Continuamos hoy con nuestra anterior singladura, inacabada, en la que hablábamos del pH y la EC

El cultivo de interior (9): La importancia de un buen sustrato

Escrito por el . Publicado en Artículo

4.6428571428571 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.64 (14 Votos)

 

Bienvenidos a bordo de nuevo, amigas y amigos de esta verde mar de María.

Continuamos hoy con nuestra anterior singladura, inacabada, en la que hablábamos del pH y la EC, y desgraciadamente como el espacio es poco (y yo me enrollo en demasía) dejé olvidado el apartado de cómo medir el pH y la EC, jajj… Disculpadme pues y vamos a ello.

Antes de comenzar voy a contaros un caso que va al pelo para que entendamos como afecta a un cultivo el abonado con un pH inadecuado: Fui a visitar a un amigo, cultivador libre y que utiliza abonado ecológico comercial; antes usaba BioBizz, pero lleva un tiempo usando toda la gama eco de Organik y me invitó a ver su cultivo.

La verdad es que estaba, está, esplendoroso; una mar verde oscuro sembrado de las primeras flores, con muy buena pinta. Pero al observarlas más detalladamente observé que dos mostraban carencias; una de ellas incluso curva un poco las hojas, síntoma de sobrefertilización, a la vez que un verde diferente. Consultando su cuaderno de cultivo comprobé que todo se había efectuado correctamente, pH, EC, temperatura, etc… Bueno, pensé yo, cada planta es un mundo, y aunque sean del mismo lote son diferentes como seres vivos que son.

Coincidió que les tocaba abonado, y como no me gusta meterme en ninguna parte dejé que él hiciera todo. Cuando acabó de preparar las soluciones nutrientes descubrí dónde estaba el fallo, os cuento: ajustó el pH del agua a 5.7, cosa que me sorprendió dado que las plantas están al comienzo de su sexta semana de vida, añadió los diversos abonos, ajustó la EC, y regó con ella su cultivo, sin comprobar una última vez el pH, resultando con ello las deficiencias observadas. Cuando se lo comenté se puso rojo y me contestó, “Ostras, estaba acostumbrado a la otra gama, aj… No lo había pensado. Estoy acostumbrado a BioBizz, que sube un poco el pH, por eso ajusto tan bajo”. Cuando medimos los parámetros de la solución preparada comprobamos que el pH era más alto del adecuado. Ahí estaba el fallo.

Y es que todos los abonos elevan el pH de la solución nutriente; en el caso de Organik no sé cuanto pues aún no la he usado, y cuando lo hagamos, que está previsto, tomaremos nota.

abonos organik

Los abonos Eco aumentan poco su parámetro, pero en el caso de los abonos minerales o bio-minerales lo hacen bastante; en el caso de la gama Top Crop, bio-mineral que uso a menudo cuando testeo para Buddha Seeds os puedo decir que 2 cc. de Top Bloom y otros 2 cc. de Top Candy en un litro de agua eleva su pH de 6.0 a 7.0, así de sencillo.

Regar con unos parámetros inadecuados de pH afecta a la absorción de los nutrientes y a su eficacia como tal. Para muestra un botón dicen, y eso que es un error, un cultivador de larga experiencia, acostumbrado a una gama de abonos, que cuando cambia a otro olvida algo tan esencial…

Más el mejor escribano borrón echa, así que me dejo de crítica y os cuento como hacerlo correctamente. ¡Qué pesado!, pensaréis algunos, más tened en cuenta que escribo para todos en general, pero lo hago sobre todo para los profanos, que buscan consejo y ayuda, y desde estas páginas procuramos hacerlo como mejor sabemos; los que ya sabéis como pasad el párrafo.

Cómo medir el pH

Cogemos la o las garrafas de agua, que previamente habrá reposado un mínimo de tres días para que elimine todo el cloro, (en caso que utilicemos agua de la traída; si es de manantial no hace falta.) y se depositen parte de las sales que lleva en suspensión; la añadimos los abonos varios, ajustamos la EC, y a continuación medimos el pH y lo corregimos en caso de que sea necesario.

Para reducir el pH utilizamos varios métodos, bien eco, bien químicos, los llamados pH down. Estos reductores de pH son a base de ácido nítrico, que es el aconsejado en la fase de crecimiento, de ácido Nítrico y Fosfórico para principios de floración o de ácido Fosfórico en las última fases de esta. Bien, estos ácidos son sales que elevan la EC, así que os recomiendo que la ajustéis siempre un poquitín más baja. 

Y acabado este punto comenzamos con la alimentación más profundamente.

Estamos hablando de abonos, pero no debemos olvidar que los primeros nutrientes que recibe la planta los obtiene de la tierra en que está cultivada. En este apartado hablamos de cultivo en interior; más concretamente en sustrato, de ahí la necesidad de contar con un buen sustrato para nuestros cultivos.

La importancia de un buen sustrato.

Como decíamos antes el sustrato es el encargado de acoger a las plantas y proporcionarles nutrientes en los primeros días de su vida, unas dos semanas. Debe ser un medio agradable y acogedor que favorezca un correcto desarrollo del sistema radicular; por eso el sustrato que las plantas necesitan en esos primeros días debe ser esponjoso y tener pocos nutrientes, para que las raíces se estiren en busca de ellos, favoreciendo su crecimiento y su correcto desarrollo. 

En el caso de que el sustrato tenga abundancia de ellos, las raíces obtendrán su alimento nada más crecer y no desarrollaran correctamente, pues no necesitan hacerlo para conseguirlo. Si plantamos una semilla recién germinada directamente en un sustrato rico en nutrientes el resultado de ello será siempre una planta débil, cuya producción siempre será menor que en el primer caso, por ello normalmente se plantan en maceta pequeña y con un sustrato muy pobre en nutrientes, fibra de coco, etc… usando para estimular el desarrollo radicular de la planta enraizadores o potenciadores de la raíz tipo Deeper Underground de Top Crop o Root Stimulator de Organik. Existen muchos en el mercado, cito estos dos por ser citados anteriormente y no liaros.

Durante ese período, unas dos semanas más o menos, solo recibirán este aporte y cuando se trasplanten a su contenedor con el sustrato elegido comenzarán a recibir los nutrientes de éste.

Caso aparte son las variedades autoflorecientes, las cuáles por su corto ciclo de vida y rápido desarrollo no puede permitirse perder los dos o tres días que las plantas ralentizan su desarrollo al ser trasplantadas. Más adelante retomaremos este tema sobre las autoflorecientes, que por cierto a mí me apasionan. Sé que muchos cultivadores no las usan por su baja producción, pero os puedo asegurar que con un buen sustrato y los cuidados necesarios se pueden conseguir resultados más que aceptables. 

Y como iba diciendo debemos disponer de un buen sustrato para nuestros cultivos; es la base fundamental para lograr grandes cosechas. Y cuando digo grandes no me refiero a cantidad de plantas, si no a ejemplares que den un máximo de producción, con cogollos densos y prietos, pesados, de esos que suena en la caja cuando la mueves.

cosecha

Existen muchos en el mercado, de muchas marcas, Top Crop, BioBizz, Plagron, etc… y de muchos tipos: Ligero o Ligth, que es un sustrato normal bajo de nutrientes. All Mix o Normal, que lleva nutrientes suficientes para alimentar a la planta al menos cuatro semanas antes de mostrar carencias, y los Heavy, que son sustratos muy ricos en nutrientes y llevan añadidos tipo roca volcánica, guano y otros. Hablaremos sobre ello en la siguiente singladura de Cannabis.es.

Antes de despedirme os diré que yo utilizo uno propio, reciclado por mí, pero si preparamos la siguiente mezcla obtendremos un buen sustrato sobre el que comenzar a trabajar:

3 litros de turba negra, 3 litros de turba rubia, 1 litro de humus de lombriz, a ser posible de tierra, 2 litros de fibra de Coco y 1 litro de perlita para esponjarlo un poco y facilitar la aireación de las raíces, añadiendo a la mezcla 2 gramos de guano, preferiblemente de ave marina y 15 gramos de polvo de roca volcánica, .

Si añadimos también un complejo de bacterias, regándolo a continuación y dejándolo húmedo durante una semana antes de germinar las semillas, de manera que el sustrato se asiente, pues al llevar en la mezcla abonos de liberación lenta, para cuando las semillas germinen, éstos ya están en pleno proceso de liberación de nutrientes, las bacterias en plena explosión de vida, y el sustrato listo para acogerlas como se merecen.

Bueno amigas y amigos llega la hora de despedirse. En la siguiente singladura profundizaremos en el tema del sustrato y otras cosas que a buen seguro os gustarán; o eso creo, jajjsjj…

Hasta entonces os sea todo #LosMejoresHumos y felicidad, a ser posible de una #Syrup de Buddha Seeds. Llega la hora de fumar mi Boong, a vuestra salud.