Mientras la regulación cannábica se abre paso en estados como Connecticut, en otros como Vermont, la marihuana se topa de bruces con la negativa para legalizar su consumo entre adultos.

Avances y retrocesos cannábicos en EEUU

Escrito por el . Publicado en Actualidad

4.4375 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.44 (8 Votos)

 

Mientras la regulación cannábica se abre paso en estados como Connecticut, en otros como Vermont, la marihuana se topa de bruces con la negativa para legalizar su consumo entre adultos.

Los Estados Unidos están sirviendo de referente y ejemplo para los movimientos en pro de la legalización del consumo lúdico y terapéutico del cannabis. Las buenas nuevas más recientes que nos llegan del otro lado del charco hablan de avances muy positivos en Connecticut hacia una legalización de las aplicaciones terapéuticas de la planta en menores.

Os recordamos que hasta el momento, 23 estados permiten el acceso al cannabis con fines terapéuticos, y otros 5 han legalizado el consumo recreativo.

Todos los datos apuntan a que Connecticut será el siguiente estado en sumarse a la utilización terapéutica de la marihuana, lo que supondrá la llegada de los cambios reguladores a la región de Nueva Inglaterra, la “nueva frontera” de las reformas políticas en lo relativo al cannabis en los Estados Unidos. Además, lo más importante de este dato es que los cambios propuestos en las políticas de drogas de este estado se han llevado a cabo para beneficiar a los menores de edad que sufran de enfermedades susceptibles de ser tratadas con cannabinoides.

Eric Coleman, senador demócrata del estado de Connecticut afirmó poco antes de votar a favor de la medida que “los padres no deberían verse obligados a elegir entre romper la ley o hacer lo necesario para intentar llevar alivio a sus hijos enfermos”.

Pero no es oro todo lo que reluce.

Vermont, estado también perteneciente a la región de Nueva Inglaterra, ha rechazado varias propuestas de legalización del cannabis presentadas la pasada semana. Una de ellas, presentaba una iniciativa para legalizar el consumo a los mayores de 21 años. Aunque se trataba de una propuesta más comedida que en otros estados, ya que no habría legalizado el consumo de comestibles cannábicos, ni el autocultivo, y las ventas legales no habrían tenido efecto hasta 2018, fue rechazada por las votaciones de la cámara de representantes.
La otra, proponía la descriminalización de la posesión y del cultivo de hasta 2 plantas de marihuana por hogar, y fue también rechazada de pleno.

Pero esta negativa no cierra las puertas a una posible regulación futura, tal y como declaró Chip Conquest, portavoz del estado responsable de una de las propuestas: “Creo que la legalización llegará a Vermont. Pienso que, a raíz de lo que está sucediendo en otros estados, y sobre todo por la naturaleza misma del estado de Vermont, hay muchas posibilidades de que tengamos en cuenta la legalización de la marihuana en un futuro muy próximo, y creo que deberíamos prepararnos para ello”.