Weednos días amigas y amigos de la Verde Mar de María, bienvenidos a bordo del “Viejo Gruñon”, aquella vieja goleta de nuestras primeras singladuras, y que ahora navega en conserva con Cannabis.es, bella fragata de 40 cañones de cuya tripulación me honra ser parte, al mando de nuestro capitán Gonzalo.

El Rincón del Viejo Gruñón: Cavilaciones

Escrito por el . Publicado en Artículo

4.6904761904762 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.69 (42 Votos)

Weednos días amigas y amigos de la Verde Mar de María, bienvenidos a bordo del “Viejo Gruñon”, aquella vieja goleta de nuestras primeras singladuras, y que ahora navega en conserva con Cannabis.es, bella fragata de 40 cañones de cuya tripulación me honra ser parte, al mando de nuestro capitán Gonzalo.

Más antes permitidme una pequeña aclaración:

Como todos sabéis comenzamos nuestro 2º año de singladura con cambios; uno de ellos fue en nuestra sección de cultivo, con la incorporación de los Cuadernos Técnicos de Cultivo y aprovecho para agradeceros la buena acogida por vuestra parte; también comenzaremos muy pronto a compartir los vídeos de dichos cuadernos en nuestro canal de YouTube, y esta, que es la vuelta al servicio de esta goleta, recién carenada y alistada para surcar presta la Verde Mar.

No penséis nada raro, ambas embarcaciones llevamos el mismo rumbo, más en alguna ocasión, aquellas en que mi ánimo corre frío, pido permiso a mi capitán y de dicho rumbo me desvío; no busco presa alguna entre la niebla, solo la verdad persigo; y cuando algo no me cuadra, aquí en mi goleta, sentado en la camareta lo escribo. Son solo opiniones mías, de mis palabras soy preso; nadie más las suscribe, ni tampoco ellas comparten.

Así pues como os digo, estas palabras son mías y a nadie implican, de ellas soy único responsable, pues debe ser cosa de la edad, malo es llegar a viejo; más peor es no llegar a ello, y la edad me ha vuelto escéptico; o quizá sea que me estoy volviendo tonto, aunque esto último no sea creo.

Y ya sin más demora, serviolas en sus puestos, escotas flojas y sin destino cierto, cojo mi pluma y comienzo; pero antes un inciso, permitidme buscar inspiración en mi Boong de dulce #Syrup continuo. A vuestra salud Verde Mundo. Y ahora, para evitar malos entendimientos, paso a hablar en castellano claro.

La idea de incorporar este apartado en mi sección surgió tras la última AsturWeekend, copa cannábica organizada por Cisca Astur en la que tuve la oportunidad de formar parte del jurado; precisamente con unas cavilaciones sobre dichas copas pensaba hablar en la primera singladura, pero al regresar de la pasada ExpoGrow de Irún 2016, durante la cual tuve la oportunidad de pasarlo en grande junto a Inma y Gonzalo, recordé el haber sentido sensaciones extrañas, algo que no había percibido antes en otra feria del ramo. Sumado eso a ciertas conversaciones surgidas, comentarios que oyes… qué os voy a contar de una feria, me decidí a escribir de otros temas.

Muchos me conocéis hace ya tiempo, otros no tanto, más sabéis que soy de familia de marinos y pescadores, navegantes de generaciones; algunos fueron piratas, otros contrabandistas; los más honrados, marinos comerciantes y pescadores. La costa en la que nací, y la ensenada donde tengo mi amarre, de siglos ha sido visitada por gente de todo tipo, primero por los celtas de las islas, después fenicios, ambos en busca de hierro, más tarde por los romanos, y no sigo con más historia que os aburro.
Si a eso le añadimos que mi madre era de la Cantabria profunda, familia de ganaderos y tratantes, comprenderéis, que aunque no me dedique a ellos, la Mar es mi pasión, doy gracias a los Dioses, llevo el negocio en la sangre, quizá tenga ancestros fenicios, más me crié entre ellos a pie de muelle, y en despachos, más tarde, junto a mi padre.

Reconozco que este verde mundo del que hablamos está movido por el negocio, que no crítico, pues de sobra sé que muchísimas familias viven de él, y espero y deseo sean cada día más. Pero también se ve al vuelo que está lleno de negociantes; unos honrados y otros no tanto, más no dudéis amigos míos que todos son listos y hábiles, ninguno acepta gato por lo liebre; y por lo que tengo comprobado con algunos, la palabra vale poco, así pues, cuando todo está normal, nada sucede en apariencia, busca algo que no esté en su sitio; si lo encuentras, busca.

Ciertas conversaciones, ciertas actitudes observadas los días pasados desde ella son la clave.

Y en ellas busco, pues como escribí antes, la edad me debe volver tonto: no entiendo a ciertas personas que dicen hablar en nombre de otro, ni tampoco que se presenten en stand alguno de mi parte sin yo saberlo; más esto no importa mucho, solo me afecta a mí, y a esta revista por defecto, así que lo dejo pasar.

Tampoco entiendo las continuas incautaciones, todas detectadas por los enganches ilegales de luz; eso es delito y yo eso no lo admito; si queremos legalización debemos primero ser legales, y dar ejemplo. Hago la vista gorda y no incluyo a quienes por necesidad lo hagan, bastante tienen con ella, hablo de breeders, de bancos reconocidos, que cobran por su trabajo y esfuerzo; más ya hablé de ello en su día, así voy con otro tema que está en boca de todos, y de nadie.

Nadie habla de él, tan siquiera investiga; simplemente siembra rumores y confusión sobre algo que debiera se público. Más no voy a ser yo quién rompa lanzas a favor de nadie, solamente no comprendo, y por eso me pregunto: ¿Cómo en este verde mundo en el que nos movemos, tan lleno de hábiles negociantes, dónde tanto dinero se mueve en negocios legales, puede una persona sola engañar a tantos?
Misterio e intriga amigos míos es la respuesta, pues sin información veraz no hay noticia, solo es viento; por eso también me sorprende, y mucho, ver directores de medios serios acusando públicamente, citando empresas o nombres. No quiero señalar a nadie ni tampoco dar lecciones a maestros, solo opino a mi manera: creo que un director debe ser objetivo y serio, mantenerse aparte de disputas, y saber delegar en sus redactores cuando sea su deseo no serlo. También debe dar oportunidad de explicarse al acusado antes de publicar nada.

Son muchas las personas afectadas por este turbio asunto, de todos conocidos y del que curiosamente nadie habla; y son muchos los millones de semillas, que son bastantes euros los que se dice volaron; una estafa en toda regla, y lo más lo curioso del caso es que sabiéndose hace meses, nadie creo hasta ahora, se atrevió hacerle eco.

Más no os preocupéis amigos, hoy navego con la bandera de corso y ando la caza, me enteraré bien antes de seguir escribiendo, y cuando todo lo tenga hilado, os lo cuento, contad con ello, no doy mi palabra en vano.

Y ahora cambio de bordo, dejamos atrás esas aguas enfangadas y abrimos a otras algo más claras, aunque hoy para mí es difícil, será que la edad vuelve obtuso mi entendimiento y existe otra cosa que me preocupa.

Me explico: en los últimos meses, curiosamente coincidiendo con la desaparición de cierto medio, las distintas redes y foros cannábico se están inundando con multitud de artículos sobre cultivo, opinión, activismo, etc. Se suben multitud de vídeos y comparte información muy interesante para todos en esta verde Mar. Y es un esfuerzo que alabo y aplaudo, lo que me preocupa es el hecho, y ojo que hablo de un supuesto, es que muchos de ellos lo hagan en busca del posicionamiento en internet, ese tan famoso que ciertos personajes andan vendiendo por ahí, y que según ellos comenzará a proporcionar beneficios económicos a los autores, sea otro “bluff” de esos a los que nos tiene por desgracia tan acostumbrados.
Y me preocupa ciertamente que llegue enero, y esos supuesto beneficios no lleguen, los autores se queden esperando una quimera que no llegará. Mientras durante todos estos meses, y los que faltan hasta entonces, los responsables de ciertas plataformas o redes privadas, leáse los vendedores de humo, se han estado beneficiando, y cobrando por el trabajo de otros. ¿O acaso reparten con ellos los beneficios de la publicidad que exhiben en ellas? No… pues eso.

Y nada más por hoy amigos, el vigía me avisa que mi capitán me demanda y debo volver a la línea.

Disculpadme si alguien se siente ofendido, mas no ha sido mi intención, tan solo son las cavilaciones de un viejo.

#LosMejoresHumos desde mi ensenada en Cantabria, y Boong a vuestra salud.
Hasta pronto.

RAWKt2YE