El cultivo de la marihuana: el cultivo de interior XXVII

Escrito por el . Publicado en Artículo

4.7285714285714 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.73 (35 Votos)

 

Buenos días amigas y amigos de Cannabis.es,

Bienvenidos a bordo para continuar nuestra travesía por el cultivo de interior, con esos dos cultivos alternativos, que vimos la semana pasada y que tenemos cada uno en su indoor HomeBox, reflectancia blanca de similares medidas (100x100x200 HPS) y LED (120x90x180). Para los que no lo leísteis, pusimos en ellos tres variedades autoflorecientes, 5 Critical, 4 AK 47 y  4 Northern Ligth, en ambos cultivos. Las plantas sólo habían recibido una mínima aportación de té de humus y  ningún tipo de aporte más hasta el día de estas fotos -18 de noviembre- en que las dejamos, con un color verde oliva guardia civil muy prometedor.

Continuación de la comparativa entre cultivo LED y HPS 400 wts, ref. blanca.

Hoy seguiremos hablando de ellos, pero antes permitidme unas cuantas consideraciones sobre un tema que se toca poco en las páginas de cultivo de las diversas revistas del sector: la seguridad. Y no me refiero a la seguridad de nuestros cultivos, que no los detecten, etc…Si no a nuestra propia seguridad personal.

Me explico, el tema va por que estas últimas semanas se han producido dos incautaciones de cultivos en Cantabria, descubiertos a causa de un incendio, los bomberos acuden a sofocar el fuego y la guardia civil al levantar diligencias los descubre, y ya está el lío. Pero no es esto lo peor que puede suceder, el fuego tal vez se propague y nos llegue producir la muerte. Es duro, lo sé, pero todos habéis leído noticias a diario sobre personas que fallecen en incendios.

Así pues, debemos atenernos a unas normas básicas para asegurar un correcto funcionamiento de los aparatos que usamos en nuestros indoors, y esto incluye el uso de regletas, cableado y enchufes correctos. Cada aparato eléctrico, balastros, ventiladores, etc, tiene una potencia determinada, en el caso del balastro, 400, 600 o los wts que usemos; cada aparato utiliza un cableado acorde a la potencia que desarrolla, lo que implica una sección de cable y longitud determinada de cable para su correcto uso. Lo mismo ocurre en el caso de las regletas, donde enchufamos los distintos aparatos: tienen una longitud de cable acorde a la potencia que soporta, y ojo, no todas son iguales.

Una regleta segura debe soportar una potencia acorde a los aparatos que soporta; por ello deberemos sumar dicha potencia: Balastro 400 wts, ventiladores, extractoras e intractores, unos 150-200 wts (estoy exagerando un poco, pero más vale pecar de exceso que lamentar después). Necesitaremos pues una que soporte un mínimo de 800 wts para evitar sobrecargas. Es muy aconsejable que dispongan de interruptor y de un sistema de apagado automático por sobrecarga o fallo, contacto, de algún aparato en su conexión.

Bien, casi todos tenemos eso, en la mayoría de los cultivos que visito usan dichas regletas y la seguridad es impecable. Pero hay algunos que olvidan una cosa muy importante: al igual que la regleta debe ser acorde a la potencia que debe soportar, el enchufe de la pared al cual va enchufada dicha regleta también debe serlo, y soportar más potencia de la que en él se enchufa. Y desgraciadamente en muchos casos no lo son, ved fotos. En muchos casos los enchufes de nuestras casas son los originales de obra, y esos precisamente son los más baratos, y ninguno es adecuado para soportar durante un periodo prolongado de tiempo mucha potencia (y 1000 wts. lo son), y menos durante 18 horas, tres meses seguidos; en la mayoría de estos casos, falla y solo provoca un salto del diferencial de los automáticos, lo cual nos permite localizar el fallo. Más alguna vez se calientan, fundiéndose poco a poco, llegando el caso de provocar un incendio.

Un consejo: jamás acortéis cables de los aparatos, y en caso que debáis de hacerlo, consultad un poco antes de hacerlo.

Y me dejo ya de consejos y vamos con los cultivos que nos traemos entre manos.

El día 18 de noviembre aún no había comenzado su floración, y recordad que había compensado las temperatura de ambos indoors,  a +-27.5º máxima, casi perfecta, para igualar las temperatura de los sustratos de ambos cultivos, cuyas mínimas estaban en 20,8º, durante su periodo de oscuridad, o sea en la habitación.

El día 22 comienzan los primeros signos de floración, momento en que pensé regarlas con un ligero té de algas para favorecerla, pero las plantas no mostraban signo alguno de necesitarlo, por lo que las riego sólo con agua y el pH ajustado a 6.0., La humedad en los dos está ajustada al 67% y la temperatura máxima en ambos indoors está a 27,0º. Por el contrario en las mínimas sí que hay diferencia, en el HPS está ajustada a 24º, mientras que el LED continua en 20,8º. La explicación de esa diferencia es sencilla, ¿Recordáis el invento del que os hablé la semana pasada? Es el causante. Se trata del EcoHeat, un sencillo y eficaz calefactor para invernaderos que distribuye Hydrogarden UK. Ya sabéis que yo me fijo mucho en nuestros amigos ingleses, y fueron ellos precisamente quienes me hablaron de su efectividad.

Su funcionamiento es sencillo, basta colocarlo sobre el suelo del indoor. Lleva incorporadas unas patas que lo mantienen separado de él, y encenderlo, crea una corriente de aire cálido que mantiene la temperatura estable en los periodos de oscuridad, 24º como es este caso, sirviéndonos al mismo tiempo, en caso de necesidad, para regular el nivel de humedad dentro del cultivo. Por otra parte, su consumo eléctrico es muy bajo, dependiendo del tamaño y como lo regulemos -va de 45 a 135 wts- lo que a pesar de que encarezca el consumo eléctrico total, es muy interesante para nuestros cultivos.

Y seguimos…

El día 30 ya la floración avanza y comienzan a notarse los primeros síntomas de espigamiento en alguna planta del indoor LED; por el contrario en el indoor HPS las plantas continúan con un desarrollo estable, sin ningún síntoma de espigamiento; en las fotos vemos diferencias escasas de tamaño, más debemos achacarlos a que son tres variedades diferentes, y su tamaño no es el mismo. Las temeperaturas se mantienen en los parámetros de la semana anterior y la humedad ya un poco más baja, 63%.

El día 7 de diciembre el espigamiento del cultivo LED es más que apreciable y el cultivo HPS continúa su desarrollo dentro de las pautas normales de crecimiento de las variedades. Todavía no han recibido ningún otro tipo de aporte o nutriente más que los que el propio sustrato Heavy Mix contiene, y la verdad es que me están gustando estas variedades de Evogrun, de momento, preciosas.

Ya las tenemos en su séptima semana de vida, cuarta desde que iniciaron su floración. Estamos a 14 de diciembre, y ya plantas comienzan a denotar cierta necesidad de aportes y nutrientes adecuados a esta fase de su vida, aunque como veis en las fotos, están preciosas, y más si tenemos en cuenta lo que han costado en abonos: 0 euros.. La diferencia entre las plantas de ambos cultivos ya es mucho más apreciable (ved las fotos), a la vez que su floración continua imparable.

Quizá si nos fijamos bien, en el cultivo LED está menos adelantada que en otro cultivo, es una de las cosas que ya observamos en nuestro anterior cultivo con este sistema de iluminación LED, los cultivos se alargan más que los de iluminación HPS. Aunque aún es pronto para juzgar amigos míos.

Y aquí las dejamos por hoy amigas y amigos, hasta la semana que viene, que os hablaré entre otras cosas, sobre mi trabajo de tester, apasionante, que seguro os gustará.

Hasta entonces, voy a por  mí inseparable boong lleno de sabrosa #Syrup, que me aguarda impaciente. Jaja, sabrosa hierba, que lo aquí escrito inspira...

Los mejores humos desde mi ensenada y hasta pronto,

A vuestra salud,

Adryc.