Mexico, legalización con reserva. Nos preguntamos quien realmente gana con esta nueva ley.

Como me convertí en un facebooker o la paradoja mexicana

Escrito por .

3.875 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.88 (8 Votos)

 

Sospechas

Llevo años con la corazonada de que una gran parte de la población se está volviendo idiota, aparte de la que ya era imbécil, por supuesto. Pero algo en lo más hondo de mí (el amor a la humanidad, el respeto a mis congéneres, el sueño de un mundo mejor) se negaba a aceptarlo. Siempre aseguré que se debía a la comida lobotomizante llenita de benzoatos petrolíferos, a nuestra piel asfixiada por la ropa sintética, a los videojuegos que terminan por endurecer precozmente el cuerpo calloso del cerebro de los niños y los hacen actuar como adultos a los 3 años de edad, etc., etc., etc., etc., etc., etc.

Pues todo esto en conjunto, y ayudado por la educación cada vez más incierta y creadora de culpas en quien la recibe, ha arrojado como resultado datos que echan por tierra los trescientos mil años de evolución propuestos por Carlitos Darwin gracias a los últimos diez años de decadencia, y sigue decreciendo. Y luego viene la propaganda de este logro, pues cada uno de los miembros de esta generación del futuro y con artilugios traídos de cualquier libro barato de ciencia ficción, se encargan de publicitar sus chorradas en las redes sociales. Desgraciadamente, un extracto de todas estas redes, ha confirmado mi temor al advenimiento de la estupidez: gente muriendo por hacerse un “selfie” o encontrar un Pokemon, madres mostrando la primera gran cagada de su más reciente vástago, personas con la autoestima por las nubes que piensan que nos puede interesar cada paso que dan o cada metro que se arrastran. Lo más delirante es ver como llevan a cabo este proceso de alienación, para mi regocijo, lo hacen con mucha alegría y con un profundo orgullo. Acto tan sublime que recuerda el inhumano esfuerzo de las doctrinas orientales por hacer que sus discípulos pierdan todo rasgo de inteligencia, para elevarse, o hundirse que es lo mismo, en el Samadhi, o en el Nirvana, su pariente más cercano.

Mi entrada al facebook.

Bien, me estoy cagando en las redes sociales pero tengo una cuenta en Facebook, tres para ser honesto. Mi razón para inscribirme, cosa a la que me rehusaba, fue bastante accidentada y resbalosa. Lo cuento: Un día me llama de Chihuahua, al norte de México, mi prima Cuca (diminutivo de Refugio), lo hace desde una cabina porque parece ser que tiene intervenidos los teléfonos y el Internet. Muy de prisa me da el número telefónico en Estados Unidos De América y el Facebook de otra prima, Chela (polivalente diminutivo de Graciela, de Marcela y de cerveza), me aclara que esta prima entró directamente a Facebook saltándose a la torera los arcaicos Hotmail y Messenger y que no me queda más que hacerme una cuenta en Facebook si es que quiero ayudar; no me dijo más cosas por que sus monedas no dieron para más. Inmediatamente llamé a Chela y logré contactar con ella después del quinto intento, no contestaba porque temía que fueran más ladridos, algún secuestro express o publicidad. Ya me explica que tenemos un sobrino, de nombre Alberto, en la cárcel de Chihuahua y que alguien llamo advirtiendo que le van a sacar los ojos, que le van a cortar los dedos de las manos, y que después de torturarlo lo van a matar; todo esto dentro de la cárcel misma, en los separos, en los calabozos, que no en la prisión; antes de ni siquiera ver a un juez ni decirle por qué lo habían arrestado. Supuestamente su falta fue comprarle marihuana a un dealer-pusher-camello de un cártel diferente al cual tenía costumbre de acudir.

bandas mexico 3

Alicia, la hermana menor de Alberto, fue quien recibió la llamada y nunca supo si era un aviso, una amenaza o una llamada desesperada. Pasamos toda la noche, a través del Facebook, intentando hacer algo con abogadetes, con supuestos amigos de la policía judicial, con miembros de ONGs, con sectas religiosas y con activistas de Derechos Humanos. Después de horas y horas llenas de espinas, no conseguimos nada de nada. A la mañana siguiente llamaron de la morgue porque era necesario reconocer el cadáver, previa advertencia de que se tenía que pasar antes por el departamento de sicología para prepararse y que no fuera tan duro el encontronazo con el fiambre. Las amenazas sirvieron de bálsamo pues solo le habían sacado un ojo, solo eran tres los dedos faltantes y no todo lo que habían prometido. Mientras cruzaba la noche amarga recibí en el Facebook más de setecientas solicitudes de amistad entre primos y sobrinos que no sabía que existían, amigos de la infancia, exnovias de la adolescencia, clientes recientes y todo tipo de alimañas sociales que tenían una alarma activada por si aparecía yo por ahí. Los acepté a todos ?. Antes del entierro de Alberto ya tenía más de 1,200 contactos en mi Facebook, y creciendo. Me puse a separarlos en grupos por países, descubrí que la mayoría de mis parientes y amigos vivían en Estados Unidos De América. Este grupo de agringados trajo dos cosas muy interesantes. La primera: cerca de 500 amigos de amigos de mis sobrinos, presumían de que por fin tenían un conocido en Europa (yo) y que podían llegar a su casa (la mía). Al final veo que uno de tantos de mis contactos pertenecía a una ganga de Los Ángeles, California, donde él, mi contacto, había matado a cuchilladas a no sé que enemigo de la infancia (que rastreó por Facebook), me puse a buscar todos los amigos en común y bloqueé cerca de 400. La segunda cosa interesante: a partir del “trumph” de Trump (los sondeos finales decían que la mayoría de hispanoparlantes, en todos los Estados Unidos de América, habían votado por él), me ganó la curiosidad y decidí hacer mi propia encuesta entre todos mis parientes y amigos para preguntarles sin rodeos por quién habían votado, y todos, absolutamente todos, habían votado por Trump, y los que no estaban en edad o situación para hacerlo simpatizaban con él (esto es confidencial, puesto que así me lo indicaron y me pidieron no hacerlo público, así que chitón, por fa). Huelga decir, con afán de justificarlos, que ellos lo hicieron por defender la plaza que tanta hambre, sangre, sudor y lágrimas les había costado conquistar y no querían más competencia. Sinceramente creo que se podían haber quedado callados.

Eres puro teatro.

La farsa que hay en cualquier proceso electoral de cualquier país, empezando por el discurso y actuación de los contrincantes, siguiendo con la publicidad: cartelería ridícula y bonachona, la radio apasionada y babosa, la televisión zalamera y espectacular a más no poder, es asqueante. La elección de los contendientes hasta el triunfo de alguno de ellos, no deja de ser parte del espectáculo de manipulación y de autentificación del títere escogido por el poder en la oscuridad. En Estados Unidos De América la balanza electoral ha sido cien por ciento pendular desde hace más de un siglo (salvando algún caso aislado y forzado): una vez gana el partido republicano y a la vez siguiente gana el partido demócrata. El Teatro de las Primarias, giras y debates son completamente artificiales; desde un principio ya se sabe quien será el ganador: si hay un demócrata en el poder el siguiente mandato le corresponderá a un republicano y viceversa. ¿Cuántos millones de dólares se ahorrarían si se aceptara esta tácita ley o norma? Al postular a Trump ya se sabía que iba a ser el caballo ganador, Hillary Clinton lo tenía asumido pero tenía que prestarse a la farsa de la democracia. El nuevo presidente tiene que seguir una hoja de ruta que le ha dado la mano que mece la cuna; aparte de seguir paso a paso este rumbo, tiene que representar el papel de bueno o de malo, según sea la situación. Como ejemplo desternillante tenemos a Bush Hijo, en la actualidad pintando cuadros al óleo, confesándose admirador de Sorolla y usando a sudamericanos, que odiaba, como modelos; además comportándose amabilísimo y hasta sensible después de haber hecho el gorila durante años ¿cuál es el real? No me extrañaría que Obama terminase matando elefantes o rinocerontes o el último miembro de alguna especie en extinción después de haberse dado tantos baños de pureza.

bandas mexico 1

Historia

Me han hecho una sugerencia: ¿Crees que sería interesante analizar la nueva ley de la marihuana medicinal en México? lados positivos, lados negativos, impacto que tendría sobre la situación social y económica del país.

Claro que va a ser muy interesante, pero esto va a llevar tiempo porque hay que alisar el camino que está cuesta arriba. Y las consecuencias no se verán hasta un tiempo considerable más adelante, se pueden hacer conjeturas y cálculos, cosas que haremos en otros artículos. Pero en éste empezaremos con algunos antecedentes políticos muy graciosos. Veamos la historia de México en los primeros seis meses del 2017:

19 de enero de 2017.

 Joaquín Loera “El Chapo” Guzmán, fue extraditado a Estados Unidos de América en medio de una acción sorpresiva justamente a unas horas de la toma de protesta del nuevo presidente estadounidense Donald Tump, y se ha barajado que fue puesto “en bandeja de plata”, como una sumisión del gobierno mexicano ante el magnate, para tranquilizar un poco las aguas luego del total rechazo de Trump hacia México.

bandas mexico 7

20 de Enero de 2017

Asume Donald Trump la presidencia de los Estados Unidos de América. Se ve que toda su cúpula ya tenía diseñado un plan a seguir para con la mafia gubernamental de México, pues han ido cayendo los principales cabecillas de los cárteles con el afán, según se ve, de lograr una unificación en un solo cártel que sea más manejable que la alocada medusa imposible de domesticar en que se ha convertido la industria del narcotráfico mexicano.

1 de Febrero de 2017

En Ciudad Victoria, Tamaulipas. Cae José Luis Cano Lumbreras, alias "El Cano", Pepe Cano o Comandante Cano, considerado uno de los principales líderes del grupo criminal de Los Zetas.

10 de Febrero de 2017

En Tepic, Nayarit.Cae Juan Francisco Patrón Sánchez, "el H-2", líder del grupo narcotraficante Beltrán Leyva.

15 abril de 2017.

En Culiacán, Sinaloa Cae "El Pancho Chimal", líder del cártel "Los Chimales".

22 de abril de 2017

En Reynosa, Tamaulipas. Caen Juan Manuel Loza Salinas, alias "El Comandante Toro" y Francisco Carrión Olvera, alias “Pancho Carreón”, líderes del Cártel del Golfo.

El 28 de abril de 2017

En la Ciudad de México. Al cierre del periodo ordinario de sesiones, la Cámara de Diputados aprobó con 374 votos a favor, 7 en contra y 11 abstenciones, la reforma a la Ley General de Salud, para permitir el uso medicinal de la cannabis, de igual forma, ya no será un delito la siembra, cultivo y cosecha de la mariguana, siempre y cuando tenga fines médicos y científicos. Pero la ley no será ratificada hasta 6 meses más tarde, o sea que hasta noviembre (porque el 28 de octubre es sábado y no hay pleno en el congreso), no empezarán los debates definitivos. Y es justamente este tiempo que tiene el gobierno de México para unificar el narco en un solo cártel, poner un líder con el que pueda tratar ¿cómo quién? digamos que Rafael Caro Quintero, que por pura casualidad se fuga dos años y cuatro meses antes de que Trump asumiera el poder, y curiosamente, gracias al buen comportamiento de Caro Quintero con la “camorra” mexicana, se está volviendo a entronar, poco a poquito, como jefe único y total del narco mexicano; puesto que en sus anteriores años de reinado, se llegó al mejor status quo (o a la formación de la Santísima Trinidad según decían los feligreses de la Santa Muerte) que ha habido entre el gobierno de Estados Unidos De América (el padre), el Gobierno Mexicano (el hijo) y los narcos (el espíritu santo).

21 de junio de 2017

En Los Olivos, ubicado entre los municipios de La Huacana y Nueva Italia, Michoacán. Cae "El Cenizo", líder del cártel Los Caballeros Templarios.

1 de julio de 2017

En La Huacana, Michoacán. Cae “El Gordo Faburrieta” lugarteniente del "Cártel De Los Viagras".

Y otros tantos detenidos, desaparecidos y fugados de cárceles. Aclarando que las fuerzas policiales y militares mexicanas han recibido ayuda de los marins estadounidenses en todas y cada una de estas escaramuzas.

Dueños y Señores

Al hojear un libro de la historia de China resalta mucho ver que los ingleses impulsaron la producción del opio en grandes cantidades, esto era porque les dejaba mucho beneficio en el comercio internacional y quizá más en el comercio interno de China, por ello tomaron el control de la producción. Los ingleses usaron el opio como factor de control sobre la sociedad. Durante el último tercio del siglo XIX, China se debatía entre la miseria, el hambre y el opio para beneficio de los colonialistas ingleses. Esto lo trasladaron a toda la Indochina donde permanecieron hasta mediados del siglo pasado, guardando a Singapur y Hong Kong como paraísos fiscales hasta casi los inicios de este siglo.

Viendo paralelismos donde tal vez no los haya, es fácil concluir que el gobierno de los Estados Unidos De América aplicó, con algunas variantes, la misma táctica de los ingleses en China, pero ellos masificando el uso de la droga entre sus jóvenes soldados, primero en la guerra de Corea, a principios de los años cincuentas, después en Vietnam, durante la década de los sesentas y por último en las dos guerras del Golfo.

Hay muchos, muchos indicios, pero difícilmente comprobables, de que entre el gobierno de México y el de Estados Unidos De América se hicieron convenios para que en el norte de México se cultivara extensivamente amapola y marihuana, principalmente en Chihuahua, Durango y Sinaloa, con el fin de garantizar el abasto de la goma base y la hierba que requería el ejercito de los Estados Unidos De América. O sea, que los cimientos del actual narcotráfico mexicano fueron creados en ese momento y que desde entonces Estados Unidos De América considera a “El Triángulo Dorado” (formado por el norte de Sinaloa, una parte de Durango y la parte sur de la Sierra de Chihuahua) como una creación propia, y cedida a los prestanombres o testaferros Rafael Caro Quintero, Joaquín Loera “El Chapo” Guzmán o a los hermanos Beltrán Leyva, solo por nombrar los más recientes.

Desde entonces fue aumentando cada año el incremento en la producción de las drogas en México y paralelamente se fue extendiendo el consumo entre la juventud, tanto que en los últimos quince años se ha creado una especie de consenso generacional donde el uso de la droga se asume como algo casi natural y normal. Y aquí viene la duda: ¿en México estamos viviendo una nueva versión de la guerra del opio? Puede ser, pero lo que sí es seguro es que bailamos al ritmo que los Estados Unidos De América nos marca.

P.D.: Es cargante usar el nombre completo de “Estados Unidos De América” todo el tiempo, pero reíros (con cariño, eso sí), el nombre completo del país azteca es: “Estados Unidos Mexicanos”, y todo por sugerencia del senado de los Estados Unidos De América, allá a mediados del siglo XIX.