Se acercan las fechas, en breve, durante el mes de agosto nuestras plantitas comenzarán a iniciar el ciclo de floración. Durante el estado vegetativo o crecimiento hemos hecho crecer nuestras plantas a voluntad, ellas únicamente se han dedicado a crear hojas y tallos, ramificarse y crecer buscando la luz.

La floración en el cannabis

Escrito por .

4.0652173913043 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.07 (23 Votos)
La floración

 

Se acercan las fechas, en breve, durante el mes de agosto nuestras plantitas comenzarán a iniciar el ciclo de floración. Durante el estado vegetativo o crecimiento hemos hecho crecer nuestras plantas a voluntad, ellas únicamente se han dedicado a crear hojas y tallos, ramificarse y crecer buscando la luz.

En este ciclo, la marihuana lo aguanta todo, o casi todo, si hicimos una mala poda, llego una plaga, los transplantes, esquejes o cualquier cosa que las pudiera estresar, esta maravillosa planta se paro unos días y volvió a crecer con vigor.

Ahora la cosa cambia, el margen de error en floración es mínimo y si se sobrepasa se paga, y se paga con una disminución notable de la calidad y cantidad de la cosecha final. Vamos a ver en que consta este ciclo para  saber un poco mas de él e intentar no cometer errores.

10-15 días antes de la floración:

Hay que intentar por todos los medios entrar en “flo” con la planta verde, correctamente abonada y sana, así que estamos ante los últimos días para preparar su cambio. Productos como Delta-9 son únicos en el mercado para preparar a nuestras plantas para lo que viene, recomiendo la pulverización de este producto semanalmente hasta la aparición de las primeras flores.

Semana 1-3:

En interior es sencillo, solo hay que cambiar el ciclo lumínico a 12/12, o por debajo de 14h de luz y asegurarse que no se interrumpe el periodo de oscuridad bajo ninguna circunstancia. Este fallo es más común de lo que pensamos, tengo infinidad de clientes que abren los armarios o cuartos de cultivos para enseñar sus plantas cuando estas duermen, al hacer esto, la planta podría revegetar o peor aún, hermafroditar. Calculo que aunque esto no ocurra, acabamos de retrasarnos la recogida de las flores una semana tranquilamente gracias a querer presumir de marihuana.

Si eres de los que necesitas enseñar tu cultivo a diestro y siniestro (que los hay) cambia la bombilla de tu habitación por una luz verde, ya sea led, bombilla de 100w…, este espectro no molesta a las plantas ;).

En exterior es otra historia, los días se van haciendo más cortos, dependiendo de latitudes y condiciones climáticas la floración se realiza de manera diferente o heterogénea si la comparamos con la rutina del in-door.

Lo que es común dentro y fuera es el “estirón”, las plantas dependiendo de sus genéticas crecerán como poco la mitad de la altura que ya tengan, en caso de ser indicas puras. En caso de ser sativas puras podrían quintuplicar su tamaño.

Es muy importante estar atentos a estas primeras semanas, en interior debemos ir doblando los tallos que crecerán por encima de los otros, intentando igualar las alturas y abriendo la planta lejos de su centro, ya vimos esto en las técnicas de moldeado. Tenemos poco tiempo para aprovechar esto, según se forman los tallos son blandos y permitirán ser doblados pero en pocos días se tornarán mas duros y podemos quebrarlos al intentarlo si no somos cuidadosos.

En exterior el crecimiento será más pronunciado pues las plantas son siempre más grandes, aquí doblar también es importante, pero también entender su genes para saber como se va a comportar.

En el caso de una indica o híbrido de corta floración podemos retirar el abono de crecimiento en la segunda semana y sustituirlo por el abono de floración, recordar que el cannabis tiene ahora que disponer de mucho más fósforo y potasio que nitrógeno.

En el  caso de una sativa o híbrido de larga floración podemos mantener el abono de crecimiento aun más tiempo. Por poner un ejemplo, en una Amnesia, que es una planta que puede llegar a los 3 meses para acabar su ciclo, durante el primer mes se puede seguir aplicando crecimiento, es más, seguramente en un mes no veamos aun cogollos formándose en la planta, no como en una indica o algo rápido.

Semana 3-4:

foto 1

El estirón aunque continuará, ya ira frenando y ya podremos empezar a distinguir donde van a ir formarse los cogollos en la mayoría de las variedades.

En estas semanas, ese crecimiento desmesurado ha hecho mella en las reservas de la planta y hay que estar atentos a cualquier deficiencia que se pudiera presentar, el magnesio es una de las más comunes en este lapso y en lo que queda de vida de la marihuana.

Vigila las hojas, moteados amarillos, bordes de sierra descoloridos, peciolos morados, esto puede indicar falta de magnesio y fósforo. No te preocupes si ves que hojas internas o bajas empiezan a amarillear para finalmente caer, la planta es muy lista y se come las reservas almacenadas en esas hojas para producir nuevos brotes arriba, flores o simplemente como suplementos energéticos.

Aun en estas semanas las plantas han de estar verdes y sanas exceptuando las hojas bajas e internas que pueden decolorarse.

Es posible que siguiendo las tablas de cultivo de los fabricantes de abonos, ya estés usando estimuladores junto a los fertilizantes básicos. Ten especial cuidado en no sobrefertilizar ahora, pues como poco afectarías al sabor de los cogollos.

Ni quedarse corto ni pasarse es bueno, usar el sentido común y vigilar las hojas es el mejor indicativo de como lo estáis haciendo.

Si no han empezado ya, vuestras plantas ya olerán, depende de la variedad sera poco -Northern Lights- o apestará a kilómetros como corra el aire -Critical+, Skunk-.

Semana 4-6:

Por fin el crecimiento se detiene, en torno a la quinta semana la formación de raíces y crecimiento vertical es casi nulo. La planta esta encargándose de engordar los cogollos y esto se hace visible cada día.

En este punto, la cuarta semana, yo no doblaría, podaría ni afectaría al crecimiento de la planta en modo alguno. Ya casi lo hemos conseguido, la planta no va crecer ni producir más hojas, y atención, con las que tiene, la planta estima llegar al final de su vida.

Es un gran error quitar hojas, un cultivador experto que controla su variedad, puede quitar alguna hoja para dar paso a la luz y aire a una zona donde se esta creando un cogollo, pero sabiendo lo que hace y que lo que quita no afectara sobre manera a la planta.

Quitar porque si una hoja de gran tamaño y sana porque produce sombra a un cogollo inferior es un error garrafal, producirá una disminución del peso y calidad del producto final. Por desgracia, este fallo también es terriblemente habitual entre los cultivadores primerizos.

Floración

Otros tantos cultivadores expertos opinan que la 4-5, 5-6 semana es el momento en el que la planta demanda mas alimento, azúcares y carbohidratos no le vienen mal para engordar los cogollos aún más. Estoy más o menos de acuerdo con esta opinión aunque ciertas plantas no lo aguantan, siempre y cuando luego se laven bien las raíces o usemos enzimas junto con estos productos en el momento de usarlos es correcto, intentando no provocar un exceso de nutrientes y que combinemos los productos adecuados.

La floración

Semana 6-8:

Ahora si la planta está totalmente centrada en las flores, ya no hay nuevas hojas. A lo largo de estas dos semanas, los pistilos de las flores comenzaran a volverse marrones u oscurecerse, los tricomas -glándulas de resina que contiene el THC- tornarán de transparentes a lechoso, y de ahí, al ámbar cuando estén en su punto máximo de producción.

Mucho ojo con la carencia de magnesio en este punto, es muy habitual debido a la gran cantidad que consume la planta, la epsonita puede ayudaros, vigilar las hojas como habéis estado haciendo.

Otro signo de maduración es el amarilleamiento de las hojas más grandes de abajo hacia arriba. La planta llega a su fin y consume los últimos nutrientes para mantener sus flores en el mejor estado posible antes de que empiece la degradación.

Os recomiendo según el tiempo del ciclo de la planta o plantas que tengáis, que realicéis un lavado de raíces una semana como mucho antes de su fin. De manera casera es echar el triple de agua del volumen de la maceta, en interior esto es un poco tedioso, hay que ir a la ducha con ellas.

Calcularlo del siguiente modo: poner la alcachofa de la ducha en una garrafa de 5L y medir el tiempo que tarda en llenarla, si tenéis macetas de 7L usaréis 21L para lavar, así que si tardáis 40 segundos en llenar la garrafa pues tenéis que dejar la alcachofa 160 segundos regando la maceta ;).

Si esto os es muy incómodo usar enzimas, existen muchos productos que lavan las raíces aplicando un único riego con la dosis indicada y os libraréis de ponerlo todo perdido en los paseos a la ducha.

Depende de la variedad puede acabar hasta en 12 semanas, la observación de los tricomas no falla, a mi entender es el mejor y más fiable indicativo de la maduración de la planta, pero todos los indicativos suman.

Espero haberos ayudado a ser mejores con las plantas durante este ciclo y que ellas os los paguen con grandes, densos y pegajosos cogollos.

¡Que tengáis una buena y verde semana!

Gorka Aguirreche, El Jardín de la Alegría, Growshop Salamanca.