Cada estación del año tiene sus tradiciones: Carnaval en Primavera, Navidad en Invierno y, en el verano, además de los chiringuitos, las terrazas o las reposiciones de Verano Azul, las noticias sobre “nuevas y peligrosas drogas” basadas en hechos anecdóticos o directamente falsos son tan típicos de la época estival como las vacaciones en Benidorm.

Nuevas y terroríficas drogas del verano (1): la salchipapa

Escrito por el . Publicado en Actualidad

3.0769230769231 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.08 (26 Votos)

 

Cada estación del año tiene sus tradiciones: Carnaval en Primavera, Navidad en Invierno y, en el verano, además de los chiringuitos, las terrazas o las reposiciones de Verano Azul, las noticias sobre “nuevas y peligrosas drogas” basadas en hechos anecdóticos o directamente falsos son tan típicos de la época estival como las vacaciones en Benidorm.

Así que comenzaremos una serie dedicada a analizar las historias míticas, leyendas urbanas y cuentos de terror que la prensa inventa en una temporada del año en la que escasean las noticias. Mi idea era hacer un análisis retrospectivo, empezando por las más recientes y terminando por las más antiguas. Cuando casi tenía terminado mi artículo sobre el krokodil descubrí que otro colaborador de este medio se había adelantado, con un texto tan brillante que poco puedo añadir sobre el tema sin caer en la redundancia.

Sí me gustaría comentar mi experiencia con el tema del krokodil. En los últimos tres días he recibido peticiones de siete medios de comunicación (tres de ellos de ámbito nacional) para entrevistarme sobre el tema. Tras explicar al reportero mi punto de vista y enviarles documentación objetiva, les he recalcado que sólo intervendría en medios para desmentir la noticia, señalar sus incongruencias y criticar el papel de la prensa y algunos profesionales ávidos de atención mediática. En todos los casos el periodista me ha terminado dando la razón, pero me ha dicho que antes de entrevistarme “tenía que consultar con el director”. De los siete medios tan solo uno (Radio Nacional de España) se ha comprometido a grabar una entrevista en profundidad sobre el tema desde esta perspectiva.

Pues lo que les contaba antes, que me han chafado mi artículo sobre el krokodil para este medio y no ando hoy con muchas ganas de revisar documentación sobre estramonio, sales de baños, tusibís, drogas que te convierten en Hulk y otras fábulas veraniegas. Así que se me ocurre que, empleando la misma metodología que la revista Adicciones en su artículo sobre el krokodil (el relato oral de un paciente sin ningún otro dato que justifique la hipótesis y una nula capacidad de sentido crítico), les voy a revelar a los lectores la verdadera nueva droga de moda este año: la salchipapa.

El nitrito de sodio (E-250) es un aditivo frecuente en las salchichas. La reacción química que aparece con el almidón de la patata al someter la mezcla a altas temperaturas da lugar al nitrato sódico de almidón, droga química de propiedades estimulantes, muy adictiva y típica de los países sudamericanos. Como bien señala la entrada de Wikipedia sobre la salchipapa, “son vendidas hasta altas horas de la noche” en esos países precisamente para poder aguantar las sesiones de ritmos latinos que pueden durar hasta tres días. Lo que hasta hace poco era un problema sólo en los países de Sudamérica se ha ido difundiendo hasta Estados Unidos y a España… por culpa de los inmigrantes. Ya se sabe, la culpa de que lleguen nuevas drogas suele ser de los de fuera. Los chinos llevaron el opio a Estados Unidos, los moros nos metieron el cannabis en España... Y no lo digo yo porque sea racista, oiga, lo de la Salchipapa y los latinos sale también en la Wikipedia.

El asunto comienza a alarmar a médicos y expertos, preocupados por el auge de la salchipapa en España. Esta nueva droga empieza a adquirir proporciones epidémicas y se ha detectado su consumo en adolescentes y hasta en niños de ocho años. Pero todas las alertas han saltado desde que Leticia Sabater le ha dedicado una canción a la salchipapa. La polifacética artista, intérprete del Leti-Rap, presentadora de “A mediodía alegría” o concursante de “Hotel Glam” ha convertido su tema “La Salchipapa” en uno de los hits del verano: el video oficial lleva más de tres millones de visitas en menos de un mes.

El doctor Amapolo Farlopez, presidente de la FCVFDTE (Fundación Contra el Vicio, el Fornicio y el Droguerío de Torremocha de Enmedio) es rotundo. “Las consecuencias de la salchipapa no son inmediatas, pero dentro de unos años asistiremos a una auténtica epidemia que ya se está viendo en algunos servicios de Urgencias”. Para el profesor Espidio Lisérgico, diplomado en Drogodependencias por la Academia Virtual Chanchullez, “el video de Leticia Sabater muestra todos los síntomas típicos de la adicción a la salchipapa: coloración verde-amarillo-rosa-azulada del cabello, acúmulo de grasa, inexpresividad facial, hinchazón de las glándulas mamarias, movimientos convulsivos de los brazos, lenguaje repetitivo e incoherente como tikitikitikitakatakataka… ”.Otro experto en la materia es Pablo García Ahogado. Este ex-campeón del mundo de pelota vasca que vio su vida arruinada por culpa de la droga caníbal y que ahora rehabilita a monjas toxicómanas a base de guantazos en un reality, es rotundo: “Leticia es un referente para los niños y los gays. Estos colectivos son muy sensibles a la droga y el vicio y con su canción está banalizando algo muy grave. Se están perdiendo los principios y los valores. Con Franco estas cosas no pasaban.

Las redes sociales van más allá. Algunos comentarios en Facebook y Twitter especulan con las conexiones entre Leticia y los clanes de la droga latinoamericanos, que estarían introduciendo la nueva droga en nuestro país de forma deliberada. La salchipapa es conocida en Finlandia como Fronzĕ, muy parecido al título del musical en el que la diva participó hace unos meses. Algunos internautas han señalado que la reconstrucción del himen es uno de los ritos iniciáticos en el salchipapismo, y precisamente Leticia pasó por el quirófano hace poco por este motivo.

A partir de la próxima entrega hablaremos de historias absurdas y estúpidas sobre drogas que aparecen en la prensa y que tienen la misma base que la noticia sobre el krokodil o mi teoría sobre la salchipapa. Por cierto, invito a los lectores a que difundan la noticia sobre la amenaza de la salchipapa entre sus compañeros de trabajo, vecinas y en las redes sociales. Porque estoy convencido de que se la podríamos colar a algún medio de esos que van de serios y solventes. Y pago una cena en un restaurante con Estrellas Michelín a quien lo consiga.

Anímense, les aseguro que no es tan complicado.