Nos centramos en cada fase determinante del cultivo para poder ofrecer algún consejo sobre cada una de ellas. Con estos consejos no nos haremos unos cultivadores de élite pero si serán los comienzos para poder serlo.

Miniguía de cultivo para principiantes - Parte II

Escrito por .

4.8636363636364 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.86 (11 Votos)
Miniguía de cultivo II

 

Si estás comenzando a leer este artículo y no leíste la primera parte te recomiendo empezar por el principio, ya que trata sobre todas las cosas necesarias antes de empezar el cultivo.

Hoy nos centraremos en cada fase determinante del cultivo para poder ofrecer algún consejo sobre cada una de ellas. Con estos consejos no nos haremos unos cultivadores de élite pero si serán los comienzos para poder serlo.

Con estas sencillas recomendaciones podréis obtener una buena cosecha, aunque si os gusta el cultivo el mejor consejo que os puedo dar es que nunca dejéis de leer. No solo leáis a un escritor, bebed de más de una fuente y así podréis obtener lo mejor de cada uno de ellos.

Iremos paso a paso desde el comienzo cuando germinamos nuestras semillas, llegando hasta la cosecha y el curado. Como dijo Jack El destripador, vayamos por partes.

Germinación de las semillas

  • Dejad demasiado tiempo las semillas en esta etapa: yo soy partidario de que en cuanto asoma la radícula ya podemos pasarla al medio que deseemos, en mi caso la trasplanto a una maceta de una capacidad de un litro aproximadamente.

  • Para ayudar a las semillas a acelerar el proceso de la germinación, es necesario mantener unas condiciones ambientales estables sin oscilaciones, crecen adecuadamente con una humedad relativa de un 90% y una temperatura media de unos 22 – 25 ºC. Un ambiente demasiado frío puede llegar a impedir la germinación así que tenedlo en cuenta.

  • Cuando humedecemos las servilletas es necesario que esa humedad se mantenga así de forma indefinida hasta que la radícula decida asomarse, si la servilleta llegará a secarse las semillas se deshidratan y mueren sin posibilidad de que renazcan.

  • Usaremos servilletas de cocina blancas sin dibujos ya que contienen tintas. No recomiendo el papel higiénico ya que se deshace muy fácilmente, tampoco el algodón debido a que los pelos radiculares de la radícula podrían engancharse con las fibras del algodón.

  • Las semillas en esta fase necesitan estar humedecidas pero no encharcadas, un exceso de humedad puede causar una podredumbre radicular impidiendo que la semilla llegue a germinar normalmente.

  • Para la etapa de germinación no es necesario ningún tipo de abono o líquido, solo con agua son capaces de germinar y salir para adelante, ya que en el interior de la semilla tiene nutrientes para los comienzos.

  • Los parámetros PH y la EC son indispensables para un buen cultivo, si no se controla pueden aparecer bloqueos nutricionales o ciertas carencias, que se pueden corregir fácilmente regulando hasta dar con los valor óptimos.

  • Por último, a la hora de enterrar la semilla, si ya asoma la radícula, suelo enterrarla a 1 cm de profundidad, porque si profundizamos demasiado tardará más en salir o nunca llegar a emerger al exterior.

Trasplantes

  • Nunca realizar un trasplante con la tierra húmeda, al sacarlas puede desprenderse algún terrón (pedazo de tierra) llevándose consigo parte del sistema radicular, si esperamos a que la tierra este completamente seca será mucho más sencillo despegarla de la maceta y al retirarla saldrá de una pieza.

  • En relación al anterior punto, cuando necesitemos hacer trasplantes dejaremos de regar 2 o 3 días antes, con ello nos aseguraremos de que la tierra este bien seca.

  • Cuando realizamos los trasplantes debemos evitar en todo momento que la luz dé directamente en las raíces, ya que pueden dañarse. Para evitar este problema podemos hacerlo al amanecer o anochecer evitando las horas de luz más intensas.

  • Si sois de los que usáis bajo consumo para crecimiento y sodio para la floración, cuando hagáis trasplantes a las plantas de la zona de bajo consumo, nunca las cambiéis directamente al sodio porque después de un cambio de maceta, esto podría generar un estrés mayor a parte del que ya provoca el trasplante.

  • Siempre que realicéis un trasplante que sea en la etapa de crecimiento, en la etapa de floración provocaría un estrés en la planta y retrasaría la cosecha. Si hablamos de plantas autoflorecientes soy partidario de no realizar ningún trasplante y ya cultivarla desde el principio en la maceta definitiva.

  • Es muy recomendable después de cada trasplante realizar un riego con algún estimulante radicular ya sea comprado o casero, esto favorece a un mejor desarrollo radicular, ayudando a que las plantas crezcan sanas, fuertes y rápidamente.

Fase de crecimiento

  • Dependiendo el tipo de tierra que estemos usando abonaremos más o menos, si usamos las tierra ALL-MIX que ya vienen abonadas nos aportarán alimento hasta unas 3 semanas después la iremos fertilizando según las necesidades.

  • Uno de los errores más comunes en los principiantes es el de colocar más de una semilla por maceta y esto es un GRAN fallo, las plantas comenzarán a desarrollarse independientemente su sistema radicular, pudiéndose entrelazar unos con otros, lo que podría desencadenar una asfixia de las raíces que no suele acabar nada bien (pueden acabar muertas a causa de esto).

  • No controlar la humedad puede producir ciertos inconvenientes, en esta etapa la humedad debe mantenerse entre en 60-80%, si la humedad es muy baja la planta dedicará todas sus energías en obtener humedad del ambiente, creciendo a un ritmo lento y con debilidad.

  • Las plantas necesitan tratamientos preventivos durante toda la fase de crecimiento y durante las 2 o 3 primeras semanas de floración, esto nos ayudará a evitar la aparición de cualquier tipo de plagas o hongos que pueda afectar a nuestro cultivo (araña roja, mosca blanca, botrytis, oidio…). Existen tratamientos naturales y químicos, aunque yo siempre aconsejo naturales como el aceite de neem, el propóleo, la cola de caballo

Etapa de prefloración

  • Al principio de esta etapa le doy una última buena dosis de abono rico en nitrógeno, las plantas en esta etapa pueden duplicar su altura e incluso triplicarla en alguna variedad sativa y es por eso que le doy una buena comilona en ese preciso instante.

  • Esta es una etapa que no todos tienen en cuenta, es el momento en el que debemos ir disminuyendo el abono de crecimiento mientras que a su vez incrementamos el de floración.

  • Durante esta etapa podemos seguir realizando tratamientos preventivos sin ningún tipo de riesgo.

Fase de floración

  • Durante la floración es primordial que no haya ningún tipo de contaminación lumínica, con esto quiero decir que durante la fase oscura de las plantas no puede penetrar ni un ápice de luz porque podría provocar revegetación en las plantas estropeándote así la cosecha.

  • Nunca uséis insecticidas químicos en los cultivos durante la etapa de floración, recordad que esas flores van a ser aspiradas por vuestros pulmones o ingeridas por vuestro estómago, recordad siempre que vuestra salud es lo primero.

  • El no mantener la humedad relativa entre 45 y 55 % puede acarrear consecuencias, si los niveles de humedad son muy altos podrían aparecer hongos como el moho gris, echándote a perder los cogollos más grandes y bonitos de tu cosecha.

  • A parte del abono base de floración a partir de la cuarta semana podemos ir añadiendo un potenciador de flores, ayudando a engordar y endurecer a nuestros preciosos cogollos. Ir incrementándolo gradualmente hasta dos semanas antes de la cosecha. También puedes comenzar a darlo a partir de la segunda semana de floración pero en dosis muy reducidas.

La ansiada cosecha

  • No seáis impacientes, un gran fallo que comete muchos cultivadores noveles es el de cosechar antes de tiempo, no darle el tiempo de maduración correspondiente a cada planta y la mejor forma de saberlo es la de comprarse un microscopio portátil, que ya los hay por Internet a partir de 3 euros.

  • Para la gente que vive en lugares demasiado húmedos, si cortan con la tierra completamente seca, ya tienen mucho ganado a la hora de realizar luego el secado.

  • Yo no me fío de cortar cuando los pelos están marrones al 70 – 80 %, los pelos pueden volverse así por diversas razones como haberse quemado con el foco, al pulverizar por encima o mismamente por el viento y chocar alguna rama con una flor. Alguna variedad sativa de la vieja escuela se cosecha con todos los pelos blancos completamente, no todas la variedades son iguales.

  • No realizar un LAVADO DE RAÍCES profundo es echar a la basura toda una cosecha: luego al fumar quedará con un mal sabor a la vez que es nocivo para la salud. Para que no pase esto dos semanas antes de cosechar tenemos que regar cada maceta con el triple de litros que su capacidad, es decir, si cultivamos en macetas de 11 litro tenemos que multiplicar 11x3= 33, regaremos cada maceta con unos 33 litros de agua eliminando así todo rastro de abonos y sales acumuladas, desde ese momento hasta el final del cultivo regaremos solo con agua.

  • Cuando realicemos el manicurado de nuestras plantas debemos hacerlo con mucha delicadeza, esto se debe a que las glándulas donde residen los cannabinoides (THC, CBD, CBN…) se desprenden con mucha facilidad.

El secado

  • El lugar idóneo para usar de secadero debe ser una zona oscura, ya que la luz degrada el THC, por otro lado tiene que ser una zona ventilada para expulsar los excesos de humedad.

  • Si secamos nuestra cosecha en las mallas de secado colgantes o este tipo de productos, es recomendable dar la vuelta a los cogollos cada dos o tres días, consiguiendo con esto un secado uniforme por toda la superficie de la flor.

  • Si por otro lado decidimos colocarlas colgadas boca abajo, es importante dejar un espacio entre ellas y que no se toquen unas con otras, si no podría propiciar la aparición de hongos.

  • En casos de humedad relativa muy elevada, es recomendable el uso de un deshumificador en la misma habitación en la que realicemos el proceso, facilitando el secado y evitando la manifestación de hongos.

  • Uno de los mayores errores que cometen los cultivadores es intentar acelerar el proceso de secado, nunca hagáis cosas como: meterlo al microondas o al horno. Sed pacientes y agradeceréis enormemente el haber esperado. Recomiendo como mínimo, un secado dependiendo la zona entre 20 y 30 días antes de pasar al proceso de curación.

  • Como mencioné anteriormente, es muy importante la ventilación, podemos añadir un ventilador para que genere una corriente de aire pero que nunca dé directamente a los cogollos, esto provocaría un mal secado estropearíamos nuestra preciada cosecha.

El curado

  • Para poder realizar un correcto curado necesitaremos botes herméticos de cristal o cajas de madera (el cedro es una excelente opción), podemos realizarlos nosotros mismos y, si no somos manitas, siempre podemos buscar una en un growshop.

  • Durante los primeros dos días recomiendo abrir el bote 3 o 4 veces al día y dejarlo unos minutos aireando, expulsando así excesos de humedad y previniendo cualquier tipo de hongo.

  • Después es recomendable revisar todos los días los botes, si percibimos que están muy blandos y tienen olor a húmedo, necesitarán unos días más de secado, luego los volvemos a pasar al bote.

  • Debemos realizar el proceso de curado en una zona protegida de la luz, al igual que del oxígeno, ya que ambas degradan el THC.

  • Para considerar llamarlo un buen curado, estamos hablando de cómo mínimo 2 meses, siendo para mí los 6 meses el momento álgido de la curación, dependiendo de las variedades Como dice Cicerón: “La persecución, incluso de las mejores cosas, debe ser calmada y tranquila.

  • Casi seguro que una vez publicado el artículo diré: “Se me olvido poner esto y también aquello”, pero bueno son cosas que pasan, pero las cosas más importantes las hemos nombrado en este o el otro texto (o eso creo, jeje)”.

Entre los dos artículos podemos encontrar una lista con más de 70 consejos que pueden ser muy útiles para los cultivadores noveles y para los venideros. Con ellos podréis deshaceros muchas dudas que surgen el los comienzos del cultivo.

Espero que os sea de ayuda y pueda contribuir en alguna mejora en vuestros cultivos en mayor o menor grado, de las dos maneras me sentiré honrado. Cada vez que cada uno de vosotros me comenta por las redes que le ha sido de ayuda, es mejor que todo el oro del mundo (bueno quizás aquí exagere).

Agradeceros un día más que leáis mi artículo y desearos unos buenos humos esta semana y nunca dejar de recordaros que cultivéis vuestras ideas, nunca podemos imaginar de que mente puede salir las grandes ideas, a veces de quien menos lo esperamos: a Thomas Alva Edison lo tomaron como mentalmente enfermo cuando era un niño y se convirtió en uno de los grandes genios de la historia.