Hoy hablaremos sobre los cultivos de guerrilla y también comenzaremos a hablar sobre el cultivo en interior...

El Cultivo de Marihuana: Guerrilla

Escrito por el . Publicado en Artículo

4.6666666666667 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.67 (12 Votos)

 

Continúa la singladura.

Hola amigas y amigos, bienvenidos de nuevo a bordo para continuar nuestra singladura inacabada sobre el cultivo de exterior. Hoy hablaremos sobre los de guerrilla y también comenzaremos a hablar sobre  el cultivo en interior, si queda espacio, jajj…

pero antes permitidme un breve inciso: mi época de cultivos en guerrilla queda ya muy lejana, y no me gusta dar lecciones sobre algo que no domino. Naturalmente los principios son los mismos ahora que entonces, así que me limitaré a daros unos breves consejos sobre ello. Como afortunadamente en mi equipo hay cultivadores libres que son especialistas en estos tipos de cultivo, con lo cual, aunque no lo practique, me permite estar al tanto de ello, y también de las novedades y noticias varias. También nos permitirá seguir algún que otro cultivo cuando los comiencen. Mientras tanto allá vamos.

El cultivo de guerrilla como su propio nombre implica, es el cultivo de cannabis en zonas silvestres, y preferiblemente, lejos de zonas habitadas. Como bien sabemos, el cultivo de marihuana está prohibido en nuestro país, y a pesar de los diversos guiños de los partidos varios que se disputan estos días nuestro voto, la agresividad de las autoridades en la lucha contra este tipo de cultivos se ha incrementado considerablemente. 

Aquí, en el norte, han aumentado bastante las intervenciones de la guardia civil, incautando numerosos cultivos tanto guerrilleros como de interior. En todos los casos la cantidad de plantas era apreciable. También corren rumores sobre dichas intervenciones que dejan deducir se han creado unidades especializadas en la lucha contra dichos cultivos, y es su trabajo no lo olvidéis, como tampoco que son buenos en ello…

Así pues, al loro. Lo más importante del cultivo de guerrilla es la discreción, para prevenir que, en el caso de que nuestras plantas sean descubiertas, nadie las relacione contigo. Aseguraos de no dejar nunca en el lugar donde cultives, ni en los alrededores, ningún resto que delate nuestra presencia allí.

Y vamos ahora con el sitio a elegir.

Como os decía antes, desgraciadamente no todos disponemos de extensos montes, o de transporte para desplazarnos largas distancias, y debemos buscarlos por los alrededores de nuestro pueblo o ciudad. Y esos suelen estar habitados, por lo cual es importante no llamar mucho la atención. Aquí decimos que “La vaca cuando nada tiene que hacer mueve la cola”… En los pueblos, por la noche se oye todo, Y no conozco a nadie lo suficientemente sigiloso para pasar cerca de un pueblo por la noche sin que nadie lo note, así que obviar las visitas nocturnas.

Un buen sistema para buscar el sitio es hacerse pasar por amantes de las aves. Ello nos permitirá preguntar en los pueblos por sitios discretos, Para observar las aves, jaj… En estos tiempos no se sorprenderán. 

Además se acostumbrarán a veros por allí y no les llamará la atención vuestra presencia en el monte a horas intempestivas. Otra cosa. La gente de los pueblos, aquí al menos, es curiosa y se preguntará qué estás haciendo, o lo comentarán en el bar, dónde casualmente suelen parar los guardias civiles. En ellos todo se comenta, y vuestro paso por allí también. Se dirá que sois unos chalados de los pájaros, se reirán de vosotros, y los guardias, pues pasarán de seguiros en vuestros paseos. Saludadlos amablemente siempre que los veáis, incluso comentad algo del tema… ello evitará sospechas y os obviarán. 

Lo importante es actuar con naturalidad, un buen truco es llevar unos prismáticos y un cuaderno, jajj… La ornitología es una afición muy extendida, y levanta pocas sospechas. Así no se mosquearán si ven vuestro coche aparcado en algún sendero. Pero bueno, estamos en primavera, también podéis buscar setas…

Otra cosa, Alguna vez he leído que “una buena idea es vestir con ropas oscuras e ir solamente al atardecer a visitar nuestros cultivos…”. Craso error. La gente de los pueblos se mosqueará más que si vais vestidos normales.

Debemos buscar un lugar por el cual nadie pase por casualidad, comprobando que no haya huellas visibles ni ninguna otra señal de gente que pase de vez en cuando, por ejemplo basura.

En primer lugar debe contar con una buena exposición a la luz solar. Si cultivamos en las lindes de un bosque o de un campo de maíz, nos aseguraremos de elegir el lado más soleado. Observando donde está el sol al mediodía, por dónde sale y se pone nos pondremos en situación de elegir el lado más adecuado. 

Cuanto más sol reciban nuestras plantas, mayor será su desarrollo, y por ende su producción final. Otra de las ventajas de esta orientación es la protección que ofrece a los fuertes vientos del norte y la lluvia que trae con él. Cuando lo encontremos, debemos procurar no cambiar mucho el aspecto del lugar, si podamos los arbustos o cortamos las ramas de los árboles pueden fijarse los vecinos del lugar, descubrir las plantas, y cuando vayamos a visitarlas encontrarnos una desagradable sorpresa. 

Por último, si está cerca de un arroyo o de una fuente sería ideal.

Una vez escogido debemos pensar si vamos a plantar directamente en tierra, o vamos a añadir sustrato comercial al suelo. Si es el caso, la calidad del terreno puede demandarlo, cavaremos unos hoyos, según el número de plantas, y los dejaremos airear unos días antes de añadir sustrato nuevo. La tierra sobrante del excavarlos diseminadla para que no se note, y tapamos los hoyos con unas ramas por si alguien pasa cerca que no los detecte. Marcadlos de alguna forma para que solo vosotros los distingáis, no vaya a ser que al buscarlos metáis la pata, nunca mejor dicho.

Otro de los inconvenientes de estos lugares es que no suelen estar desiertos, jajj … En el campo existen muchos animales, aparte de las vacas y ovejas, y muchas veces representan una amenaza para nuestros cultivos. Una solución fácil y barata es enterrar superficialmente algo de ropa vieja sucia, por ejemplo calcetines viejos y sudados en varios sitios alrededor del lugar que acoge nuestras plantas. Os parecerá una tontería, pero el olor a humano que desprenderán mantendrá alejados a los animales silvestres. 

Pero ojo, esta solución no vale con los animales domésticos, por lo tanto os recomiendo evitar lugares que estén cerca de granjas. Tampoco debemos visitar el lugar a menudo.

En mi juventud utilizábamos mucho, igual que en la actualidad hacen otros tantos, si no más, los campos de maíz, o maizales los llamamos como aquí en el norte. En el caso de que elijamos esta opción comprobaremos que no haya terrenos cercanos altos que lo dominen, y puedan ofrecer la vista de la zona desde ellos. También es muy importante elegir una variedad de floración temprana, en el caso que utilicemos semillas feminizadas para que las podamos recolectar antes de que lo hagan con el maíz.

Hoy día tenemos este problema solucionado, ya que disponemos de multitud de variedades autoflorecientes de diversos bancos con producciones muy similares a las de las feminizadas, con lo cual podemos solucionarlo.

La variedad a elegir.

Para el cultivo de guerrilla escogeremos la variedad que vayamos a cultivar en función de muchas variables: resistencia a las plagas, a condiciones extremas, fácil de cultivar, y que a la vez que sea productiva, no llame mucho la atención.

El riesgo de que nuestro cultivo sea descubierto depende del tamaño de la plantas. Si éstas son relativamente pequeñas, entre los 70-100 cm, el riesgo de que alguien las descubra es menor, incluso si se acercan al lugar donde se encuentra la planta. Las variedades auto florecientes, son por tanto ideales para este tipo de cultivo.

La elección también depende del terreno, si es húmedo buscaremos una planta que sea resistente a los hongos, etc. Sí por el contrario es seco la variedad será una que aguante períodos de sequía. Hay cantidad de variedades para elegir, así que ahí no me meto, vosotros mismos.

Los tipos de abonado.

Uno de los problemas de este tipo de cultivo son los abonos. La incomodidad de los varios tipos que debemos usar. Una solución es llevarlos directamente mezclados entre sí de casa, y después añadirlo directamente al agua de riego, con la consiguiente molestia del transporte, y otra es dejarlos en el lugar de cultivo. Si optamos por esta opción deben estar frescos y ocultos. El sistema, cavamos otro hoyo en un sitio cercano y los guardamos dentro en un recipiente o bolsa cerrados, y bien tapado con ramas viejas disimulándolo, en él permanecerán frescos y a salvo.

Hoy día existen en el mercado abonos todo en uno, como digo yo, que solo varían las dosis que añadir al agua, con lo que se simplifica el hecho. Tenemos como ejemplo el Feeding Powder, de Green House, que viene en polvo y tiene variantes para sativas, indicas o híbridos. También ha salido al mercado estos días Power Grow universal, que viene en garrafas de 5 litros, y está pensado para este tipo de cultivo. Además es ecológico y también sirve para todo el ciclo. Y ya metidos en tema en la última Spannabis descubrí dos productos interesantes, que por cortesía de Hydrogarden estoy testando, y creo que son muy interesantes,

Uno es Force Field, un coadyuvante de base orgánica, que mejora la absorción de nutrientes e incrementa sus defensas contra posibles plagas y estimula su crecimiento.

liquid heat

El otro es aún más interesante, sobre todo en aquellas regiones que tienen cambios de temperatura bruscos, fríos por la noche y calor extremo durante el día, o son demasiado secas, y las necesidades hídricas son mayores. Se trata de Liquid Heat de Evoponic, que viene en tres presentaciones:


- Liquid Ice, cuyo uso está recomendado para cultivos con altas temperaturas, evitando el marchitamiento de las flores y permite a las plantas desarrollarse sin el estrés que dichas temperaturas provocan en ellas.

- Liquid Heat, o anticongelante que lo llaman, que las protege contra las heladas y permite cultivar a bajas temperaturas, con el consiguiente adelanto en el comienzo de la plantación. Este último también puede ser interesante para prevenir los estiramientos que las diferencias extremas de temperatura provocan al inicio de la floración, fase crítica de la vida de las plantas.

- Liquid Dry, que está recomendado para cultivos en períodos de sequedad extrema.

En todos los casos son bio estimulantes y favorecen la producción de hormonas.

No me gusta hacer publicidad de marcas, amigos míos, pero escribo sobre aquello que creo es interesante para nosotros, y hay que estar a la última. Yo por mi parte os iré contando todas las cosas nuevas que vayan apareciendo y sean aplicables a nuestros cultivos.

También os diré que yo utilizaría abonos orgánicos, de liberación lenta, tipo estiércol y algas, pues como sabéis soy defensor a ultranza del cultivo ecológico, y cuando hablemos de él nos explayaremos sobre el tema abonos.

Y ahora solo nos queda comenzar nuestra cosecha.

Nunca debemos plantar con un patrón fijo, dadles espacio entre ellas, +/- 5 metros de separación ofrecerá un aspecto discreto, pues si aplicamos un patrón simétrico al hacerlo, destacará del entorno natural y llamará la atención. Una vez rellenados los hoyos o plantadas nuestra niñas limpiaremos un círculo alrededor de ellas y lo rodearemos de ceniza, o de algún repelente de caracoles y babosas, temibles enemigos.

Y adelante con ella…Un último consejo: jamás contéis a nadie que cultiváis, ni la ubicación de vuestras plantas…Hasta los árboles oyen, se lo cuentas a un amigo, este lo comenta por ahí, y perder tu cosecha es lo mínimo que puede pasar en estos tiempos que corren.

Bueno amigas y amigos, el espacio se acaba, creo que ya me he pasado jajj…La siguiente semana continuamos hablado de cosas interesantes y escogiendo el Indoor que vamos a utilizar en nuestros cultivos de interior.

Además ya es la hora de fumar un buen boong de Syrup, no todo va a ser escribir. Espero no haberos aburrido mucho y lo escrito os sirva.

Hasta pronto, y los mejores humos a vuestra salud…