El próximo mes de marzo, dará comienzo el periplo electoral que culminará con la elección del nuevo presidente de la Federación de Rusia. A estos comicios concurren distintos partidos políticos, entre ellos el partido Rusia Unida al que pertenece y por el que se presenta de nuevo el actual presidente Vladimir Putin. También acudirán Vladímir Zhirinovski, por el Partido Liberal – Demócrata de Rusia y Pavel Grudinin en representación del Partido Comunista de la Federación Rusa. El próximo mes de marzo, dará comienzo el periplo electoral que culminará con la elección del nuevo presidente de la Federación de Rusia. A estos comicios concurren distintos partidos políticos, entre ellos el partido Rusia Unida al que pertenece y por el que se presenta de nuevo el actual presidente Vladimir Putin. También acudirán Vladímir Zhirinovski, por el Partido Liberal – Demócrata de Rusia y Pavel Grudinin en representación del Partido Comunista de la Federación Rusa. Analizamos la postura del gigante ruso en relación a la planta, a la vista de las elecciones presidenciales. Aumentan los discursos políticos que fortalecen la prohibición de la Marihuana. Examinamos las normativas y actuaciones del país de los Urales, a la vista de las elecciones presidenciales.

Rusia: mano dura contra el cannabis

Escrito por .

2.3 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 2.30 (10 Votos)
Rusia: mano dura contra el cannabis

 

El próximo mes de marzo, dará comienzo el periplo electoral que culminará con la elección del nuevo presidente de la Federación de Rusia. A estos comicios concurren distintos partidos políticos, entre ellos el partido Rusia Unida al que pertenece y por el que se presenta de nuevo el actual presidente Vladimir Putin. También acudirán Vladímir Zhirinovski, por el Partido Liberal – Demócrata de Rusia y Pavel Grudinin en representación del Partido Comunista de la Federación Rusa.

Analizamos la postura del gigante ruso en relación a la planta, a la vista de las elecciones presidenciales.

Aumentan los discursos políticos que fortalecen la prohibición de la Marihuana. Examinamos las normativas y actuaciones del país de los Urales, a la vista de las elecciones presidenciales.

Entre los programas electorales, ningún acercamiento a la legalización, a pesar de que las cantidades pequeñas, de menos de 6g, se suponen despenalizadas. A pesar de ello, el gobierno de Vladimir Putin ha hecho bandera de la prohibición total de drogas blandas y se ha denominado a sí mismo el nuevo relevo de EEUU en la Guerra contra las Drogas.

Discurso gubernamental

Según la regla actual rusa, se puede poseer una pequeña cantidad de marihuana para consumo propio. En la práctica, si la policía te encuentra en posesión de cualquier cantidad, prepárate para tener un problema. Sobre el papel, la ley prohíbe la producción, transporte, almacenamiento y uso de yerba. Cualquiera de estos supuestos está penalizado con multa, desde 700 dólares hasta una pena de dos años de servicios comunitarios correccionales. El castigo se endurece de forma proporcional a la cantidad de cannabis incautada y puede llegar hasta diez años de prisión por exceder los 100 gramos.

Desde los distintos ministerios se ha justificado el refuerzo a las leyes intransigentes con el cannabis. Dmitri Kosténnikov, viceministro de Sanidad, aseguraba en una entrevista que: “No vemos la oportunidad de legalizar la marihuana en Rusia. Por un lado, el consumo de marihuana está menos extendido que en EEUU. Por otro, es evidente el perjuicio que causa la droga. Aunque se presente como una 'droga blanda', está probado que es el primer paso en el camino hacia drogas más duras e incentiva la cultura de la droga” Así, ni la marihuana medicinal para enfermos graves está permitida de forma oficial.

El ahora candidato presidencial Vladimir Putin, declaró ya en 2013 que se oponía radicalmente a la legalización de la marihuana. En 2015, Putin se mostró en contra de la tendencia a la legalización que se ha vuelto común en otros países. "Por supuesto que no podemos dejar de tomar en cuenta en nuestro trabajo que varios países han iniciado una campaña de legalización de determinadas drogas, llamadas blandas; nosotros por supuesto nos pronunciamos contra este tipo de posiciones y promoveremos nuestro punto de vista en todos los espacios internacionales" declaró el mandatario.

11rusia

No es de extrañar entonces, que Putin nombrase Director del Servicio Nacional Ruso para el Control de Drogas, al radical Víctor Ivanov: “Últimamente se nos impone la idea de legalizar las drogas como un nuevo recurso ante la ineficacia de las políticas de lucha contra la drogadicción, pero es una ilusión. Me opongo enérgicamente a la legalización de cualquier tipo de droga, incluidas las “ligeras” como el hachís, que también provocan trastornos mentales, esquizofrenia, manías y depresión grave”.

Bajo su control se encuentra un servicio estatal, creado para conseguir apoyos internacionales a favor de estrictas políticas antidrogas. “Hay dos centros globales de producción de estupefacientes a nivel industrial. Son países de Sudamérica, como Colombia, Perú y Bolivia, por un lado y por otro, Afganistán. En Sudamérica está localizado el 100 % de la producción mundial de cocaína. Afganistán produce entre el 90 y el 95 % de toda la heroína. Es todo un fenómeno que tiene que ver no solo con la producción, sino también con el transporte de la droga por el territorio de algunos países” aseguraba el funcionario durante una cumbre celebrada en Argentina. “La clave está en la cooperación mundial y en un esfuerzo consolidado. Las medidas de fuerza no demostraron demasiada eficacia. El sistema neoliberal está enfermo”.

22rusia

¿Activismo?

La falta de información sobre activismo cannábico en Rusia es evidente. No en vano, Rusia es tristemente conocida por la represión de ideas alternativas y el asesinato de personas críticas con el sistema. En el ámbito del cannabis, existen casos documentados como el de Valentín Ostroukhov, que pasó más de un año y medio en la cárcel por comprar diez gramos de cannabis. Elevó un recurso ante el tribunal de Derechos Humanos en 2005, pero no conocemos si tal hecho tuvo repercusiones en la legislación rusa.

El Gobierno ruso permite mediante licencia el cultivo de cáñamo industrial, con el 0,1% de THC. A pesar de esto, se realizan seguimientos muy estrictos de las plantaciones, llegando a realizar inspecciones varias veces al año. “Cada año el Servicio Federal de Control de Drogas y el Ministerio de Interior inspeccionan nuestras plantaciones. […]  El cáñamo tiene muchas propiedades útiles, incluyendo algunas que sirven para curar, pero la regulación no nos permite que las estudiemos. Luchamos contra esto”, explica Tatiana Sujorada, doctora de Ciencias de la Agricultura en el Instituto de Investigación Agricultural de Krasnodar.

Aunque de vez en cuando se alzan voces a favor de la legalización, como la del periodista Vladímir Pózner o el rapero GUF, lo cierto es que existe muy poca información al respecto. Quizás los más comprometidos sean los movimientos rastafaris rusos, grupos de reggae del país de los Urales, como Jah Division o Caribace. Cualquier página web o base de datos al respecto de la legalización o simplemente sobre marihuana en Rusia, han sido borradas de la red global.

https://www.youtube.com/watch?v=X3dSwKmLFgA

Tenemos noticias de que desde 2004 se celebra una Marcha por la Legalización en Moscú. En su primera edición, se saldó con 65 detenidos de los 200 participantes. En myo de 2011 se celebró otra marcha por la legalización en la capital. Incapaces de conseguir el permiso de las autoridades, los manifestantes optaron por pedir a los simpatizantes que acudieran al parque VDNJ vestidos de rojo, amarillo y verde por la bandera rastafari, como manera de reivindicación de “una festividad del cáñamo”. Al llegar a la fuente de la Amistad de los Pueblos, los participantes se encontraron con la policía bloqueando todas las entradas del parque y cancelando así cualquier posible celebración.

33rusia

En la calle

Fumar yerba en Rusia es complicado y peligroso. Dependiendo de la calidad, podemos encontrar precios que oscilan entre los 500-600 rublos por una “caja de cerillas” (5-6g) de una ganja mediocre o los 100 dólares que cuesta una hidropónica más cuidada. La presencia policial en Moscú es muy alta y pueden requerir la documentación sin previo aviso. Y llegados a ese caso, mejor preparar el bolsillo para pagar un soborno a uno de los cuerpos de policía calificado entre los más corruptos del mundo. Alejarse de los dealers callejeros, olvidarse de fumar en sitios públicos como parques, consumir en sitios privados y con gente de confianza, son algunos de los consejos que nos ofrecen en la página We Be High.