Matthew Heineman es el director, productor y director de fotografía de Cartel Land. Documental estrenado este 2015 en el Festival de Cine Independiente de Sundance y premiado en el mismo festival en la categoría de mejor director de documental y mejor director de fotografía.

Tierra de Cárteles

Escrito por . Publicado en Artículo

4.25 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.25 (10 Votos)

 

Matthew Heineman es el director, productor y director de fotografía de Cartel Land. Documental estrenado este 2015 en el Festival de Cine Independiente de Sundance y premiado en el mismo festival en la categoría de mejor director de documental y mejor director de fotografía.

Más allá de su calidad cinematográfica la historia gira alrededor de dos personajes: el “doctor” José Mireles, ex líder de las Autodefensas del estado mexicano de Michoacán, y Tim “Nailer” Foley, veterano de guerra estadounidense que encabeza un pequeño grupo paramilitar en la frontera sur de Estados Unidos. A través de sus experiencias Heineman pone de manifiesto las medidas desesperadas que la población civil toma, a un lado y otro de la frontera, para enfrentar a los todopoderosos cárteles de la droga. Una obra que reúne los elementos de la tragedia griega clásica: el prólogo, episodios y éxodo, de una manera sublime llevándonos a experimentar a través de sus personajes la compasión y el miedo de su irremediable destino.

Página del documental: http://cartellandmovie.com/

Prólogo

¿Qué harías tú: esperar a que vinieran por ti o comprar una cosa de éstas (señalando un rifle automático) y defenderte... ¿Qué harías tú?” Así inicia su intervención José Mireles, médico de un pequeño pueblo al oeste del estado de Michoacán, uno de los estados históricamente ligados al narcotráfico y que después de múltiples rupturas y mutaciones de los cárteles históricos, en el momento de empezar el documental, estaba controlado por el grupo “los Caballeros Templarios”. Mireles prosigue: “El gobierno no proporciona las garantías de seguridad que el pueblo necesita. Nos podemos armar en legítima defensa, de nuestras vidas, nuestras familias y nuestra prosperidad. A todos los sobrevivientes ya nos hicieron algo a nuestras familias: ya nos mataron a alguien, ya nos secuestraron a alguien, ya nos violaron a alguien. Llegó el momento en que nosotros decidimos nuestra forma de morir, peleando.” La personalidad y el carisma de Mireles hicieron que las Autodefensas fueran conocidas y respetadas en el estado así como en el resto de México. Su físico recuerda a uno de los héroes de la historia de México más queridos entre los humildes: don Emiliano Zapata. Su discurso emana de esa liturgia zapatista: “malos gobiernos” y “al pueblo lo que es del pueblo”, y una claridad y sencillez en sus palabras que hace que llegue a cualquier persona.

Entrada de Mireles a pueblo de Churumusco y plática con los pobladores

Episodios

En sólo unos meses la organización gozaba de la simpatía de gran parte de la población del estado. Nuevas regiones y pueblos se iban sumando a las Autodefensas, asumiendo las camisetas blancas (el primer uniforme de la organización) y combatiendo en la guerra abierta contra los “Caballeros Templarios”. Mientras el director acompaña a una de las caravanas de las Autodefensas al pueblo de Apo para presentar su lucha y buscar nuevos aliados se encuentra uno de los momentos más críticos de la producción. Con las Autodefensas armadas en la plaza aparecen los militares mexicanos exigiendo que entreguen las armas y deteniendo al jefe de la caravana. En cuestión de minutos el pueblo de Apo se organiza rodea a los militares y les obliga a devolver las armas a las Autodefensas y a que salgan del pueblo. Un escenario que se repitió en otros municipios y es el claro ejemplo del apoyo que llegó a tener entre la población la nueva organización, también muestra el descrédito que en todos estos años han cultivado los distintos cuerpos de seguridad oficiales de México. En los primeros seis meses de su existencia las Autodefensas consiguieron controlar la tercera parte de uno de los estados más importantes de México y poner contra las cuerdas la estructura del que fuera uno de los principales cárteles a nivel nacional. Es en ese momento cuando el entonces líder de las Autodefensas, José Mireles, sufre un inesperado “accidente” aéreo.

Noticia sobre pobladores reteniendo militares en el municipio de Buenavista

Noticia sobre el accidente de Mireles


Éxodo

Si bien pudo salvar la vida, el accidente apartó a Mireles el tiempo suficiente de la primera línea para que el gobierno hiciera su trabajo. En un giro de 180 grados, bajo la batuta de su nuevo líder, Estanislao Beltrán, alias “Papa Pitufo”, la organización cambia su argumentaria y se alía con las fuerzas gubernamentales. Cuando Mireles vuelve a estar en activo ya es demasiado tarde: “Pensábamos que ya habíamos logrado el cambio, que ya habíamos logrado eliminar al crimen organizado pero ahora resulta ahora resulta que las personas que se infiltraron y que usaron nuestra camiseta están formando su propio cartel (los llamados Viagras)”. Sin realizar una sola detención de los líderes de los “Caballeros Templarios” el gobierno mexicano anuncia la asimilación de las Autodefensas como una nueva unidad estatal: la Fuerza Rural. “Se quitan las camisetas de Autodefensa para ponerse la del gobierno, pero siguen siendo mafia, criminales.” Heineman recoge en su documental una historia bien conocida por la mayoría de los mexicanos, y la convierte, en su diálogo con los grupos paramilitares que se empiezan a conformar en la frontera de Estados Unidos, en una tragedia clásica con una significativa diferencia de las griegas: la catarsis. Este elemento que justificaba la narración de los hechos terribles para provocar el desahogo de las bajas pasiones en la audiencia desaparece del documental de Heineman. Cartel Land es una tragedia viva, presente y que se repite en una suma inasumible de dolores sin fin cada día, no acaba al finalizar la obra, permanece y hace consciente al espectador de ello. “Estamos atrapados en un tiempo en el que nadie hace un cambio. Todos hablan de cambio pero nadie lo hace. Siguen haciendo lo mismo, sólo que parece diferente” declara Mireles, en una de sus últimas apariciones en público. El 27 de junio, después de varios intentos de asesinato frustrados, Mireles fue detenido junto a 69 personas acusados de posesión de armas y a día de hoy permanece incomunicado en una prisión de máxima seguridad en el estado mexicano de Sonora a la espera de juicio. Las Autodefensas que quedaron fieles a él son ahora acusadas de formar parte del crimen organizado y están perseguidas. Cartel Land puede verse actualmente en salas de cine estadounidenses y esperamos que lleguen próximamente a las pantallas europeas. Sin duda, es uno de los pocos documentos que nos permiten conocer, de forma veraz, la situación que a día de hoy vive México en su cacareada “guerra contra el narco”.

Una de las últimas entrevistas en medios de Mireles

Noticia sobre Papa Pitufo como Fuerza Rural anunciando operativo contra Autodefensas