Hoy toca Cuaderno técnico, el nº 3, en el cual comenzamos ya nuestros cultivos con técnicas más avanzadas y que nos permitirán conseguir a poco que las apliquemos, los mejores resultados posibles de nuestros cultivos.

Cuaderno Técnico de Cultivo 3

Escrito por el . Publicado en Artículo

4.6923076923077 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.69 (13 Votos)

 

Hola Verde Mundo, bienvenidos a bordo de Cannabis.es para iniciar otra nueva singladura con toda-os nosotros por esta Mar que tanto nos apasiona.

Hoy toca Cuaderno técnico, el nº 3, en el cual comenzamos ya nuestros cultivos con técnicas más avanzadas y que nos permitirán conseguir a poco que las apliquemos, los mejores resultados posibles de nuestros cultivos. 

Como ya os expliqué, y visteis en el anterior cuaderno, comenzamos dos cultivos a la vez, con las mismas variedades, luminaria Xtrasun de Hydrofarm HPS 600W; uno en reflectancia plateada (o PET), y otro con reflectancia blanca. Ambos indoor son iguales, HomeBox 100x100x200, y los sistemas de ventilación también. En ellos usamos el nuevo sustrato Vitalink Professional, que viene con aportes suficientes para 6-7 semanas, además de un complejo bacteriano añadido, interesante, y que así probamos aquí; ya sabéis que en estos cuadernos hablaremos siempre que el tiempo y espacio lo permitan, de aquellos productos que creamos puedan sernos de interés; y este sustrato es uno de ellos. También usamos MealFrass, un abono orgánico que también lo es, y del cual ya hablaremos más extensamente.

Bien, hemos puesto 4 plantas Black x Black de Greenbud Seeds y 3 Crítical x Somango de Evogrun, ambas variedades de similar tiempo de floración y tamaño, que también os enseñé en él. 

Eso fue el 7 de julio pasado, y ya querréis ver las plantas, jajjsss, pero de eso nada, antes de eso apliquemos el refrán: “Lo que bien empieza, bien acaba.

Y el principio de un cultivo no es cuando ponemos las semillas a germinar y preparamos nuestros sustratos para acogerlas, sino mucho antes, unas tres semanas en algunos casos, si está aderezado con abonos orgánicos naturales.

Nosotros comenzamos casi tres semanas antes, el 21 de junio. Ahora os explicaré el motivo:

Normalmente cuando compramos en nuestro grow de confianza el sustrato para nuestras plantas este suele ser de reciente fabricación, pero nada nos lo asegura; puede llevar allí dos meses, o más. 

Los sustratos vienen bien envasados, y aunque el envase deja transpirar, puede darse el caso que dichos envases lleven tiempo en el distribuidor, compactado en su palé y sin aireación suficiente. Los nutrientes y bacterias no interactúan con él como debieran. Pero tranquilos, aunque los uséis recién comprados no pasa nada, las plantas crecerán bien, jajj…no q 26uiero asustaros, ni es otra mi intención,

Más aquí hablamos de técnicas avanzadas de cultivo, y estas desgraciadamente para algunos, los menos creo yo, alargan el tiempo de duración de los cultivos. Una de ellas es la preparación adecuada de un sustrato comercial para obtener de él su máximo rendimiento; y por lo tanto, unos mejores resultados en la cosecha de los cultivos. Ahora os explico el proceso y lo entenderéis mejor.

Como dije usamos sustrato Vitalink, suministrado por Hydrogarden.UK; es un sustrato enriquecido con abonos orgánico y un complejo bacteriano muy completo; los nutrientes que lleva son de liberación lenta, como el desarrollo de la vida bacteriana que lleva. Por lo tanto lo primero que hacemos es vaciar el envase y desmenuzarlo bien, a continuación llenamos los contendores hasta el borde, sin comprimirlo, en este caso el día 21 de junio, una semana, dejándolo airear unos días; el día 29 lo mezclamos con 250cc de Perlita para esponjarlo un poco más, pues le añadimos 25 gramos de MealFrass, una cantidad mucho menor de la indicada por el fabricante, pero es que solo busco su efecto plaguicida, y no añadir más nutrientes a un sustrato que ya viene lo bastante enriquecido; de ahí la perlita, que como es inerte, compensa la posible sobrefertilización.

Como ejemplo os enseño dos Quasar de Buddha Seeds que estoy testando bajo leds: una tiene 25 gramos de MealFrass y otra 50 gramos. Observad que esta última, la de detrás, presenta síntomas de sobrefertilización. Probando se aprende. Por cierto que este cultivo con Leds MaxSpect de Led Ventures, me está sorprendiendo gratamente, y por supuesto en breve lo veréis aquí.

quasar buddha

Y continuamos. Lo regamos, mojándolo, no inundándolo, y a continuación colocamos cada contenedor en el indoor que tiene asignado.

Ponemos una ligera ventilación, hasta que pasadas dos semanas ponemos a germinar las semillas.

Cuando estas lo hagan el sustrato estará preparado para acogerlas. Si es el caso de variedades feminizadas, que es el nuestro, los contenedores de propagación que usamos son de 1,3 litros, rellenos con sustrato del que están en los contenedores definitivos, así cuando las trasplantemos tras su propagación y enraizamiento no tendremos que estar vaciando ni trasegando con más sustrato.

Esto es mucho más importante en el caso de las variedades autoflorecientes, pues estas no se trasplantan, y así cuando las pongamos en el sustrato, este está en óptimas condiciones y lleno de vida bacteriana, listos para acogerlas y darlas todo su potencial.

Además, durante el tiempo que el enraizamiento y propagación avanzan, los contendores con el sustrato húmedo ayudan en gran medida a mantener los niveles altos de humedad que precisan las plantas en esa fase de su vida.

Y vale ya de rollo, vamos con los cultivos y las variedades, para estos cultivos hemos escogido 4 plantas Black x Black de Greenbud Seeds y 3 Crítical x Somango de Evogrun, variedades de similar tiempo de floración y tamaño. El motivo es obvio diréis algunos; pues en parte si y en parte no, tenemos más bancos, jajjsss…. El motivo es que son bancos de nueva aparición, que llevan unos años de trabajo y esfuerzo antes de sacar estas variedades al mercado; y en el de Greenbud Seeds en especial porque solo utilizan métodos de cultivo orgánico y todos los procesos de dichos cultivos, salvo los estrictamente necesarios de feminización, son naturales: y ya sabéis que yo soy ferviente defensor del cultivo natural y orgánico, llamémoslo ecológico.

Comenzamos los cultivos.

El día 7 de julio ponemos las semillas a germinar. Para ello usamos dos placas de Petri y algodones de desmaquillar. Es un método barato y seguro de germinación; por un lado asegura la trazabilidad de las semillas, cada variedad en sus placas, y por otro mantienen la humedad estupendamente.

Como prueba de ello, el día 10 todas las semillas han germinado perfectamente, y las plantamos en los contenedores de propagación anteriormente descritos. Una vez hecho esto colocamos las 14 plantas en el indoor de reflectancia blanca, y las dejo dos noches enraizando a oscuras, pues quiero que se estiren un poco, el posible problema de fragilidad de la plántula lo solucionamos con unos tutores de Medussa Protect, para no tener que limpiar las ramas inferiores y comprobar cómo se desarrollan las plantas de forma natural, si poda alguna. Pasado ese tiempo comienzan su ciclo con 18 horas de luz por 8 horas de oscuridad. con una bombilla fría de bajo consumo, de crecimiento, 250W Agrolite, durante dos semanas, que van creciendo poco a poco y enraizando; ahí tenéis las fotos el día 19 de julio.

Una vez transcurridas estas, ponemos 4 Black y 3 Crítical x Somango en cada indoor, donde continuarán con el mismo fotoperíodo dos semanas más, hasta el 2 de agosto, cuando ya las trasplantamos a su contendor de 10.8 litros definitivo y continuamos una semana más de crecimiento.

Mucho, pensaréis algunos, más estamos siguiendo una técnica avanzada, que como ya dije, es más larga que la tradicional, y doy 5 semanas de crecimiento antes de pasar a la fase de floración. Todo el tiempo de más que conlleva, lo ganaremos cuando cosechemos; aquí lo comprobaréis de primera mano, si los Dioses quieren y no surge ningún contratiempo.

Y sigo. Los parámetros de humedad y de temperatura son los adecuados a cada fase de cultivo y no voy a aburriros, ya los he explicado muchas veces.

El día 12 de agosto, como veis en la foto, comenzamos con el periodo de floración, ajustando el horario a 12 horas por 12 horas, momento en que las dejamos, y retomaremos en el siguiente cuaderno, que aconsejo no os perdáis como están estas plantas.

Plantas el 12 del 8

Y por último hay un tema que quiero tratar:

La trazabilidad.

Desde el momento de su puesta en germinación las plantas deben ir debidamente identificadas: mientras lo hacen por nº de lote, y cuando se ponen a enraizar cada planta con su nº correspondiente que la identifique. 

Podemos usar etiquetas, pero puede darse el caso, por ejemplo trasplantando, que bailemos una, y entonces nuestro trabajo de seguimiento se verá afectado; si son todas las plantas de la misma variedad el problema es mínimo, más, si como es nuestro caso, cultivamos dos variedades distintas, ya está el seguimiento fastidiado, jajss… y el ridículo asegurado.

No pretendo dar lecciones, existen muchas formas de asegurar dicha trazabilidad, pero el que yo utilizo es infalible: como veis en las fotos, uso placas de Petri, coloco cada lote en una, humedezco los algodones, la cierro y con un rotulador indeleble anoto el nombre y la fecha; difícil será equivocarse.

Cuando las pongo a propagar y enraizar, pongo el nombre y el nº que le corresponda en el contenedor que usaré para ello; y más tarde, como veis en las fotos, que aunque no correspondan valen de ejemplo, cuando trasplanto dicha planta a su contenedor definitivo, también rotulo este con su nombre. Más trazabilidad no se puede pedir, salvo mala fe claro, que no es el caso.

Y bueno amigas y amigos, espero no haberos aburrido mucho y lo aquí escrito os guste, y sobretodo os sirva, que es de lo que se trata.

Es la hora de despedirse, y quizá os vea en Expogrow Irún este finde…

Si no, hasta pronto. #LosMejoresHumos desde mi ensenada, y como no, boong de #Syrup a vuestra salud.

 

Hola Verde Mundo, bienvenidos a bordo de Cannabis.es para iniciar otra nueva singladura con toda-os nosotros por esta Mar que tanto nos apasiona.

Hoy toca Cuaderno técnico, el nº 3, en el cual comenzamos ya nuestros cultivos con técnicas más avanzadas y que nos permitirán conseguir a poco que las apliquemos, los mejores resultados posibles de nuestros cultivos.

Como ya os expliqué, y visteis en el anterior cuaderno, comenzamos dos cultivos a la vez, con las mismas variedades, Luminaria Xtrasun de Hydofarm HPS 600W; uno en reflectancia plateada (o PET), y otro con reflectancia BLANCA. Ambos Indoor son iguales, HomeBox 100x100x200, y los sistemas de ventilación también. En ellos usamos el nuevo sustrato Vitalink Proffesional, que viene con aportes suficientes para 6-7 semanas, además de un complejo bacteriano añadido, interesante, y que así probamos aquí; ya sabéis que en estos cuadernos hablaremos siempre que el tiempo y espacio lo permitan, de aquellos productos que creamos puedan sernos de interés; y este sustrato es uno de ellos. También usamos MealFras, un abono orgánico que también lo es, y del cual ya hablaremos más extensamente.

Bien, hemos puesto 4 plantas BlackXBlack de GrenBudSeeds y 3 CríticalXSomango de Evogrun Seeds, ambas variedades de similar tiempo de floración y tamaño, que también os enseñé en él.

Eso fue el 7 de julio pasado, y ya querréis ver las plantas, jajjsss, pero de eso nada, antes de eso apliquemos el refrán: “Lo que bien empieza, bien acaba.”

Y el principio de un cultivo no es cuando ponemos las semillas a germinar y preparamos nuestros sustratos para acogerlas, sino mucho antes, unas tres semanas en algunos casos, si está aderezado con abonos orgánicos naturales.

Nosotros comenzamos casi tres semanas antes, el 21 de junio.

Ahora os explicaré el motivo:

Normalmente cuando compramos en nuestro grow de confianza el sustrato para nuestras plantas este suele ser de reciente fabricación, pero nada nos lo asegura; puede llevar allí dos meses, o más.

Los sustratos vienen bien envasados, y aunque el envase deja transpirar, puede darse el caso que dichos envases lleven tiempo en el distribuidor, compactado en su palé y sin aireación suficiente. Los nutrientes y bacterias no interactúan con él como debieran. Pero tranquilos, aunque los uséis recién comprados no pasa nada, las plantas crecerán bien, jajj…no q 26uiero asustaros, ni es otra mi intención,

Más aquí hablamos de técnicas avanzadas de cultivo, y estas desgraciadamente para algunos, los menos creo yo, alargan el tiempo de duración de los cultivos. Una de ellas es la preparación adecuada de un sustrato comercial para obtener de él su máximo rendimiento; y por lo tanto, unos mejores resultados en la cosecha de los cultivos.

Ahora os explico el proceso y lo entenderéis mejor.

Como dije usamos sustrato Vitalink, suministrado por Hydrogarden.UK; es un sustrato enriquecido con abonos orgánico y un complejo bacteriano muy completo; los nutrientes que lleva son de liberación lenta, como el desarrollo de la vida bacteriana que lleva. Por lo tanto lo primero que hacemos es vaciar el envase y desmenuzarlo bien, a continuación llenamos los contendores hasta el borde, sin comprimirlo, en este caso el día 21 de junio, una semana, dejándolo airear unos días; el día 29 lo mezclamos con 250cc de Perlita para esponjarlo un poco más, pues le añadimos 25 gramos de MealFrass, una cantidad mucho menor de la indicada por el fabricante, pero es que solo busco su efecto plaguicida, y no añadir más nutrientes a un sustrato que ya viene lo bastante enriquecido; de ahí la perlita, que como es inerte, compensa la posible sobrefertilización.

Como ejemplo os enseño dos Quasar de Buddha Seeds que estoy testando bajo Leds: Una tiene 25 gramos de MealFrass y otra 50 gramos. Observad que esta última, la de detrás, presenta síntomas de sobrefertilización. Probando se aprende. Por cierto que este cultivo con Leds MaxSpect de Led Venture, me está sorprendiendo gratamente, y por supuesto en breve lo veréis aquí.

Y continuamos. Lo regamos, mojándolo, no inundándolo, y a continuación colocamos cada contenedor en el indoor que tiene asignado.

Ponemos una ligera ventilación, hasta que pasadas dos semanas ponemos a germinar las semillas.

Cuando estas lo hagan el sustrato estará preparado para acogerlas. Si es el caso de variedades feminizadas, que es el nuestro, los contenedores de propagación que usamos son de 1,3 litros, rellenos con sustrato del que están en los contenedores definitivos, así cuando las trasplantemos tras su propagación y enraizamiento no tendremos que estar vaciando ni trasegando con más sustrato.

Esto es mucho más importante en el caso de las variedades autoflorecientes, pues estas no se trasplantan, y así cuando las pongamos en el sustrato, este está en óptimas condiciones y lleno de vida bacteriana, listos para acogerlas y darlas todo su potencial.

Además, durante el tiempo que el enraizamiento y propagación avanzan, los contendores con el sustrato húmedo ayudan en gran medida a mantener los niveles altos de humedad que precisan las plantas en esa fase de su vida.

Y vale ya de rollo, vamos con los cultivos y las variedades, para estos cultivos hemos escogido 4 plantas Black x Black de Greenbud Seeds y 3 Crítical x Somango de Evogrun Seeds, variedades de similar tiempo de floración y tamaño. El motivo es obvio diréis algunos; pues en parte si y en parte no, tenemos más bancos, jajjsss…. El motivo es que son bancos de nueva aparición, que llevan unos años de trabajo y esfuerzo antes de sacar estas variedades al mercado; y en el de Greenbud Seeds en especial porque solo utilizan métodos de cultivo orgánico y todos los procesos de dichos cultivos, salvo los estrictamente necesarios de feminización, son naturales: y ya sabéis que yo soy ferviente defensor del cultivo natural y orgánico, llamémoslo ecológico.

Comenzamos los cultivos.

El día 7 de julio ponemos las semillas a germinar. Para ello usamos dos placas de Petri y algodones de desmaquillar. Es un método barato y seguro de germinación; por un lado asegura la trazabilidad de las semillas, cada variedad en sus placas, y por otro mantienen la humedad estupendamente.

Como prueba de ello, el día 10 todas las semillas han germinado perfectamente, y las plantamos en los contenedores de propagación anteriormente descritos. Una vez hecho esto colocamos las 14 plantas en el indoor de reflectancia blanca, y las dejo dos noches enraizando a oscuras, pues quiero que se estiren un poco, el posible problema de fragilidad de la plántula lo solucionamos con unos tutores de Medussa Protect, para no tener que limpiar las ramas inferiores y comprobar cómo se desarrollan las plantas de forma natural, si poda alguna. Pasado ese tiempo comienzan su ciclo con 18 hrs. de luz por 8 hrs. de oscuridad. con una bombilla fría de bajo consumo, de crecimiento, 250W Agrolite, durante dos semanas, que van creciendo poco a poco y enraizando; ahí tenéis las fotos el día 19 de julio.

Una vez transcurridas estas, ponemos 4 Black y 3 Crítical x Somango en cada indoor, donde continuarán con el mismo fotoperíodo dos semanas más, hasta el 2 de agosto, cuando ya las trasplantamos a su contendor de 10.8 litros definitivo y continuamos una semana más de crecimiento.

Mucho, pensaréis algunos, más estamos siguiendo una técnica avanzada, que como ya dije, es más larga que la tradicional, y doy 5 semanas de crecimiento antes de pasar a la fase de floración. Todo el tiempo de más que conlleva, lo ganaremos cuando cosechemos; aquí lo comprobaréis de primera mano, si los Dioses quieren y no surge ningún contratiempo.

Y sigo. Los parámetros de humedad y de temperatura son los adecuados a cada fase de cultivo y no voy a aburriros, ya los he explicado muchas veces.

El día 12 de agosto, como veis en la foto, comenzamos con el periodo de floración, ajustando el horario a 12 horas por 12 horas, momento en que las dejamos, y retomaremos en el siguiente cuaderno, que aconsejo no os perdáis como están estas plantas.

Y por último hay un tema que quiero tratar:

La trazabilidad.

Desde el momento de su puesta en germinación las plantas deben ir debidamente identificadas: mientras lo hacen por nº de lote, y cuando se ponen a enraizar cada planta con su nº correspondiente que la identifique.

Podemos usar etiquetas, pero puede darse el caso, por ejemplo trasplantando, que bailemos una, y entonces nuestro trabajo de seguimiento se verá afectado; si son todas las plantas de la misma variedad el problema es mínimo, más, si como es nuestro caso, cultivamos dos variedades distintas, ya está el seguimiento fastidiado, jajss…y el ridículo asegurado.

No pretendo dar lecciones, existen muchas formas de asegurar dicha trazabilidad, pero el que yo utilizo es infalible:

Como veis en las fotos, uso placas de Petri, coloco cada lote en una, humedezco los algodones, la cierro y con un rotulador indeleble anoto el nombre y la fecha; difícil será equivocarse.

Cuando las pongo a propagar y enraizar, pongo el nombre y el nº que le corresponda en el contenedor que usaré para ello; y más tarde, como veis en las fotos, que aunque no correspondan valen de ejemplo, cuando trasplanto dicha planta a su contenedor definitivo, también rotulo este con su nombre. Más trazabilidad no se puede pedir, salvo mala fe claro, que no es el caso.

Y bueno amigas y amigos, espero no haberos aburrido mucho y lo aquí escrito os guste, y sobretodo os sirva, que es de lo que se trata.

Es la hora de despedirse, y quizá os vea en Expogrow Irún este finde…

Si no, hasta pronto. #LosMejoresHumos desde mi ensenada, y como no, boong de #Syrup a vuestra salud.