La embajada neerlandesa trolea a la capital de EE.UU

Ámsterdam contra Washington DC

Escrito por el . Publicado en Actualidad

4 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.00 (5 Votos)

 

La embajada neerlandesa trolea a la capital de EE.UU

Sí, sí, como lo estás leyendo. Pelea mediática al más puro estilo patio del recreo entre la embajada de Países Bajos en EE.UU y la alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser. Todo este barullo fue provocado por una extracto de una información oficial publicada a finales del pasado mes de febrero, el día 26, momento en el que el Distrito de Columbia legalizó la iniciativa 71 para la legalización de la marihuana.

Este panfleto informativo se estructuraba en una serie de preguntas con respuesta que daban luz a los ciudadanos de Washington DC sobre los límites de esta nueva ley aprobada. Una de esas cuestiones era “Is DC going to become like Amsterdam?” (“¿Se va a convertir el DC en Ámsterdam?”) junto con la respuesta: “No, nuestra ley solo permite a los adultos de más de 21 años su uso en casa. No tenemos coffeeshops donde se pueda fumar o vender marihuana”. Esta indicación tan concreta del consistorio washingtoniano no ha sentado nada bien a la embajada neerlandesa que no ha dudado ni un momento en salir en su defensa en sus redes sociales oficiales. Hasta han hecho una infografía, que puedes leer en este artículo, señalando las diferencias entre las dos ciudades, porque, según ellos, la pregunta dejaba ocultos algunos prejuicios obvios, ¿es acaso malo parecerse a Ámsterdam? ¿No saben en el país norteamericano que Ámsterdam es una ciudad dentro de la provincia de Holanda que pertenece a Países Bajos?, es decir, ¿que la ley de los coffeeshops va más allá de las fronteras de la ciudad del turismo cannábico por antonomasia? El asunto ha trascendido tanto que hasta medios tan importantes como Washington Post lo han publicado.

Diferencias entre Washington DC y Ámsterdam

La embajada de Países Bajos no se ha limitado solo a comparar las diferencias entre las leyes que regulan la posesión de la marihuana y ha dejado claro que Ámsterdam no es Washington DC porque, según ellos, es mucho mejor. Hay más museos, más canales, más población y muchos más carriles bicis y tranvías.

En cuanto a la cantidad de marihuana permitida a cada residente, la embajada ha recordado que las leyes neerlandesas son menos permisivas que las washingtonianas, ya que solo se permite comprar 5 gramos al día por persona en un coffeeshop y cultivar 5 plantas para el consumo personal en el hogar, porque otro tipo de cultivo, la venta, distribución, entrega o transporte están prohibidos. En Washington DC está permitido llevar hasta 2 onzas (56,99 gramos) y se permite intercambiar 1 onza de persona a persona (sin que se produzca ninguna transacción comercial). También se permite tener hasta 6 plantas por persona para consumo personal (12 por unidad de alquiler).

infografía amsvsdc

La iniciativa 71

El gobierno de Washington DC no ha querido dejar pasar lo oportunidad de remarcar lo que está permitido y lo que no con la aprobación de esta ley y ha publicado un vídeo donde recuerda que la iniciativa 71 es muy estricta. No se puede fumar marihuana en lugares públicos, ni siquiera si te encuentras dentro de tu coche en la calle. Puedes tener encima hasta 2 onzas (casi 57 gramos), pero no hay que olvidar que a nivel federal está prohibido. Por lo tanto, recuerdan que es totalmente ilegal estar en posesión de marihuana en lugares como el monumento a Abraham Lincoln o el parque Meridian Hill. Otro de los recordatorios es que solo puedes fumar en tu propia casa y esto no incluye el jardín común con tus vecinos o la puerta. O fumas dentro o fumas en tu propio jardín. Y por supuesto, nada de vender ni de ser consumida por personas menores de 21 años. Si quieres tener marihuana, tienes que plantarla o alguien tiene que regalártela, por ahora no es posible venderla ni gravarla.

¿Entonces por qué desde el gobierno del Distrito de Columbia no querían compararse con Ámsterdam? Todo indica a que estaban insinuando que la legislación de Adam les parece más relajada y que ellos van a ser mucho más duros. Sin embargo, desde 2013, no en todos los coffee shops del país neerlandés se puede comprar marihuana, ya que la ley se restringió solo a los mayores de 18 años residentes en Países Bajos. Todos estos detalles y muchos más quedan explicados en el artículo que la embajada escribe con todas las aclaraciones. Y finalizan con un dato, las edades de la población neerlandesa comprendidas entre los 15 y 64 años tienen una tasa de consumo del 25,7% frente al 41,5% de los EE.UU.

¿Sacamos algo útil de esta trifulca?

Leía un post de la página Washingtonian que decía que Ámsterdam tendría una gran infraestructura para bicicletas y encantadores canales, pero absolutamente ningún sentido del humor. Y mi pregunta es, además de la pelea que ha generado entre ambos bandos, ¿sacamos algo en claro aquí en el debate sobre la legalización? Más allá de echarse cosas en cara en la línea “y yo más y tú menos”, ¿mencionan en algún momento el gran paso en las libertades individuales o la salud de sus ciudadanos? Por el momento la alcaldesa Muriel Bowser no se ha pronunciado sobre la curiosa infografía neerlandesa y el revuelo que ha causado en la red y algunos medios, pero estaremos atentas por si hay nuevos movimientos en esta historia, en la que si una cosa nos ha quedado clara, es que el Dutch Style es directo y no se achanta ante ninguna autoridad, aunque tengan que trolear al mismísimo gobierno norteamericano del distrito de Columbia, Washington DC, lugar donde se encuentra su embajada.