La empresa colombiana de capital español Med Colombia, dirigida por un joven emprendedor español, ha obtenido una de las licencias que han sido autorizadas en por el Ministerio de Salud colombiano para fabricar derivados del cannabis con fines médicos y científicos. Bajo la Ley 1787, conocida con Ley Galán, un total de seis empresas del país han obtenido los permisos.

Empresa de capital español obtiene la licencia para fabricar derivados de cannabis medicinal

Escrito por . Publicado en Actualidad

2.375 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 2.38 (8 Votos)
Med Colombia obtiene autorización de cannabis medicinal

 

Una empresa colombiana de capital español dirigida por un joven emprendedor ha obtenido una de las licencias que han sido autorizadas en por el Ministerio de Salud colombiano para fabricar derivados del cannabis con fines médicos y científicos. Bajo la Ley 1787, conocida con Ley Galán, un total de seis empresas del país han obtenido los permisos.

Según ha informado el gerente de la compañía Med Colombia, Iván Bravo, esto supone un paso significativo para Latinoamérica y en especial para Colombia que seguramente empezará a liderar la investigación y fabricación de productos derivados de cannabis, con el fin de mejorar las condiciones de salud de miles de personas que no han obtenido resultados positivos con los productos farmacéuticos tradicionales

La empresa Med Colombia, con presencia en Colombia desde 2015,  está realizando alianzas estratégicas con diferentes universidades del país para continuar en su proceso de investigación y desarrollo de nuevos productos medicinales a base de la planta del cannabis.

“Es nuestro compromiso con el país no sólo poner a disposición de la comunidad científica una nueva propuesta medicinal a base de cannabis, sino abrir un espacio para una industria creciente en la que Colombia tiene un gran potencial”, explica Iván Bravo, gerente de Med Colombia y también de Sativa Distribuciones SAS.

Al igual que muchos españoles, Iván Bravo, se vio obligado a abandonar España debido a la crisis económica, y ha sido en Colombia donde ha encontrado su oportunidad de trabajar en un mercado emergente de gran proyección en los ámbitos científico y académico, aprovechando tres de los activos fundamentales que reúne el país: la legislación favorable, el acceso a profesionales cualificados y el clima adecuado.

La vocación científica es prioritaria para la empresa y, según nos cuenta Iván Bravo, desde hace años colaboran con la Universidad de Cundinamarca (UCondinamarca) y fruto de esta alianza estratégica, ahora Med Colombia se dedicará a la investigación, pruebas de campo, al desarrollo y la reproducción de variedades de cannabis con fines medicinales y de cáñamo industrial, mediante el empleo de técnicas innovadoras, como son la selección asistida por marcadores genéticos moleculares, el análisis de cannabinoides y terpenos mediante cromatografía de gases con detector de ionización de llama, o la propagación y mantenimiento de genéticas in vitro.

Ahora MED Colombia investiga con plantas poliploides y también están llevando a cabo un programa de desarrollo de variedades de cáñamo industrial.

Iván Bravo aspira a consolidar la compañía como proveedora a gran escala de organizaciones, universidades y compañías: “queremos ser la respuesta a la demanda de los profesionales de la salud, las instituciones de investigación, las iniciativas estatales de investigación y los consumidores”.

Junto a Med Colombia y las otras cinco empresas que han obtenido sus licencias bajo este reglamento, ya son doce las compañías autorizadas para desarrollar esta actividad en Colombia. Este permiso posibilita, dependiendo de las modalidades en las que se haya solicitado, la fabricación, exportación, investigación, comercialización y distribución de los derivados de cannabis psicoactivo.

Al igual que la empresa colombo española Med Colombia, otros de los nuevos licenciatarios cuentan con capitales extranjeros pero todas están ubicadas y creadas en Colombia.

Mientras, en España –donde se dan las licencias a cuentagotas- la farmacéutica Alcaliber (perteneciente a un grupo controlado por Torreal, la sociedad de inversión del empresario Juan Abelló) ha recibido la autorización del gobierno español para importar, exportar, distribuir y producir cannabis medicinal. Alcaliber se ha visto reforzada con este permiso y ahora acaba de aliarse con una de las empresas más potentes del mercado cannábico canadiense, Canopy Growth Corporation, para comenzar su actividad en el sector.