Criterio jurídico para la reapertura de asociaciones cannábicas.

Ya pueden reabrir las asociaciones cannábicas que se encuentren en fase 1

5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 5.00 (1 Voto)

 

Brotsanbert

El estudio jurídico colaborador especializado en cannabis Brotsanbert explica la posibilidad de reabrir las asociaciones cannábicas hoy 11 de mayo en los lugares que pasan a la fase 1, que son todas las Comunidades Autónomas menos Madrid y partes de Catalunya, València y Andalucía. Para hacerlo, detalla el procedimiento a seguir acorde a las reglas de desescalada.

El comunicado

En atención a las nuevas circunstancias acaecidas y al nuevo Plan de Desescalada planteado por el Gobierno, en cuanto a las medidas adoptadas para la apertura de locales y establecimientos, así como la reactivación de actividades sociales, culturales y movilidad personal urbana y periurbana, entendemos que para el caso de la apertura de las Asociaciones Cannábicas, se podrían dar las siguientes circunstancias.

Apertura en la fase 1 a partir de hoy 11 de mayo

En este momento (Orden SDN/386/2020) se abre la posibilidad de reunión, ahora bien, respetando la distancia de seguridad y extremando las medidas para la protección de las personas. La apertura deberá ser con limitación de aforo, tal que permita la distancia social de 2 metros entre personas.

  • El grupo de personas en esta fase, salvo que existan variaciones por las autoridades competentes, será de un máximo de 10 personas (personas no vulnerables, ni con patologías previas) y siempre extremando las medidas de seguridad de distanciamiento de dos metros para la protección física de las personas, de higiene de manos y etiqueta respiratoria en los materiales utilizados. Y, en la medida de lo posible, por cautela, se podrá acordar la obligación del uso de mascarillas, pautadas en el Protocolo para la reapertura de las Asociaciones Cannábicas indicado más adelante. Es importante también que el domicilio social de la Asociación sea el lugar de reunión o que esté reconocido ante la Administración como tal.
  • Una segunda opción, que permitiría un mayor aforo, de hasta 30 personas, y en la que sería preceptivo realizar un análisis exhaustivo de los Estatutos de la Asociación, así como del contrato de alquiler, en su caso, y de la Licencia de Apertura, a fin de poder encuadrar la apertura de la Asociación a través de actos culturales y de ocio. En este caso, la apertura, en principio, vendría condicionada a un aforo de menos de 30 personas en lugares cerrados (con 1/3 de aforo). Si bien, hay que tener en cuenta la posibilidad de encuadrar la reapertura con la realización de un acto cultural, tal como un visionado de un documental.

Si la Asociación opta por la primera posibilidad, reunión de hasta 10 personas, criterio que desde Brotsanbert vemos más ajustado, se pueden organizar grupos de 10 socios con cita previa, permanecer en la sede un tiempo determinado acorde con el consumo, que podrían ser entre 20 y 25 minutos, siempre manteniendo la distancia social de seguridad de 2 metros, prohibir el contacto físico al saludarse, compartir porros, mecheros y cualquier otro útil de consumo para evitar contactos innecesarios. Retirar o cubrir elementos de uso común como juegos de mesa, billares, futbolines, etc. Colgar carteles recordando las medidas de distanciamiento e higiene. Una vez transcurridos los 20-25 minutos, los socios saldrán de forma ordenada de la sede (mantenido siempre la distancia de seguridad) y se desinfectarán los espacios que hayan ocupado, para seguidamente, (a los 10 minutos) dar entrada a un nuevo grupo.

Se recomienda el uso de ceniceros y vasos desechables, así como disponer de papeleras con tapa y pedal. También extremar las medidas de higiene en todas las zonas de uso común, recomendar el uso de mascarillas, geles hidroalcohólicos y guantes (cuestiones que podrían ser obligatorias, preferiblemente por acuerdo de la Asamblea General o en su defecto de la Junta Directiva). Así mismo, se deberá realizar una limpieza y desinfección de las instalaciones al menos 2 veces al día, siendo una de ellas obligatoriamente al cierre de la Asociación.

Dado que se permite la reunión de hasta 10 personas, y con la finalidad de ceñirnos lo máximo posible y no dejar flecos sueltos, se debería tener en cuenta la posibilidad de que los grupos de socios, contando con los trabajadores que se encuentren en la Asociación no excedan de 10 personas, entendiendo que la reunión se lleva a cabo en un local privado (sede asociación).

Por razones de humanidad, prioridad y necesidad, se deberá dar prioridad a los Usuarios Terapéuticos y Socios Mayores de 65 años. Para ello sería conveniente establecer una cita exclusiva para ellos individualmente, con un tiempo menor de estancia que podría reducirse discrecionalmente a 15 minutos.

Todo lo expuesto en las siguientes, Fases 2 y 3, queda a la espera de la publicación en el BOE de las medidas concretas y sus especificaciones, por lo que pueden surgir variaciones en lo recogido.

En la fase 2, a partir del lunes 25 de mayo

Se continúa con todas las medidas de seguridad y protección expuestas en este Análisis para la reapertura de las Asociaciones Cannábicas, el número de socios que podrán permanecer en la Asociación dependerá del aforo estipulado y la posibilidad de respetar la distancia de 2 metros entre los mismos.

  • Grupos más amplios, el número de personas dependerá del aforo estipulado, habrá que atenerse al número establecido por el Gobierno, siempre garantizando las medidas del Protocolo de seguridad.

En el caso de haber encuadrado la reapertura a razón de actos culturales y sociales, se establecería en el marco de salas de exposiciones, salas de conferencias y salas multiuso 1/3 aforo, con control de aglomeraciones. Así como se incrementaría el aforo a menos de 50 personas en lugares cerrados (1/3 de aforo) y un máximo de 400 personas manteniendo las distancias de seguridad y permanecer sentados, para iniciativas en espacios abiertos.

Tercera y última fase, a partir del lunes 8 de junio 

  • Se prevén grupos más amplios de personas no vulnerables ni con patologías previas que en anteriores fases, sin establecer un grupo específico de personas. Habrá que atenerse a la normativa establecida por el Gobierno, siempre garantizando las medidas del Protocolo de seguridad estipulado.

El espíritu de este análisis está guiado por la preservación de la seguridad y de la salud de cuantas personas se relacionan directa e indirectamente con la actividad de las Asociaciones Cannábicas, procurando en todo momento evitar tanto convertirse en fuente de contagios y no activar las circunstancias propias para que ellos se produzcan.

1. Desinfección y limpieza de instalaciones y recursos.

Se deberá proceder a la desinfección y limpieza del local, mobiliario y zonas comunes, al menos dos veces al día, siendo una de ellas, obligatoriamente, al cierre de la Asociación.

En lo concerniente a la limpieza diaria, se aumentará su frecuencia insistiendo sobre todo en los espacios donde se haya producido un movimiento de personas, pomos, manillas de puerta y ventanas, mesas, sillas, etc.

2. Protección de los trabajadores y socios.

Estas normas seguirán las disposiciones establecidas por las autoridades competentes relativas al uso de espacios comunes, limitación de la interacción entre compañeros y socios, uso de guantes y mascarillas, como la utilización de geles hidroalcohólicos.

El lavado de manos es la principal medida de prevención y control de la infección.

Evitar tocarse los ojos, nariz y boca.

Distancia social entre el personal y los socios de al menos 2 metros.

Las Asociaciones Cannábicas deberán proporcionar al personal todo el material expuesto, así como garantizar su formación en relación con las distintas normas y medidas de seguridad establecidas por las Autoridades (Procedimiento de actuación para los servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la exposición al SARS-COV-2 del Ministerio de Sanidad).

Y por último, ante posibles casos de probables o, confirmados de contagio, se deberá comunicar de manera inmediata a la Asociación.

3. Actuación de las medidas de prevención.

Antes de la reapertura, se colocarán carteles con las medidas citadas en los apartados anteriores para el óptimo cumplimiento de las mismas por parte de los socios.

Para la correcta utilización de la desinfección de las manos, será preciso instalar en la entrada de la Asociación una mesa con geles hidroalcóholicos.

En cada una de las Fases de la Desescalada se determinará el aforo.

4. Realizar una campaña de comunicación anunciando la apertura de las instalaciones e informando de las medidas adoptadas.

Comunicar el día de apertura previsto y transmitir a los socios las nuevas medidas de seguridad e higiene.

Las comunicaciones se harán por vía telemática (redes sociales o correo electrónico) y mediante carteles en las instalaciones.

Estas pautas podrán modificarse tras nuevos acontecimientos y directrices de las autoridades competentes. Así mismo, pueden divergir los plazos establecidos en casa fase a razón de la evolución de las diferentes CCAA.