Narcodata ofrece una rigurosa radiografía de las últimas cuatro décadas de los grupos delictivos mexicanos, para que los lectores se expliquen, de manera sencilla, cómo han evolucionado...

Narcotráfico y política al desnudo: Narcodata

Escrito por el . Publicado en Artículo

4.1818181818182 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.18 (11 Votos)

 

En este mes hemos sido testigos de la audaz decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México permitiendo el consumo, el transporte y la producción de marihuana a cuatro activistas.

Una decisión mediática que durante unos días puso sobre la mesa el debate de la despenalización de la marihuana en México a nivel internacional. Una presencia mediática que aunque breve aborda de una forma escandalosamente superficial el contexto mexicano. Desde hace casi una década este país sufre uno de los conflictos más sanguinarios de la actualidad. Una guerra solapada bajo una supuesta estrategia de lucha contra el narcotráfico por parte del gobierno de este país democrático, referente de crecimiento económico y parte del G20, G5 y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Un conflicto con muchos matices y que iniciativas como NarcoData, una reciente plataforma digital, pretenden aportar información veraz y contrastada para abordar el problema desde su complejidad.

NarcoData

La plataforma se pone en funcionamiento a finales del pasado octubre con el objetivo de exponer cómo las organizaciones criminales vinculadas al narcotráfico han evolucionado en estos años hasta convertirse en uno de los problemas internacionales más preocupantes. Fruto de la confluencia entre la plataforma de información mexicana Animal Político y la compañía de medios chilena Poderopedia, especializada en explicar a través de páginas web vínculos entre la empresa privada y políticos en Chile, Colombia y Venezuela. La plataforma presenta a través de un sitio interactivo y accesible, con información rigurosa, “una radiografía de las últimas cuatro décadas de los grupos delictivos, para que los lectores se expliquen, de manera sencilla, cómo han evolucionado.” Una herramienta para acabar con los mitos que desde las instituciones públicas mexicanas se fomentan en relación a este tema y que es una realidad gracias al financiamiento de HacksLabs, Hivos, la fundación Avina y el International Center For Journalists. En las distintas entregas que han ido haciendo públicas en este mes una idea se refuerza: el narcotráfico no es solamente un grupo de delincuentes sanguinarios dedicados al tráfico de estupefacientes. Es un entramado económico, totalmente asentado en el territorio después de 40 años, con vínculos e intereses en las instituciones públicas, las empresas privadas y la propia sociedad civil, no sólo de México, sino de todo el continente americano. Cualquier solución que no parta desde esta afirmación será un nuevo problema.

Los cárteles

El narcotráfico ha evolucionado mucho en muy poco tiempo. De los primeros narcotraficantes cantados por los Tigres del Norte haciendo incursiones a Estados Unidos en sus camionetas cargadas de droga se pasó a un entramado mucho más complejo. La propia plataforma plantea como punto de quiebre el secuestro, tortura y asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena en 1985, que obligó al gobierno del entonces presidente mexicano Miguel de la Madrid a acabar con la política de tolerancia con el narcotráfico. Desde entonces las distintas iniciativas gubernamentales para enfrentar este problema han puesto especial énfasis en atacar a las cabezas de los cárteles, que como la figura de la hidra en la mitología griega, ha provocado que nuevas cabezas surjan aumentando el problema. En 1980 había cuatro cárteles en todo México que operaban en 12 estados de los 31 que tiene el país, desde 2006, fecha de comienzo de la estrategia del ex presidente Felipe Calderón de combate contra el narco, el grupo de cárteles aumentó a 9 y su influencia se ha extendido a todos los estados de la república. Una influencia que llega hasta las instancias más elevadas, desde 1997 son dos los “zares antidrogas” mexicanos condenados por vínculos con el narcotráfico, otro más murió, junto al primer Ministro de Interior del ejecutivo del ex presidente Calderón, en un extraño accidente aéreo. Y según las últimas averiguaciones en relación a la sonada fuga de “el Chapo Guzmán un número importantes de funcionarios de distintas instituciones de seguridad a nivel nacional facilitaron esta huída.

Política mexicana

En 1990 el premio Nobel, y actual activista en favor de una nueva política de drogas, Mario Vargas Llosa calificó a México como la “dictadura perfecta”.

Un conglomerado de intereses, instituciones, organizaciones, sindicatos y empresas alrededor del omnipresente y omnipotente Partido de la Revolución Institucional (PRI) que después de 73 años de gobierno ininterrumpido hoy día está de nuevo en el poder. Un ejemplo de corporativismo político, económico y social que ha permitido a México mantener uno de los sistemas políticos más estables del Siglo XX en el convulso continente americano. Los cárteles, en esta influencia corporativista, funcionan de una manera bastante similar al resto del país, con la principal diferencia que mientras que a nivel político todo gira alrededor del PRI, en el mundo criminal, desde el descabezamiento del primigenio Cartel de Guadalajara, el crisol de grupos delictivos no han dejado de competir, y desde el gobierno de Calderón de una manera armada explícita, por el control del territorio. Tanto la justificación maniquea que enarboló el ex mandatario Calderón y esgrime el actual presidente Enrique Peña Nieto para la guerra, como aquellas noticias que muestren a las instituciones públicas mexicanas como referentes preocupados por garantizar los derechos fundamentales son pura retórica apegada a una peligrosa demagogia. El continuo e impune ataque contra periodistas que cubren vínculos de narcotráfico y política, el más reciente, de nuevo contra la periodista Anabel Hernández lo demuestra. Es una realidad constatada por la propia plataforma que en cada período hay organizaciones criminales que salen “beneficiadas”, según Narcodata, en los tres años de gobierno de Peña Nieto el recién inaugurado cartel de Jalisco Nueva Generación se ha convertido en una de las organizaciones más importantes en la región. Más allá de los titulares la realidad nos muestra que los cárteles han sido y son un elemento más de la política, la economía y lo social, mueve una cantidad de dinero ingente lejos de remitir y que la política internacional de política de drogas no deja de hacerla mucho más atractiva para todas aquellas personas interesadas en ganar mucho dinero. Plataformas como Narcodata pueden ayudar a entender el contexto en el que funcionan estos grupos criminales y desde ese marco promover soluciones integrales que vayan suavizando poco a poco este problema que ya es mundial, no es un secreto que estos cárteles hace años que han desembarcado en África y Europa. La legalización, sin duda, es la más urgente.