Científicos del Instituto Salk, una referencia mundial en el mundo de la biología, han desarrollado un estudio que apunta que ciertos cannabinoides como el THC podrían ser beneficiosos en la lucha contra el Alzheimer.

Cannabinoides contra el Alzheimer

Escrito por el . Publicado en Actualidad

4.4230769230769 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.42 (13 Votos)

 

Científicos del Instituto Salk, una referencia mundial en el mundo de la biología, han desarrollado un estudio que apunta que ciertos cannabinoides como el THC podrían ser beneficiosos en la lucha contra el Alzheimer.

El estudio, dirigido por el profesor David Schubert ha encontrado pruebas preliminares en los experimentos que han realizado en neuronas cultivadas en laboratorio, que apuntan a que el Tetrahidrocannabinol (THC), el principal compuesto psicoactivo del cannabis, podría ser muy útil como terapia frente a la inflamación que se produce en las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer.

En particular, el THC ayudaría a la eliminación de las “placas seniles”, depósitos que se encuentran en el cerebro de los afectados por esta enfermedad, y cuyo principal componente es la beta-amiloide y que, según el estudio, podría ser eliminado a nivel celular con el uso de THC.

“Aunque otros estudios han aportado pruebas de que los cannabinoides podrían ser neuroprotectores contra los síntomas del Alzheimer, creemos que nuestro estudio es el primero en demostrar que los cannabinoides afectan tanto a la inflamación como a la acumulación de la beta-amiloide en las células nerviosas” afirmó el profesor Schubert a Science Daily.

Es bien sabido por los científicos que la beta-amiloide se va acumulando entre las células nerviosas del cerebro mucho tiempo antes de la aparición de los síntomas del Alzheimer y de la aparición de las “placas seniles”, características de esta enfermedad. Pero el papel preciso de la beta-amiloide y de las placas que forma en el proceso y desarrollo de la enfermedad, todavía sigue sin esclarecer.

En otros estudios realizados por el Instituto Salk, los investigadores descubrieron que los altos niveles de beta-amiloide estaban asociados a la inflamación celular y a altas tasas de muerte neuronal. Demostraron también, que la exposición de las células al THC reduce los niveles de la proteína beta-amilasa y reducía también la respuesta inflamatoria de las células nerviosas causadas por esta proteína, permitiendo la supervivencia de las mismas.

Las células del cerebro humano cuentan con unos interruptores, conocidos como “receptores” que pueden ser activados por los endocannabinoides, una clase de lípidos generados por el cuerpo que se emplean en la comunicación intercelular del cerebro. Los efectos psicoactivos de la marihuana son causados por el THC, una molécula de actividad similar a los endocannabinoides que pueden activar los mismos receptores. La actividad física tiene como resultado la producción de endocannabinoides, y algunos estudios también han demostrado que el ejercicio puede frenar la progresión del Alzheimer.

De nuevo, el sistema endocannabinoide del organismo humano demuestra que el cannabis puede tener aplicaciones no exploradas hasta el momento que podrían ayudar a salvar vidas, o por lo menos, a aumentar la calidad de vida en situaciones de patologías tan desconocidas como lo es el Alzheimer.