En este artículo quiero ofrecer una serie de consejos, son errores que realicé y que alguno por despiste o pereza aún cometo alguna vez, es necesario que prestéis atención para que no os suceda lo mismo en vuestros cultivos. Para que sea más sencillo localizarlo todo, lo voy a separar por diversas secciones que creo que en alguna medida son importantes, porque pueden influir de una manera u otra en el resultado final del cultivo.

Miniguía de cultivo para principiantes - Parte I

Escrito por .

4.4642857142857 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.46 (14 Votos)
Mini Guía de cultivo

 

Los comienzos, independientemente del campo, nunca fueron sencillos, necesitamos una serie de pautas o consejos a seguir para no caer en ciertos fallos que pueden ser fáciles de corregir o por el contrario desembocar en un desastre post apocalíptico.

Hace años no era tan fácil como hoy en día encontrar información relativa al cultivo de marihuana, si cogemos un ordenador y ponemos en google podremos encontrar revistas online, blogs, páginas web, foros… todos ellos dedicados a la cultura cannábica, en los que podremos encontrar toda la información necesaria para realizar un cultivo tanto de interior como de exterior con éxito.

Aunque lo más importante a la hora de cultivar es que sea algo que te motive y apasione para poder sacar los máximos resultados, esto es debido a que nunca será para ti suficiente y estarás en un aprendizaje continuo buscando siempre una mejor cosecha.

En este artículo quiero ofrecer una serie de consejos, son errores que realicé y que alguno por despiste o pereza aún cometo alguna vez, es necesario que prestéis atención para que no os suceda lo mismo en vuestros cultivos.

Para que sea más sencillo localizarlo todo, lo voy a separar por diversas secciones que creo que en alguna medida son importantes, porque pueden influir de una manera u otra en el resultado final del cultivo.

Etapa previa al cultivo

  • PRIMERA NORMA! Y para mí la más importante, respetad a vuestros vecinos, si no quieres tener problemas en tu comunidad… es necesario controlar un par de cosas: El ruido y el olor. Para el olor yo uso ozono ya que es la forma más efectiva a la hora de eliminar los olores de una habitación, podemos poner algún tipo de ambientador en la entrada de la casa para dar una buena fragancia para el exterior. En relación al ruido sobre todo si vamos a tener encendido el cultivo en horario nocturno,  podemos colocar el extractor dentro de una caja de insonorización debidamente acolchada.
  • Antes de comenzar a cultivar os recomiendo tomar ciertas medidas en el habitáculo elegido, como: temperatura media de la habitación, humedad relativa, facilidad de evacuación de aire al exterior… todo esto es importante para luego idear el montaje de nuestro cultivo. Si cultivamos en exterior buscaremos un lugar cálido, con muchas horas de luz directa y con poca visibilidad; cuando realizamos cultivos de exterior la tierra tiene que estar preparada con meses de anterioridad.

  • Elegid semillas de fácil cultivo, es mejor no empezar la casa por el tejado. Normalmente todas las variedades de la familia Skunk son de sencillo cultivo.

  • Elegid una buena genética de un banco de fiabilidad, no es necesario que sean semillas de más de 100 euros, hoy en día es posible encontrar calidad a precios relativamente económicos.

  • Con respecto a la semilla elegida hemos de mirar las necesidades climatológicas, si vamos a realizar un cultivo outdoor; no es posible, por ejemplo, cultivar sativas puras aquí en Galicia y que las lluvias tempranas estropearan toda nuestra cosecha, también podemos sufrir de hongos (moho gris, mildiu, oídio…) con indicas de cogollos gruesos y muy prietos.

  • Os recomiendo solo hacer caso a sitios de confianza y que le avalen los resultados, acudir a páginas de profesionales como Cannabis.es, grows de barrio, bloggeros, foros con una gran trayectoria en el sector… hoy en día existen infinidad de opciones. NUNCA hagáis caso al amigo de turno o ese gran gurú que aparece de vez en cuando (incluso alguno no ha cultivado en su vida).

  • Otro error muy común es invertir un dineral en semillas y fertilizantes y luego comprar la tierra más barata que se encuentre, esto deriva en una gran pérdida económica y de cultivo. No malgastéis el dinero en cosas innecesarias o que todavía no tenéis los conocimientos suficientes, para empezar solamente es necesario: un espacio, semillas, fertilizantes, tierra de calidad, luz (sodio, LED, bajo consumo…), extracción y ventilación, agua…

  • Otro punto importante que quería remarcar es el de la tierra, que sea de buena calidad, y si no comprar una mezcla en un grow de confianza, no podéis comprar la mítica tierra que pone sustrato universal que las encontramos en cualquier supermercado o tienda de chinos, muchos de estos sustratos vienen anegados con huevos de insectos que en algún momento eclosionarán pudiendo ocasionar una plaga.

  • El sustrato es muy importante porque: si es compacto y de baja calidad, ralentiza el crecimiento radicular; con un PH inadecuado puede generar un bloqueo nutricional; una tierra con un mal drenaje puede llegar a pudrir las raíces; Aparición de malas hierbas al ser sustratos que no están bien tratados previamente.

  • Antes de empezar a cultivar os recomiendo leer y aprender un poco en la cultura cannábica antes de iniciar el primer cultivo, el conocer unos cuantos datos antes os ayudará a no cometer ciertos errores. He visto a gente sin conocimiento gastarse un dineral en un equipo hidropónico que nunca llegaron a rentabilizar y terminaron vendiendo.

El Riego de nuestras plantas

  • Cultivemos en interior o exterior si tenemos un terreno o terraza al aire libre aprovechadlo al máximo, comprar un bidón de gran capacidad (150 o 200l) y recoged el agua de lluvia, ésta es perfecta y no necesitaremos andar midiendo el PH. Para evitar la presencia de ciertos patógenos en nuestra agua añadiremos una gota de lejía, además ayudará a que la solución no se acidifique al ser la lejía una base.
  • Siempre es recomendable realizar los riegos antes de que se encienda el foco o a primeras horas de la mañana si cultivamos en exterior. De esta manera, las plantas tienen reservas todo el día para poder realizar todos sus procesos.

  • Al cannabis le gusta el agua pero no en exceso, quiero decir que no necesita estar encharcada continuamente, esto podría provocar ahogamiento radicular impidiéndoles respirar y al no captar oxígeno se paralizará su desarrollo, si esto se prolonga podrían comenzar a desarrollarse podredumbres en raíces y tallos.

  • Es muy importante aprender a regar, lo primero es el ciclo húmedo-seco, las plantas necesitan llegar a esas dos fases antes del siguiente riego, si alarga demasiado cualquiera de los dos puede ser perjudicial para nuestras plantas..

Los dos métodos más sencillos para aprender a regar son:

Por peso: teniendo en cuenta cuánto pesa nuestra planta cuando la tierra este seca, solo necesitamos ir levantándolas cada día para saber cuándo es el momento apropiado.

Por los sentidos: Mirando el color de la tierra ya es un indicativo de su estado de humedad, además introduciendo el dedo uno o dos centímetros en el sustrato podremos comprobar si es necesario regar. Si al retirar el dedo se nos queda la tierra pegada por el dedo aún está húmeda, si por el contrario se desprende con total normalidad, toca regar de nuevo.

  • Es muy importante vigilar los riegos sobre todo en la etapa de floración, en esta fase aumentan las necesidades hídricas de la planta y la falta de agua provocaría una grave disminución de cosecha.

  • Si dejamos secar el sustrato de la planta unos cuantos días le provocaremos un estrés hídrico que tiene dos ventajas: La primera que la planta ante la falta de agua, activa uno de sus mecanismos de defensa, aumenta la producción de resina ayudándole a no morir deshidratada. Por otra parte, estaremos facilitando el secado ya que reducirá el tiempo de espera de esta fase, si la cortamos con la tierra húmeda necesitará más días para perder ese exceso.

La fertilización

  • Lo básico y fundamental es que os aprendáis una simple frase: “A veces, menos es más”, esto quiere decir que al cannabis es mejor darle pequeñas dosis de abono que sobrepasarse. Todo tiene una explicación y esta es sencilla, es mucho más fácil remediar un estado de carencia por falta de abono que una sobrefertilización por exceso de éste.

  • Si estamos empezando en el cultivo os recomiendo empezar por un pack de abonos sencillos compuestos por: un abono base de crecimiento y otro de floración, y un potenciador de cogollos. Con estos tres y un estimulante radicular (para las primeras fases de la planta y los trasplantes) podemos obtener unas cosechas envidiables. No hace falta gastarse más de 100 € en abonos para obtener una cosecha de gran calidad.

  • Las enzimas ayudan a nuestras plantas a digerir los nutrientes y a degradar los excesos de sales en el sustrato, este es el motivo por el cual tenemos que abonar las plantas con mayor asiduidad.

  • Dependiendo de las genéticas a cultivar, de si son índicas o sativas necesitarán mayor o menor cantidad de fertilizante, por poner un ejemplo, las “landraces” o variedades autóctonas son mucho más sensibles al abonado, tolerando pequeñas cantidades durante todo su cultivo.

Ventilación en nuestro cultivo

  • Para una correcta ventilación de nuestro cultivo se necesitan tres simples aparatos electrónicos: Un extractor (expulsa el aire caliente afuera del cultivo), un intractor (introduce aire fresco del exterior al interior del cultivo) y por último el ventilador/es (ayudan a remover el aire viciado del interior evitando que se formen bolsas de humedad).
  • Lo ideal es colocar dos ventiladores en lados opuestos del cultivo, que sean capaces de remover todo el aire y lleguen a todas las plantas, a parte este aire ayudará a fortalecer a nuestras plantas y producir un vigoroso tallo.

  • Si colocamos un filtro de carbono a la entrada del extractor para eliminar los olores, hay que tener en cuenta su capacidad de extracción que se verá disminuida a causa del filtro, por ello siempre se compra un extractor de mayor capacidad.

  • La potencia del intractor siempre será menor que la del extractor, en microcultivos se utilizan muchas veces los ventiladores de pc, que pueden cumplir esa función es espacios tan reducidos.

  • La falta de una correcta ventilación propiciará la aparición de plagas, debido a que las plantas serán más frágiles con un sistema inmune debilitado.

La iluminación de nuestras plantas

  • En los primeros estadios (germinación, esquejes y crecimiento) es recomendable el uso de luces menos potentes como las de bajo consumo. Gracias a esto, ahorraremos bastante en la factura eléctrica. Bajo este tipo de luminarias las plantas crecen lentamente y con una menor distancia internodal.
  • Hoy en día tenemos a nuestra disposición una gran cantidad de dispositivos de iluminación: Bajo consumo, HPS, halogenuros metálicos, LED, LEC… todas ellas pueden proporcionarnos cosechas de gran calidad. Si cultivamos en interior el uso de LEDS son imprescindibles en los meses de verano, sino tendríamos que disponer de un aire acondicionado para poder rebajar el exceso de temperatura en el cultivo. Para rebajar unos grados la temperatura podemos colocar un cooltube (cristal que rebaja la temperatura de la bombilla) para reducir unos pocos grados.

  • La contaminación lumínica puede llegar a ser un gran problema, debemos tener un cultivo totalmente opaco que impida el paso de la luz en la fase oscura de las plantas, si esto llegará a pasar puede que todas las plantas que tengamos en floración comiencen la revegetación.

Prevención de plagas y hongos

  • Con limpieza y la higiene disminuimos drásticamente riesgo de ataque de plagas en nuestro cultivo. Limpieza de armario, recogida de hojas caídas, limpieza de restos… cada acción cuenta.
  • Cada vez que finalicemos un cultivo debemos hacer una limpieza general: armario, macetas, tutores, drenaje (gravilla, arlita…) si se usa, aparatos electrónicos, reflectores, bombillas… es importante que todo quede completamente limpio antes de comenzar con el siguiente cultivo. También es muy importante desinfectar todos los utensilios como tijeras, bisturí… sino podemos contagiar a otras plantas sanas.

  • Al tener controlado tres parámetros (temperatura, humedad y ventilación) tenemos prácticamente todo el trabajo realizado, ya que muchas plagas prefieren unas condiciones ambientales de altas temperaturas y una baja humedad relativa, para que esto no pase solo tenemos que vigilar que las tres se mantengan en los rangos correctos.

  • Aplicación de preventivos cada 15 días aproximadamente nos ayudará a que no se acerquen las plagas. Es recomendable el uso de productos naturales como el aceite de neem, cola de caballo, propóleo… es recomendable ir intercalando ciertos productos para que las plagas no creen ningún tipo de resistencia.

  • Junto al preventivo que usemos le añadiremos jabón potásico, que hace básicamente este producto, pues ablanda el caparazón exterior de los insectos favoreciendo la penetración del preventivo o insecticida que usemos, aumentando así la efectividad y acabando mucho antes con la plaga.

En este artículo me he centrado más en lo factores necesarios o que pueden influir en un cultivo, son pequeños detalles que si los leemos antes de empezar nuestro primer cultivo nos lo facilitará en gran medida.

¿Hay más consejos que dar? Sí. Hay muchos consejos que ofrecer, cada día se aprende algo nuevo pero con esta serie de consejos no está nada mal para la gente que empiezan sus primeros cultivos.

Para el siguiente artículo me centraré en consejos para las fases del cultivo (desde la germinación hasta fumarla), incluyendo otras acciones que vi imprescindibles mencionar.

Nos vemos en la segunda parte del artículo, os deseo los mejores humos desde Cannabis.es y recordaros que nunca dejéis de cultivar vuestras ideas, de ellas siempre puede surgir algo grandioso e inclusive llegar a sorprenderse uno mismo de lo que es capaz.