Ya toca un merecido descanso por vacaciones pero ¿y nuestras plantas? ¿Cómo cuidarlas en nuestra ausencia? Aquí van unos consejillos para que todos paséis un buen verano.

Llegan las Vacaciones...

4.5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.50 (12 Votos)
Llegan las vacacionesLlegan las vacaciones

 

Todos los años igual, durante algunos días hay que dejar las plantas solitas, muchos os iréis solo un fin de semana, otros tres o cuatro días y los mas arriesgados 15-20 días. ¿Qué podemos hacer cuando esto ocurra?`. Por experiencia sé que dejarle la responsabilidad a amigos es mal negocio, aún a familiares sería la mejor idea, pero no garantiza que vaya a salir bien.

La historia se puede complicar cuando le dices a tu abuelo que tiene que echar 4 mililitros de este bote rojo, que tiene que agitarlo antes y que no se olvide de medir el PH... puede que tu abuelo salga corriendo jaja. Si conseguís finalmente que algún familiar las cuide, conformaros con que les eche agua y a la vuelta seguramente estén vivas, quizás con falta de algo pero vivas.

Aún recuerdo hace muchos años tuve que ausentarme durante un mes en plena floración de mis plantas, por no molestar a mi familia dejé encargado a varios amigos su cuidado, cuando volví mis plantas eran chupa chuses, seis palos con un cogollo central de pequeñas dimensiones, y encima los cab... me decían que habían crecido así, jaja. Nunca dejes al cuidado de tus plantas a fumetas inexpertos en cultivo, si no tienen para fumar pueden ir liquidando tu planta.

Bueno, centrándome en el tema, es importante tener claro si lo de que te vas a ir es seguro cuando vas a empezar un cultivo, ya sea interior o exterior preparar la tierra con polímeros es mano de santo, no nos va a dar toda la batalla ganada pero si será de gran ayuda. Los polímeros son unas partículas capaces de absorber 400 veces su peso en agua y luego ir liberándola poco a poco según necesidades hídricas.

Aún mejor, la casa Agrobacterias lanzó al mercado el año pasado el Bactogel, que combina lo bueno de los polímeros con Bactohemp, un cóctel de bacterias beneficiosas que colonizan las raíces de la planta otorgando múltiples ventajas, es un producto 100% ecológico que con usarlo una vez con las primeras apariciones de raíces, las colonizara para el resto de su ciclo.

foto 2

En cuanto a los polímeros hay varias marcas: guerrilla grow, guerrilla hidrogel..., y luego en formato ya humedecido que se ve mucho en grandes superficies, en forma de perlas, vasos con los polímeros ya saturados de agua. En mi opinión esta presentación de los polímeros me parece un robo al cliente, el precio aunque os pueda parecer barato de un vasito de medio litro lleno de hidrogel se consigue con unos 3-4 gramos de producto seco, el precio de unos 350g suele estar entre 10-12€, echar cuentas, si os cobran 3€ por un vasito que se lleno con 4 gramos, un poco caro ¿no?.

Mucha gente os dirá que hidratéis el producto a razón de 10g por litro y lo pongáis sobre la superficie de la tierra o maceta, esto es un desperdicio, el calor y el aire deshidratarán el gel y de poco servirá superficialmente. Mi recomendación es que lo hidratéis y lo mezcléis con el sustrato a razón de un gramo de producto húmedo por litro de tierra, dejar con esta mezcla preparada las macetas o los hoyos en exterior os asegura reducir el riego en una tercera parte.

Combinar esto con el mulching o acolchado es aumentar más aún el tiempo entre los riegos. El acolchado puede ser orgánico -compost, paja, recortes de césped...- o inorgánico -grava, arlita..., es muy sencillo, si usamos materiales orgánicos como por ejemplo cartón o periódicos, haremos recortes y crearemos una capa de unos dos centímetros sobre la tierra, en el caso de arlita unos 5 estaría bien, dependiendo que material usemos el grosor del acolchado variará entre los 2 y los 7 cm. Tiene muchos beneficios, pero en cuanto al tema que nos ocupa solo nos interesa que evita la evaporación del agua a través de la tierra, además retiene la humedad, por lo que el agua es más útil o mejor aprovechada.

Hasta aquí es por si eres un cultivador previsor y, sabiendo que te ibas a ir de vacaciones has preparado así a tus plantas. Tranquilamente en exterior usando estas técnicas unas plantas pueden aguantar 10 días entre riegos, si ya tenemos la suerte de que llueve entre medias, pues estupendo, los polímeros volverán a hincharse y otros tantos días sin necesidad de agua.

Si no eres tan previsor y la mayoría no lo sois, hay que montar un riego automático o buscar algún tipo de ingenio que mantenga húmedas las plantas hasta nuestra vuelta, no se si habrá otro tema en el que los cultivadores le hayáis echado tanta imaginación como en este, a la grow habéis venido con goteros y bolsas de hospital, garrafas de 25l y bidones de 200 litros, ingentes cantidades de botellas de agua microagujereadas, que riegan por gravedad o por presión al enterrarlas en la tierra y así, gran cantidad de inventos, algunos útiles, otros no tanto. Depende de la zona, tamaño de las macetas, numero de plantas y su tamaño, exterior o interior unos métodos funcionarán y otros no.

Lo que es realmente difícil es montar algo en el último minuto y que responda, por lo menos tomaros el tiempo de hacer pruebas unos días antes de iros, porque es la única manera de asegurar un poco el éxito.

foto 3

Como punto de partida hay que controlar la cantidad de agua con la que estáis regando en un lapso de tiempo, una semana sería un buen punto de control, siempre y cuando vuestras condiciones ambientales no varíen en exceso. Si por ejemplo usáis 12-15 litros en una semana, en interior, ya sabréis el agua total que necesitaréis si os vais este tiempo.

Para mi, en interior, el mejor sistema es un deposito del volumen adecuado a vuestras necesidades, con una bomba de agua conectada a un temporizador digital, de esta bomba llevaremos tubería y de esta sacaremos microtubos y goteros autocompensantes por cada maceta. Dependiendo del tamaño del deposito o si son muchos días los que faltaremos, instalaremos una bomba de aire auxiliar con una piedra difusora, que aportara  oxígeno al agua. El deposito debería estar cerrado, para evitar formación de algas, que caigan hojas...

Si queréis aseguraros bien del funcionamiento y que las plantas recibirán lo que necesitan, con el sistema montado saca un gotero y colócalo en una garrafa vacía, dale paso un minuto al ¨timer¨ y obsrva la cantidad de agua que suelta, con esta prueba ya sabrás cuantos minutos has de hacer funcionar la bomba para que las plantas tengan, exactamente, el mismo agua que cuando tu las riegas.

Si son pocos días, tres o cuatro, existen varios productos como los conos cerámicos, que se insertan en la tierra y por porosidad pasan el agua de este cono, conectado a un pequeño depósito, a la tierra según esta se va secando. Un cono por maceta es suficiente para que aguanten unos días. Antes de irte deja bien regadas las plantas y coloca platos, luego introduce los conos ya humedecidos y llénalos de agua, rellena sus depósitos. Si la temperatura de tu cultivo es baja podrían aguantar una semana.

foto 4

También existen los Rido, unos pequeños depósitos de medido litro que se clavan en la tierra ,y se inserta una mecha que va pasando la humedad al sustrato  por el mismo principio que el cono de cerámica. La ventaja de los Rido es que venden acoples de medio litro para que el deposito inicial se convierta en uno de 1L, 1,5L, 2L...

En exterior las plantas tienen mayor demanda de agua, calcular cuanta agua estáis gastando y comprar un depósito del volumen adecuado, yo en mis exteriores usaba un deposito de 1500L, que vacío, coloqué sobre unos palés a un metro y medio sobre las plantas, conecté un temporizador de riego al grifo del deposito, y saque tuberías hacia todas las plantas, a las que coloco de 3 a 4 goteros por cada una, a unos 15 cm del tallo.

Debido al tamaño del depósito y porque iba a añadir nutrientes a la mezcla, coloque un pequeño compresor de aire  temporizado con varias piedras difusoras de neopreno. Hasta que el depósito llegaba a su quinta parte del volumen, el sistema por gravedad funcionaba perfectamente para regar unas 24 macetas de 27L, donde tenía puestas autoflorecientes. Efectuando riegos a primera hora de la mañana y a última de la tarde, duraba aproximadamente un mes y medio sin tener que tocar nada.

Os pongo como ejemplo este sistema para que podáis haceros una idea de como montarlo, pero como cada sitio de cultivo es único no existe un truco universal, cada cual tenéis que hacer pruebas  y adaptar más o menos esto a vuestras necesidades.

Si a los riegos automáticos, peras o conos cerámicos, Ridos y demás sistemas que existen en mercado, los apoyamos antes, como os contaba al principio del artículo, con polímeros y acolchados, su efectividad se multiplica. En otro sistema de exterior de 9 plantas con un área de 1,5 m² para cada una, con buena cantidad de polímeros hidratados en el sustrato, solo había que ir a regar una vez por semana y si llovía, cada 10 días, y os hablo de Salamanca, que aquí en Verano pega ehh jaja.

¡Qué tengáis buena y verde semana!

Gorka Aguirreche, El Jardín de la Alegría Growshop, Salamanca