Muchos ámbitos institucionales, artísticos y activistas siguen estando dirigidos por hombres. Hasta los supuestamente más horizontales y enfocados a los derechos y libertades.

Empoderamiento feminista y cannabis

Escrito por el . Publicado en Actualidad

4.4 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.40 (15 Votos)

 

Como cantaba Mr. Dynamite, a.k.a James Brown,“This is a man’s world”. Muchos ámbitos institucionales, artísticos y activistas siguen estando dirigidos por hombres. Hasta los supuestamente más horizontales y enfocados a los derechos y libertades.

Para romper con esta realidad y re-pensar sobre este asunto, llega el Encuentro de Mujeres Cannábicas, una iniciativa que tendrá su primer encuentro este jueves, 10 de marzo en Barcelona, con motivo de la feria Spannabis.

Hace unas semanas tenía dos conversaciones distintas con dos mujeres. Ambas giraban en torno al mismo tema, la industria de la marihuana. Por un lado charlaba con una amiga y por otro entrevistaba a una activista. Las dos tenían en común ser norteamericanas y haber trabajado para la industria de la marihuana y las dos expresaron en algún momento que el activismo cannábico aún seguía siendo un lugar copado por hombres (lo dijeron de una manera menos elegante que igual no viene al caso). Si esto pasa en EE.UU, país en el que el cannabis ya tiene bastantes pasos dados, gracias a la legalización de su uso medicinal e incluso recreativo en algunos estados, ¿qué es lo que pasa en España?

En España no sabemos nada sobre empoderamiento feminista y cannabis

Me di cuenta de que había leído bastante sobre la actualidad de este movimiento y de que incluso yo misma conocía a mujeres que pertenecían a él. Sin embargo, si me centraba en personas que representaran el activismo cannábico, podían sobrarme dedos de las manos.

En el llamado país de las oportunidades, EE.UU, estaba Cheryl Shuman, con un perfil muy de Beverly Hills, millonaria y auténtica business woman sacada de un reality. Más arriba, en Canadá, conocíamos a Charlo Greene o a Jodie Emery, activistas de las que no tuvieron problemas en dejar su trabajo en un conocido canal de TV en máxima audiencia con un “fuck it” por bandera, la primera, o hacer campaña por la legalización mientras su pareja estaba encarcelado, en el caso de la esposa de Marc Emery.

Entonces, justo cuando me preguntaba cómo se llamaban las activistas españolas, qué hacían, qué aspecto tenían o dónde estaban metidas, me topé con el “Encuentro de Mujeres Cannábicas”, algo muy grande que está a punto de suceder en Barcelona esta semana.

El cambio será posible con perspectiva de género o no será

Un movimiento con un ritmo tan irregular como el cannábico, en constante freno, debido a las políticas prohibicionistas y aceleración, debido a que su regulación es tendencia en todo el mundo, necesita siempre sumar para seguir adelante. Para romper con un estereotipo y cargarnos de un pistoletazo un estigma, lo importante es la riqueza de la heterogeneidad.

Pero en el mundo del cannabis también hay machismo y para conseguir ese ansiado cambio lo importante es que todos y todas nos pongamos a trabajar para conseguir un objetivo prioritario: graduar nuestras gafas violetas y trabajar por la igualdad. Este jueves, 10 de marzo se celebra el I Encuentro de Mujeres Cannábicas en Barcelona, una jornada intensa de todo un día donde mujeres diversas que comparten su preocupación por las políticas de drogas analizarán la situación actual y los retos compartidos. Un día lleno de actividades y charlas para “para conocernos y tramar juntas”. “La germinación de una semilla que ha de crecer y construirse con la participación del máximo número de mujeres posible”.

Este primer encuentro culminará el sábado 12 de marzo en Spannabis con la presentación pública de la Red como iniciativa social, política y económica. Y entonces este trabajo previo ya será una realidad con continuación de futuro. Mujeres de nuestro país de todos los ámbitos estarán trabajando en red para reivindicar y alentar la igualdad entre hombres y mujeres en el movimiento cannábico.

Entrevista a Gemma Lago, Coordinadora de la Federación de Asociaciones Cannábicas de Cataluña

Gemma LagoEn el mundo cannábico, hay machismo, estructuras patriarcales, micromachismo, techos invisibles y un largo etcétera”.

Cannabis.es: ¿Por qué decidís organizar el Encuentro de Mujeres Cannábicas?

Gemma Lago: Hay muchos motivos que han hecho posible que el día 10 de marzo realicemos nuestro primer encuentro. Las mujeres formamos parte del mundo cannábico, hemos ayudado a crear asociaciones, somos usuarias, cultivamos, somos juristas, somos médicas, investigamos, trabajamos la prevención y un largo etcétera.

Pero aún así, aún estando presentes y formando parte, nuestro sector no es ajeno a la desigualdad e inequidad que sufre la sociedad en general y vemos así la forma en que se utiliza la imagen de la mujer, las pocas veces que se hace visible, el nulo reconocimiento a nuestras necesidades, las estructuras jerárquicas y patriarcales... Cuestiones que, sumando el hecho de ser un espacio que ha vivido en la clandestinidad y la relación con las sustancias psicoactivas, han descartado a las mujeres como participantes de primera línea.

Cannabis.es: ¿En qué contexto surge este encuentro?

Gemma Lago: Nosotras estamos aquí para reivindicar nuestro espacio, nuestra voz. Para luchar desde nuestro ámbito contra la desigualdad y apostar por la perspectiva de género, por visualizar mucho más las mujeres que nos representan.

En este contexto, las mujeres usuarias de cannabis dieron un primer paso. Ahora hace un año empezaron los encuentros del Grupo de Mujeres de la CatFAC. Ellas, que vivían en primera persona la poca presencia de mujeres en las asociaciones, la poca participación, la falta de datos o de acciones que mejoraran su situación, decidieron agruparse conjuntamente para generar, en un clima entre iguales, formaciones y trabajo compartido.

Otras mujeres de ámbitos muy diferentes sentíamos la llamada a contribuir en que ese paso fuera posible también en el estado español, ya que había otras experiencias internacionales que nos daban buenas referencias y pensamos que aquí, en el momento político que vivimos, también podía resultar una red muy potente en defensa de un nuevo paradigma de drogas.

Estas diferentes mujeres se encontraron, se organizaron como grupo motor de la iniciativa, y hemos trabajado para organizar un I Encuentro, momento desde el cual, el protagonismo es de las mujeres y ellas decidirán las prioridades y las líneas futuras.

Cannabis.es: ¿Cuáles son los objetivos inmediatos?

Gemma Lago: Ahora mismo el gran objetivo es que la convocatoria para el I Encuentro sea un éxito de participación y de implicación. Detrás de esta primera llamada está REMA - Red Estatal de Mujeres Antiprohibicionistas, desde la cual definiremos y trabajaremos nuestros objetivos, que de entrada serían: visualizar las mujeres, luchar contra el doble estigma que sufrimos, empoderarnos, crear una red de presión política, reclamar la perspectiva de género en las políticas públicas, analizar nuestras necesidades específicas como mujeres... Seguro que estos van a ser algunos de los retos a alcanzar.

Ahora mismo los pasos son vernos el día 10, conocernos, trabajar juntas, ganar esa complicidad que este mes de difusión ya hemos sentido bien de cerca, concretar nuestras metas en el ámbito del cannabis y también aquellas como mujeres antiprohibicionistas. ¡Manos a la obra!

Cannabis.es: ¿Creéis que hay machismo en el mundo cannábico? ¿O más bien se trata de que hay más visibilidad de hombres que de mujeres?

Gemma Lago: Hay machismo en el mundo cannábico, estructuras patriarcales, micromachismo, techos invisibles y un largo etcétera. El mundo cannábico forma parte del mundo en general así que no se escapa, por desgracia, de los tics culturales con los que hemos crecido. Para nosotras, seguir manteniendo esta lógica a día de hoy es una elección y no una necesidad. Nosotras entendemos que el mundo cannábico tiene la oportunidad y el deber de hacer las cosas diferentes y eso implica necesariamente hacerlas de forma respetuosa con los derechos de todas las personas

Es insostenible apostar por una transformación superficial; si quieres cambiar las cosas, tienes que replantearte la base, si reivindicas derechos humanos, derechos civiles, todos y todas debemos de estar allí. Las mujeres simplemente por ser mujeres hemos sufrido mucho más la represión, la prohibición, el estigma social y es responsabilidad de todos y de todas reparar esta situación. La transformación social está en nuestras manos, pero revisar nuestras estructuras, garantizar la igualdad de oportunidades, erradicar la publicidad sexista y entender que los pequeños pasos abren grandes caminos, dependerá de la responsabilidad de cada uno de los actores implicados.

Cannabis.es: Cuando tecleas en Google mujeres y marihuana siempre aparecen imágenes relacionadas con la sexualización de la mujer. Otro de los significados asociados es mujer enferma que necesita la planta para paliar el dolor. ¿Crees que otros países nos llevan ventaja en visibilización?

Gemma Lago: Desgraciadamente el cannabis no escapa tampoco a las estrategias del capitalismo salvaje donde todos somos víctimas, la mujer es un mero instrumento de atracción comercial, con una utilidad sexual, el hombre solo consume estos productos y es un macho alfa. Está claro que ellos ganan, pero no todos los hombres se sienten cómodos con esta representación de la realidad. Y por supuesto, las mujeres reclamamos nuestra dignidad.

La mujer no se utiliza, somos seres humanos que piensan, que sienten, que trabajan, también que consumen y aún es más incomprensible que la industria del cannabis no entienda que gran parte de sus clientas esperan mucho más. Y, sobre todo, lo que esperan es la decisión política y moral de ser empresas con responsabilidad social corporativa definida, real y trabajada, que apueste por otro tipo de publicidad respetuosa con las personas y el planeta.

Cannabis.es: Parece que hay un doble reto, romper el estigma que está relacionado con la marihuana y superar el estigma de que la mujer pueda formar parte de este movimiento.

Gemma Lago: Sí, ¡y más que hay por venir! El cannabis es una oportunidad política pero sería muy poco coherente por nuestra parte si nos paráramos ahí. Somos mujeres antiprohibicionistas y esto va mucho más allá. Se trata de contribuir a un cambio de paradigma que solo será real y posible con perspectiva de género.


mujerescannabicas destacado

Conoce a las activistas cannábicas españolas y organizadoras del I Encuentro de Mujeres Cannábicas

Gemma Lago es coordinadora de la Federación de Asociaciones Cannábicas de Cataluña. Esta historiadora catalana tiene una amplia experiencia en relaciones institucionales y observación electoral. Además, está formada en política, estrategias agentes, políticas de colaboración al desarrollo y liderazgos sociales. Su experiencia y formación están enfocadas a contribuir a una construcción de un mundo en el que el eje central sean las personas y sus derechos y libertades.

Patricia Amiguet es activista cannábica, fundadora de la Asociación Pachamama y trabajadora técnica de la Federación de Asociaciones Cannábicas de Cataluña (CatFAC).

Anna Obradors es consultora y directora de la empresa We’Canna Consulting, diseñadora de Weedgest, además de socióloga.

Nuria Calzada es coordinadora estatal de Energy Control, proyecto que forma parte de la Asociación Bienestar y Desarrollo, ONG que lucha en distintos frentes para crear una sociedad más igualitaria y justa.

Clara Torrijos es periodista de Marihuana Televisión, el canal que ofrece una respuesta audiovisual a la indiferencia de los medios e instituciones en cubrir dignamente los distintos aspectos de la cultura del cannabis.

Mireia Ambrós es técnica de prevención de drogas y promoción de la salud con adolescentes y jóvenes. Desde hace 8 años y hasta la actualidad coordina programas en el ámbito educativo, realizando materiales de prevención, formando a profesionales y redactando contenidos. Además se encarga del mantenimiento de Canal Drogas, elpep.info y laclara.info.

Tré Borrás es Médico-Psiquiatra. Terapeuta familiar. Experta en adicciones y mediación familiar. Desde 1989 y hasta la actualidad es Directora del Servicio de Drogodependencias del Hospital Universitario de Sant Joan de Reus. También es Directora del Plan de acciones sobre drogas de Reus desde 2006. Ha formado parte de varios grupos de trabajo y asesoramiento del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña y del Plan Nacional Sobre Drogas (PNSD).

Celia Maestre es colaboradora en diversos proyectos cannábicos como asociaciones de consumidor@s, We’Canna Consulting y Weedgest.

fotos mujeres cannabicas

http://www.mujerescannabicas.org/