedad.

Primero, es la confirmación de que la naloxona se está convirtiendo en el mejor aliado de las autoridades en la contención de la terrible epidemia de opiáceos que están sufriendo en los últimos tiempos. Por lo menos, mientras se deciden a encontrar y aplicar soluciones más profundas de este problema, gracias al Narcan están consiguiendo lo más importante, salvar vidas.

Pero después, tenemos una lectura un poco más incómoda, y sobre todo triste, y es que la “maniobra” del abogado del artista, alegando que la causa de la crisis casi-letal de DMX fue un ataque de asma, deja al descubierto la criminalización y estigmatización del consumo de drogas en los Estados Unidos.
En el país de las libertades, no eres libre de consumir las sustancias que te vengan en gana. O te arriesgas a verte entre rejas, sin haber cometido ningún “delito”. Y en el caso de DMX, que cuenta con un historial de problemas con la ley considerable y que incluye todo tipo de causas y condenas (desde posesión de drogas a no pagar a tiempo la manutención de sus hijos), el llamar a los servicios de urgencias a causa de una sobredosis le puede costar, sin lugar a ninguna duda, una larga temporada entre rejas.

Así que quizá sea mejor no escandalizar a nadie, inventarse una excusa que cuele, o jugarte la vida evitando llamar a una ambulancia cuando realmente la necesites, y todos contentos… aunque todo esto parezca un poco absurdo, teniendo en cuenta que las autoridades que lo atendieron serán las encargadas de las “represalias” legales, y no el público, al que va dirigido el comunicado alegando un ataque asmático.

Demasiada mentira, y demasiada hipocresía…