Este artículo es una pequeña guía o manual para poder guiarse a la hora de tener que decidir qué semillas plantar en nuestro cultivo.

La odisea de elegir una semilla de cannabis

Escrito por .

4.25 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.25 (24 Votos)
Tipos de semillas de cannabis

 

Hola a todos me presento soy Ramón Souto de Cultivaunaidea.com, a partir de ahora empezaré poco a poco a escribir artículos para este gran medio de la comunicación que es Cannabis.es. Así que este será mi primer artículo, una pequeña guía o manual como queráis llamarlo para poder guiarse a la hora de tener que decidir qué semillas plantar en nuestro cultivo.

Cada año aparecen multitud de nuevas genéticas en el mercado consiguiendo aún una mayor confusión en los cultivadores que recién comienzan su andadura en el cultivo de cannabis, con esta guía queremos hacer ver a la gente qué variedades le irán mejor según sus gustos o necesidades.

Para no errar en esta decisión es necesario que nos tomemos un tiempo para entender los diferentes tipos de semillas que podemos encontrar en el mercado, así como los distintos tipos de cannabis que existen y las diferencias entre ellos.

No debemos guiarnos por una foto o por una atractiva descripción sobre una de las nuevas variedades que sale en el catálogo de cualquier banco de semillas, es mejor conocer nuestros gusto y necesidades para llegar a la mejor variedad para cada uno.

Una persona que busca producción en sus cosechas o efectos narcóticos demoledores deberá decantarse por las variedades indicas. Si por el contrario busca un mayor matiz de sabores o unos efectos más estimulantes y psicodélicos tendrá que elegir las variedades con predominancia sativa o sativas puras.

Según vayáis cultivando y probando distintas variedades acabareis por descubrir cuales son vuestras favoritas o aquellas que van mejor para vuestras dolencias.

¿Qué tipos de semillas nos podemos encontrar?

Para poder poner una clasificación clara las podemos dividir en dos grupos las semillas de cannabis regulares (machos y hembras) y las semillas de marihuana feminizadas.

Semillas de cannabis regulares

Son aquellas que se obtienen de forma natural, en del cannabis poliniza de forma aleatoria sin ningún tipo de selección (panmixia), sin embargo, en cultivos interiores se realizan de una forma controlada.

Al cultivar semillas regulares tenemos una probabilidad del 50% de que salgan hembras, por eso es aconsejable germinar el doble de semillas de las que tenemos pensado cultivar.

Sin embargo, este tipo de semillas son aconsejables para realizar selecciones, suelen salir genéticas más vigorosas y de mayor estabilidad que las variedades feminizadas.

Semillas de marihuana feminizadas

Vamos a realizar un pequeño resumen para que todo el mundo lo entienda, se trata de semillas en las que mediante el tiosulfato de plata (STS) se revierte una hembra en macho, con ello se transformará físicamente en macho pero con la genética de una hembra. Entonces cuando cruzamos ese macho revertido con una hembra conseguimos que prácticamente toda su descendencia sea fémina.

Es una buena opción para principiantes, ya que se ahorraran el hecho de tener que separar los machos de las hembras al comienzo de la floración, evitando así que por culpa de cualquier error se polinice el cultivo.

El cultivar semillas feminizadas supone un ahorro económico (abonos, tierra, agua…) y de tiempo ya que tenemos que pararnos planta a planta e ir retirándola del cultivo.

Semillas autoflorecientes (regulares o feminizadas)

Son aquellas que no dependen de ningún fotoperiodo para florecer, tengo visto plantas automáticas con fotoperiodos de 12/12, 16/8 , 18/6 o 20/4, y en todos los cultivos se pudo cosechar con la única diferencia de que las plantas que fueron cultivadas con los fotoperiodos de más horas de luz alcanzaron un mayor porte y por consiguiente un aumento en la producción final.

Es muy importante que este tipo de semillas realicen la fase de crecimiento lo mejor posible, esto es debido a que este tipo de plantas comienzan a florecer por sí mismas sobre los 25-30 días de vida, si durante esta fase ocurre algo que ralentice el crecimiento puede que nos quedemos con una planta de porte raquítico.

Las necesidades alimenticias de este tipo de plantas suele ser más reducidas, es aconsejable ir poco a poco con los fertilizantes, ya que un exceso puede provocar que la planta se paralice unos días.

También son otra opción muy usada por los que comienzan en el autocultivo, toman esta decisión por la sencillez de no tener que realizar ningún cambio en el fotoperiodo cuando se cultivan en interior o la comodidad de poder cultivar variedades en cualquier época del año (viviendo en climas cálidos).

¿Qué distintos tipos de cannabis existen?

El cannabis se clasifica en tres subespecies, con claras diferencias entre ellas tanto fisiológicas como en sus efectos. A continuación, detallaré cada uno de ellos:

Cannabis Sativa subespecie Sativa

Son plantas originarias de África, América (México, Jamaica…) y Asia (Nepal, Tailandia…). Dependiendo la zona expresan características propias de la región, debido al lugar y al clima en el que son cultivadas.

Son plantas de un crecimiento muy rápido, que pueden alcanzar alturas descomunales en exterior y con una gran distancia internodal. Tienen unas hojas grandes de foliolos estrechos y alargados. Poseen un sistema radicular amplio, su floración es tardía y sus flores son alargadas y esponjosas.

En el comienzo de la floración pueden llegar a triplicar su tamaño, por eso en interior es aconsejable su cultivo a 12 horas de luz y 12 de oscuridad desde semilla, consiguiendo así una distancia internodal más reducida y un porte más arbustivo.

Los efectos de las variedades sativas son principalmente cerebrales, se usan para estimular la creatividad, suelen provocar sensaciones de euforia y de aumento del apetito.

En cuanto a los sabores, las variedades sativas disponen de una cantidad de matices superiores a las variedades indicas: podemos encontrarnos los míticos sabores terrosos, inciensados e incluso picantes.

No son recomendables para los principiantes debido a las altas exigencias de estas variedades y la floración tardía que tienen, pueden ir desde las 10 a las 20 semanas de floración, algunas serían recogidas a finales de año en nuestro país; existen sativas puras de floraciones muy tardías pero que pueden ofrecernos unas calidades y sabores indescriptibles como también los efectos más psicodélicos dentro del cannabis.

Variedades: Las Haze, KaliMist, Hawaiaan Snow…

Cannabis Sativa subespecie Indica

Son plantas originarias del norte de la India, de la zona de Afganistán, Pakistán, en algunas regiones del norte de América, el HinduKush y el Tíbet.

En el año 1783 el naturalista francés Jean-Baptiste Lamarck fue quién describió esta subespecie por primera vez.

Tienen una forma arbustiva, con un porte bajo y una distancia internodal mucho más reducida que las sativas. Poseen unas hojas grandes con los foliolos muy anchos. Sus flores son mucho más grandes y compactas que las sativas, teniendo que prestar atención a la humedad en la etapa de floración. Estas variedades son mucho más sensibles a los hongos como la botrytis (moho gris)

Durante la prefloración (etapa entre crecimiento y floración) estas variedades de cannabis suelen doblar su altura, incluso alguna algo menos teniéndole que dejar más tiempo en la fase vegetativa.

Son de las más usadas en el cultivo interior debido a sus cortos períodos de floración ( de 45 a 70 días) y cosechándolas en el mes de septiembre o octubre en exterior, también suelen cultivarse mucho en galerías y terrazas debida a su corta estatura. En exterior y en tierra madre pueden llegar a dar producciones de kilo y medio por planta.

La mayoría de las variedades indicas proporcionan un efecto narcótico, tanto corporal como psíquicamente. Son muy empleadas para obtener efectos medicinales, debido a que estas plantas tienen mayor porcentaje de Cannabidiol - CBD (propiedad relajante y analgésica).

En la gama de sabores de las indicas los más comunes son los dulces y afrutados (cítricos, amargos, dulces…) aunque nos podemos encontrar con gustos a caramelo, vainilla, hachís y otros que tendréis que descubrir por vosotros mismos.

Son muy aconsejables para los cultivadores noveles debido a, su corta etapa de floración (7 a 8 semanas dependiendo de la variedad),a parte de la facilidad de cultivo que nos proporcionan las indicas.

Variedades: Las familias Skunk y Kush, MK – Ultra, White Rhino…

Cannabis Sativa subespecie Ruderalis

Son plantas procedentes del sur de Siberia y del norte de Kazajstán, en esta zonas los días son muy cortos, por lo consiguiente las plantas reciben muy poca energía lumínica y con el tiempo se fueron adaptando a estas condiciones. No dependen de ningún ciclo de luz para iniciar la floración. Esta subespecie puede soportar las duras condiciones climáticas (pueden llegar a soportar climas helados) de los sitios de donde es originaria como: Rusia, Asia Central o Europa central.

El término ruderalis proviene del latín y lo podemos relacionar con “ruderal”, este término se emplea para determinar especies plantas silvestres colonizadoras, esto quiere decir que son las primeras plantas en invadir cultivos o tierras que ya fueron trabajadas por el hombre con anterioridad.

Esta subespecie en su forma natural contiene niveles muy bajos de THC y elevados en CBD, tienen una estatura demasiado baja (de 30 a 80 cm) y una floración más temprana aún que las indicas. Una de las características más importantes de esta especie es que completan su ciclo vital en un período de entre 10 y 14 semanas.

Produce muy pocas ramas y la forma de sus hojas es muy similar a la de las indicas ya que poseen hojas grandes y unos foliolos anchos.

En los últimos años se ha investigado y trabajado mucho con variedades ruderalis; de esta ardua tarea salieron las semillas automáticas o autoflorecientes, que fue el resultado de cruzar una ruderalis con indicas o sativas ya conocidas e intentar sacar la versión autofloreciente lo más parecida posible a la variedad original, cosa que a veces no es algo tan fácil de conseguir.

Los efectos de las variedades ruderalis son prácticamente inapreciables para un fumador habitual debido a su escaso contenido en THC, sin embargo, cuando hablamos de las variedades autoflorecientes dependerá de la variedad (ya sea indica o sativa) con la que se haya cruzado para proporcionar unos efectos estimulantes o más bien relajantes.

Espero que con este pequeño artículo haya podido aclarar vuestras dudas a la hora de tener que elegir una semilla y más aún si es para vuestro primer cultivo. Sé que es una decisión díficil, y por eso es importante tomarse su tiempo para decidir cual va a ser la reina de vuestro jardín.

No es una guía muy extensa pero espero que sirva de ayuda a todos aquellos que están empezando a cultivar sus primeras plantas y les pueda encaminar un poco hacia qué vía escoger.

Si tenéis algún tipo de duda dejad un comentario o me lo comentáis por las redes sociales.

Por último dar las gracias a Cannabis.es por dejarme participar en este gran proyecto que han organizado, un saludo a todos y nos vemos en el siguiente artículos y a seguir cultivando vuestras ideas.