La medida se pondrá en funcionamiento a partir de 2017, y las recetas sustituirán al permiso específico del Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios (BfArM) que era obligatorio hasta ahora.

Alemania dispensará cannabis medicinal

Escrito por el . Publicado en Actualidad

4.5714285714286 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.57 (7 Votos)

 

La medida se pondrá en funcionamiento a partir de 2017, y las recetas sustituirán al permiso específico del Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios (BfArM) que era obligatorio hasta ahora.

En Alemania ya se suministraba cannabis con fines terapéuticos a los enfermos que lo requerían, siguiendo unas estrictas normas y autorizaciones estatales. En 2014, Alemania importó casi 50 Kg de cannabis con esa finalidad, cifra que aumentó hasta los 94 Kg en 2015, material importado principalmente desde Holanda, y a un precio estimado de 18 euros/gramo.

Son más de 600 los pacientes que hasta ahora adquirían su tratamiento de marihuana terapéutica en las farmacias (en forma de cogollos o de extractos de la planta) gracias a la autorización del BfArM.

Pero con la nueva ley anunciada ayer, la situación cambia muy positivamente para ellos.
Ya no será necesaria la autorización, ya que los médicos podrán recetar directamente los tratamientos con productos cannábicos, pero lo más importante del cambio es que el sistema alemán de seguridad social y las mutuas asumirán los costes de los tratamientos, que hasta ahora recaían en los enfermos. El nuevo proyecto de ley aprobado ayer en el Consejo de Ministros alemán, estipula que el coste medio de un tratamiento autorizado con cannabis es de aproximadamente 540 euros mensuales, pudiendo alcanzar, en los casos más graves, los 1.800 euros al mes.

Hasta que el país cuente con sus propios cultivos, controlados y desarrollados por el estado alemán (cultivos sometidos a estrictos controles de calidad y que servirán también para desarrollar nuevos estudios clínicos sobre los beneficios terapéuticos de la planta), seguirán importando el cannabis como lo han hecho hasta el momento.

Hermann Gröhe, ministro de Sanidad, advirtió que “no va a haber una legalización del cannabis con fines recreativos” ya que no consideran el cannabis como una sustancia “inofensiva”. “Nuestro objetivo es que la gente con enfermedades graves sea tratada de la mejor manera posible” indicó Gröhe, a lo que la comisionada del Gobierno alemán sobre Drogas, Marlene Motler añadió: “Aprovechamos el potencial sin poner en juego la salud de los ciudadanos. Se trata de una política de farmacia y de salud moderna”.

Se trata de un buen primer paso para el país centroeuropeo, en sintonía con los cambios que están surgiendo en otros países del mundo como Uruguay, Colombia, México o Estados Unidos, y que va a beneficiar considerablemente a enfermos de cáncer, hepatitis C, glaucoma, Sida, Parkinson y otras muchas patologías donde el cannabis puede jugar un papel muy importante como terapia.