En los últimos días vienen sucendiéndose una serie de hechos que pueden pasar desapercibidos al público en general pero que sacuden los principios democráticos al vulnerarse la libertad de expresión ¿Y quién lo está llevando a cabo? ¿Contra quién? Pues concretamente, y después de varios episodios aislados cometidos por otras grandes compañías de social network, esta vez se trata del gigante de vídeo en red, YouTube. Supuestamente hay cirtos contenidos relacionados con el cannabis que vulneran sus políticas. Es una compañía privada y puede censurar lo que quiera, pero... ¿es ético? ¿es anacrónico? Compañeros, colaboradores y clientes, como los bancosSensi Seeds, Dinafem, Buddha Seeds Bank, han visto en poco tiempo como sus cuentas de YouTube, de Instagram en el caso de Sensi, se veian cerradas de forma unilateral. Hoy amanecemos con la noticia de que a Marihuana TV le han censurado igualmente su cuenta, una web de noticias. No una empresa dedicada a la venta... ¿Hasta dónde puede llegar esto si callamos y consentimos? Pregúntesenlo ustedes...Nosotrs no queremos ni imaginar eses escenario desfasado y con olor a rancio.

YouTube: La censura como política

Escrito por . Publicado en Actualidad

2.3636363636364 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 2.36 (11 Votos)

 

En los últimos días, vienen sucediéndose una serie de hechos que pueden pasar desapercibidos al público en general pero que sacuden los principios democráticos, al vulnerarse la libertad de expresión ¿Y quién lo está llevando a cabo? ¿Contra quién? Pues concretamente, y después de varios episodios aislados cometidos por otras grandes compañías de social network, esta vez se trata del gigante de vídeo en red, YouTube. Supuestamente, hay ciertos contenidos relacionados con el cannabis que vulneran sus políticas. Es una compañía privada y puede censurar lo que quiera, pero... ¿es ético? ¿es anacrónico?

No es ético. Y si, es anacrónico. La tendencia global va encaminada a ser 'cannabis friendly' y la deriva internacional es clara: infinidad de países han aprobado ya la legalización y un gran número de representantes políticos, ciudadanos y asociativos, están promulgando la legalización de su uso terapeútico y en ciertos casos, recreativo. USA o Canadá no son casos aislados, la industria del cannabis empieza a mover capital y a crear puestos de trabajo... ¿Es YouTube más 'papista que el Papá? Parece ser que sí.

Quizá para algunos es un hecho justificable porque al fin y al cabo el cannabis está considerado una droga. Así es.

Efectivamente los magnates de la grandes redes sociales (con YouTube en cabeza pero con Zuckerberg siguiéndole los pasos y haciendo sus pinitos con pequeñas censuras) bloquean el contenido publicado sobre estupefacientes siempre que se promueva su uso. ¿Quién decide lo que es y no es droga? Pues ni la justicia ni la legalidad, que por desgracia no siempre van de la mano, si no ni más ni menos que la ideología dominante en estas empresas privadas y en ciertos sectores del conservadurismo más reaccionario. Porque si, porque incluso los liberales conservadores están a favor del uso terapeútico del cannabis, una postura cerrada puesto que defiende el uso medicinal pero no el recreativo, y drogas son en ambos casos, tanto para un uso como otro. Y censurar es interferir en nuestra libertad, en un caso y en otro, con la excusa de la protección. Efectivamente y como ya hemos comentado, es una empresa privada y por tanto puede decidir sus propias políticas de contenidos, pero eso no quita que podamos criticarlo, ya que el uso de esta gran red es mayoritario. 

Compañeros, colaboradores y clientes, como los bancosSensi Seeds, Dinafem, Buddha Seeds Bank, han visto en poco tiempo como sus cuentas de YouTube, de Instagram en el caso de Sensi, se veian cerradas de forma unilateral. Hoy amanecemos con la noticia de que a Marihuana TV le han censurado igualmente su cuenta, una web de noticias. No una empresa dedicada a la venta... ¿Hasta dónde puede llegar esto si callamos y consentimos? Pregúntesenlo ustedes...Nosotros no queremos ni imaginar eses escenario, desfasado y con olor a rancio. 

A esta gente qué juzga dónde está el bien y dónde esta el mal queremos decirle: ustedes han juzgado cuál ha de ser nuestra ética y ha apartado estos contenidos de nuestra vista, simple y llanamente porque les ha dado la real gana. No se escuden en nada más. Es simplemente despotismo extemporáneo. 

Muy a mi pesar, señores, ustedes mismos sí permiten el uso de imágenes dañinas para mí, que muestran a niños quemados o deformados, fetos después de un aborto, para pedir ayuda económica en determinada causa, reivindicar determinada acción política...; o permiten imágenes muy violentas como forma de denuncia. Incluso Facebook llegó a prohibir fotografías que promueven la lactancia materna y siguen censurando información sobre droga, que puede ayudar, sin ir más lejos a impulsar políticas de prevención de riegos. Pero a ustedes les da igual, y dicen que lo hacen por nosotros, por los usuarios.

Dejen ya de mentirnos, y más cuando están llevando a cabo actuaciones de censura agresivas y contrarias a cualquier código ético para favorecer intereses partidistas de determinados gobiernos. Porque ustedes gestionan su contenido para favorecerse a si mismos. 

Mientras, nosotros pongámonos unas gafas verdes y no dejemos que apaguen nuestras pantallas ni que fundan a negro nuestros monitores. 

La semilla del neoconservadurismo y la doble moral, esa si la debemos nosotros vigilar, y no aquellas que brotan de la tierra para alumbrar plantas, psicodélicas o no. 

Cabe recordar que que estos magnates en ocasiones bloquean cuentas aunque no vulneren su política de uso pero en cambio vulneren las leyes de algún país, si el Gobierno de éste lo solicita. Así, en el segundo semestre del 2014, Facebook ha restringido el acceso a 9.707 piezas de contenido que violaban las leyes locales, un 11 por ciento más que en el primer semestre. India, Turquía y Rusia han sido los países que han llevado a cabo un mayor número de peticiones restrictivas a la red social. Pero YouTube ha prohíbido estas cuentas a nivel general contraviniendo las legislaciones de muchos países.

Desde Cannabis.es condenamos sin fisuras la censura y queremos cerrar este artículo citando a la gran Virginia Woolf: "No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente”.