Hoy nos toca hablar del cultivo ecológico.

El Cultivo de Interior (15): El Cultivo Ecológico 1

Escrito por el . Publicado en Artículo

4.4375 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.44 (8 Votos)

 

Weed día amigas y amigos de esta verde mar de María, bienvenidos a bordo para continuar nuestra travesía por el cultivo de interior y sus diversas aguas, jajj… Hoy nos toca hablar del cultivo ecológico.

Estamos acabando ya con el cultivo en sustrato o medios similares y, pronto comenzaremos con otras técnicas de cultivo, como el cultivo hidropónico. Pero no os asustéis, que no todo van a ser lecciones pesadas; me explico, a partir de este inicio de año veremos cultivos y sus resultados, comentando las técnicas y trucos empleados, y sobre todo, plantas y más plantas, que es lo que a todos nos gusta; así que os vais a hartar, os lo prometo.

Como todos sabéis soy un defensor a ultranza del cultivo ecológico de la marihuana, técnica que utilizo en mis cultivos para la única marihuana que fumo, la que yo cultivo, a base de abonos orgánicos procesados por mí, bueno y por Inma mi esposa, farmacéutica ella, quien me controla y les da los últimos toques necesarios. Naturalmente cuando efectúo cultivos de testeo para algún banco utilizo la gama de abonado que me indican, pero eso es otra cosa. Por lo tanto no podía dejar de hablar de esta forma de cultivo en estas páginas.

El cultivo ecológico

El cultivo ecológico es una técnica, que se emplea para cultivar cualquier tipo de planta, basada en una utilización óptima de los recursos naturales, en la cual no empleamos ningún tipo de productos químicos de síntesis como abonos minerales, ni semillas que hayan sido genéticamente modificadas; tampoco podemos usar insecticidas químicos para combatir las plagas, debemos usarlos de origen natural, y con ello lograremos unas plantas con una producción más que aceptable, a la vez que conservamos la fertilidad del sustrato, para poder reciclarlo y volver a usarlo, y que respete el medio ambiente de una manera sostenible y equilibrada.
En el cultivo ecológico la materia orgánica es la base de la fertilización, los diversos estiércoles, algas, guanos, etc.. Poniendo un ejemplo, se puede utilizar como fertilizante el abonado en verde, que consiste en cultivar y enterrar plantas tipo leguminosas, que al descomponerse se convierten en abono, enriqueciendo el suelo especialmente en nitrógeno gracias a bacterias que viven en sus raíces y que fijan el nitrógeno atmosférico.
Una de las máximas del cultivo ecológico, si no la principal, es alimentar nuestra tierra para que ésta a su vez alimente nuestras plantas.

Así que lo primero que debemos preguntarnos antes de decidirnos a comenzar nuestro cultivo ecológico es lo siguiente: ¿qué primas en tus cosechas, cantidad o calidad? Porque tenemos que tener en cuenta que los resultados de un cultivo a base de abonos orgánicos siempre serán menores que los de uno cultivado con una gama completa de abonados bio-minerales o químicos.

No voy a engañaros, no me considero experto en cultivo ecológico, solo un cultivador con mucha experiencia en él; y me cuesta mucho lograr resultados que se acerquen a los que hubiera obtenido utilizando un abonado bio-mineral, y aunque alguna que otra vez lo consiga, la mayor parte de las veces es más mérito de la variedad cultivada que mía.

Una vez aclarado esto, si lo que prefieres obtener en tus cosechas es la cantidad no sigas leyendo, este tipo de cultivo no te interesará; pero si lo que deseas es calidad, poder fumar una hierba de tu variedad preferida, y cultivada por ti, esa en la que puedas apreciar todos sus matices, su sabor sin enmascarar por indeseados residuos, que a veces, aunque intentemos evitarlo, dejan rastro, Si deseas de verdad apreciar esa hierba en toda su intensidad y sabor, masticar su humo, adelante, sigue leyendo y verás que no es tan complicado. El cultivo ecológico mediante abonado exclusivamente orgánico se tarda en dominar, no voy a negar que los procesos de preparación de los abonos orgánicos, aunque son fáciles de efectuar, son pesados y tediosos, y necesitan mucho tiempo para su elaboración y puedan estar listos para su uso; el proceso de preparación de los abonos a base de estiércoles y de algas puede llevar año y medio, el reciclaje de sustratos más aún, hay que desinsectar todo antes de usarlo y más cosas que ya explicaré más adelante en esta sección, dónde hablaremos de él más extensamente.

Más te diré que cuando consigas dominarlo, tus cosechas en nada envidiarán a las mejores de tus amigos, ni en cantidad ni por supuesto en la calidad, pues serán ellos los que te envidien.

Aún recuerdo mis primeras cosechas eco, muchas decepcionantes, escasas, cogollos prietos pero pequeños, más al catar los primeros descubrí un mundo nuevo de sabores, y me animé a continuar. Llevo fumando desde muy joven, y en aquellos años la hierba era natural, de cosecha anual.

Eran otros tiempos, los abonos había que preparárselos pues no existía nada eco en el mercado, pero aún así lo he conseguido. Y entre nosotros, no hay nada comparable a la cara de un amigo cuando una vez fuma mi hierba, suda, y alucina.

Ahora hablaré un poco sobre sus ventajas. En primer lugar para mí el más importante es el sabor. Una planta cultivada eco nos permite apreciar todos sus matices en profundidad, sin sabores que los enmascaren. Ah…que deleite poder degustar las diversas variedades y disfrutar de su cata.

La segunda, aunque hubiera debido nombrarla en primer lugar, es la salud, ya que utilizando abonados orgánicos evitaremos absorber elementos nocivos residuales de un abonado químico que debido, como de hecho sucede muchas veces, a un mal lavado del cepellón o raíces no han conseguido eliminar. No penséis que soy tan radical, no le digo jamás no a una hierba abonada y lavada correctamente, la cato y aprecio en su justo valor. Eso sí, siempre es de amigos en los que confío y conozco sus métodos de cultivo. Nunca fumo hierba cultivada por desconocidos, y mucho menos la compro por ahí, soy totalmente contrario a contribuir de ninguna manera con ningún tipo de narcotráfico y totalmente a favor de una legalización que nos permita cultivar las plantas que necesitemos para nuestro propio consumo, solo con eso ya habríamos avanzado un paso inmenso.

La tercera, no por ellos menos importante, ayudamos a la conservación y cuidado de nuestro planeta. Como muchos de vosotros sabéis soy ecologista activo y nuestra pequeña aportación al utilizar productos eco en lugar de químicos ayuda a ello; además ya sabemos que “un grano no hace granero, pero ayuda….”.

Animaos pues a utilizar este método de cultivo, la tierra merece que la cuidemos, ella nos soporta y acoge; ella nos proporciona a nuestra amiga María, pues la naturaleza es sabia amigos.

Y la cuarta ventaja que puede decidiros por el cultivo ecológico: afortunadamente hoy día existen en el mercado numerosos fabricantes de abonos y fertilizantes en el mercado que se dedican a la producción de gamas específicas para el cultivo ecológico de la marihuana, así que conseguir sustratos, fertilizantes de crecimiento, floración y engorde Bio-eco está al alcance de cualquiera, por lo que lo anteriormente escrito sobre las dificultades de fabricación, falta de tiempo o de menor producción final no os vale de excusa: siempre podemos cultivar con abonado eco comercial mientras se preparan los nuestro propios, o cultivar directamente con ellos.
Eso sí, todos los productos que utilicemos deben llevar sello Eco, que los identifique debidamente a la legislación vigente e indiquen el nº de Registro Sanitario, así como una etiqueta que certifique que está autorizado su uso especifico en agricultura ecológica, expedido por el Organismo Oficial competente.
Desconfiad de aquellos que por mucho eco que lleven en sus etiquetas carezcan de dichos certificados y autorizaciones.

Otra cosa: si os decidís por usar sustratos y abonos ecológicos y los compráis en vuestro Grow habitual, la diferencia de precios es escasa, por no decir inexistente. Pero si os molestáis en buscar un poco, descubriréis que no solo los distribuidores especializados en marihuana disponen de ellos, en el mercado existen otros distribuidores agrícolas, etc…. y ahí lo dejo, no vaya a ser… Pero buscadlos y descubriréis asombrados que muchas veces son más baratos.

Si, como es mi caso, disponéis de espacio y producís vuestros propios sustratos, abonos, compost, etc… ni os digo, os volveréis casi autosuficientes, con lo que el gasto se reduce al precio de las semillas y poco más.

Y ahora unas reflexiones sobre el cultivo ecológico de la marihuana en interior. Bien, hasta ahora os lo he pintado todo muy bonito, pero la verdad amigas y amigos es que en interior el cultivo totalmente ecológico de marihuana es una quimera…Que lo diga yo, un firme defensor del cultivo ecológico, puede pareceros una aberración, pero a mí me gusta ser claro, así que para evitar malos entendidos me explico: mientras en el cultivo exterior utilizamos la luz solar y ventilación natural para el desarrollo de nuestras plantas, en interior o indoor necesitamos iluminación artificial, balastros y lámparas, ventiladores, extractores, etc, que han producido ya su dosis contaminante durante su fabricación, y de paso, necesitan electricidad producida por medios contaminantes para su funcionamiento, y esto no cuadra con el aprovechamiento de los recursos naturales. Bien, aunque me digáis que podemos usar placas solares el resultado sería el mismo; ahorraríamos en la factura eléctrica, pero no en emisión de gases contaminantes, pues si la vida medía de una placa solar es de 6 años y medio, y para compensar la contaminación producida al fabricarla debiera funcionar diez, las cuentas no salen.

Otro punto con el que chocamos son las semillas, la agricultura ecológica exige el uso de semillas que no hayan sido tratadas genéticamente ni con ningún tipo de producto que modifique su sexo u otra característica de la planta, cosa prácticamente imposible; encontrar una variedad con su genética original es tarea imposible, y un breeder que las posea y te venda alguna, más aún. Por lo tanto debemos usar semillas de los numerosos y, gracias a los Dioses, buenos, por no decir grandes bancos de semillas nacionales, sin obviar los de otras nacionalidades.

También está el tema de los productos que usemos en los abonados, si son gama eco comerciales deberán cumplir con las normativas vigentes para agricultura ecológica del organismo oficial competente.

Los contenedores son plásticos, etc., y mil cosillas más sin importancia, que nos lleva a otro punto por tratar, el reciclaje, esencial en grado sumo. Las lámparas se funden, los ventiladores que se estropean, los envases vacíos de los productos que usamos en nuestros cultivos, cajas, etc… no vamos a tirarlos directamente a la basura, debemos siempre reciclarlos adecuadamente al grado de toxicidad del residuo. Lo que yo hago, y os recomiendo es ir al punto limpio de vuestra localidad, y una vez allí cada cosa a su contenedor específico; es lo más seguro y discreto. Recordad que los productos de abonado, aunque sean eco, son tóxicos, ni se os ocurra tirar los restos por el inodoro y reciclar luego el envase vacío en el contenedor de plásticos de la esquina, pues ese tipo de residuos llevan un tratamiento distinto.

Y después de estas aclaraciones que creo necesarias, seguimos hablando del tema y a partir de ahora, cuando en estas páginas hablemos de cultivo ecológico en interior o indoor, nos referiremos a cultivos en interior mediante técnicas eco; y cuando digo eco me refiero a sustrato, abonados, plaguicidas, etc… pues es un mundo amplio y apasionante que veremos más detalladamente.

Y llega el tiempo de despedirnos amigas y amigos, en el siguiente capítulo seguiremos hablando del cultivo ecológico en interior y otras cosas más interesantes; también veremos plantas, jajj… y un ejemplo práctico entre diferencias de resultado entre abonado eco propio y otro bio-mineral de un cultivo, así que os aconsejo no os lo perdáis...

Además me espera mi inseparable Boong y mi querida #Syrup, que tanto me inspira, por lo que no os entretengo más y, hasta pronto…

#LosMejoresHumos desde mi ensenada, a vuestra salud.