Ha fallecido Howard Marks, también conocido como Mr. Nice, uno de los narcotraficantes más icónicos del panorama cannábico mundial.

El caballero del narcotráfico sin violencia

Escrito por el . Publicado en Actualidad

4.25 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.25 (6 Votos)

 

Ha fallecido Howard Marks, también conocido como Mr. Nice, uno de los narcotraficantes más icónicos del panorama cannábico mundial.

Marks, que padecía un tipo de cáncer intestinal inoperable, fallecía este fin de semana a los 70 años de edad.

Su vida, que él mismo plasmó en una autobiografía, titulada “Mr. Nice” ha servido de inspiración para una película, protagonizada por Rhyls Ifans, que sirvió todavía más para proyectar su carismática y pacífica personalidad y su carácter afable, hasta en los negocios. 
Y es que si algo caracterizó a Howard Marks durante los años que se dedicó al narcotráfico, principalmente de hachís, fue su total rechazo a la violencia. Además, dice mucho de su carácter que nunca en su vida traficase con drogas duras.

Marks comenzó a traficar con cannabis tras graduarse en la Universidad de Oxford, en 1970, y casi sin proponérselo se convirtió en uno de los mayores distribuidores a nivel mundial (algunos afirman que llegó a controlar el 10% del tráfico mundial de esta sustancia).
No exageramos cuando decimos que fue un importante narcotraficante, y es que él mismo relata en su autobiografía que era capaz, en sus mejores años, de transportar fácilmente 30 toneladas de cannabis desde Pakistán hasta los Estados Unidos y Canadá. Queda claro que eran otros tiempos, y que Marks contaba con amigos hasta en el infierno (tenía contactos en la mafia, en el IRA, la CIA o incluso el MI6), pero desde luego, una operación de tal calibre no sería nada fácil realizarla hoy en día. Llegó a tener 43 alias distintos, 80 líneas de teléfono, y 25 empresas por todo el mundo (incluso un banco para blanquear el dinero que obtenía del tráfico de hachís).

Durante muchos años, estableció su residencia en España. Fue detenido en nuestro país en 1988, deportado a los Estados Unidos tras un proceso de extradición que duró más de un año, y finalmente condenado a 25 años de prisión en una de las cárceles más severas de Norteamérica, Terre Haute en Indiana. Obtuvo la libertad condicional 7 años más tarde, en 1995, y un año después, publicó su autobiografía, el best-seller “Mr. Nice”, que escribió durante sus años de presidio.

Fue un personaje interesante, cultivado (estudió Ciencias Naturales en la Universidad de Oxford, Física en la Universidad de Londres y Filosofía de la Ciencia en la Universidad de Sussex, incluso fue rector honorario de la Caledonian University de Glasgow). Fue profesor y escritor de varios libros y articulista en varias revistas, llevó adelante un sello discográfico llamado Bothered, fue DJ, creó su propio banco de semillas, hasta llegó a presentarse a las elecciones del Parlamento Británico en 1997… cómo no defendiendo la legalización del cannabis en el Reino Unido.

En Enero del año pasado hizo pública su enfermedad, y en sus últimos años siguió ejerciendo como activista cannábico, un activismo que él enfocaba principalmente a los usos recreativos del cannabis.

Su eterna sonrisa y su inspiradora historia, siempre nos acompañará. Buen viaje Mr. Nice. Y gracias por todo.