En este artículo nos centraremos en cómo podemos prevenir las plagas en nuestro cultivo, en lo importante que puede llegar a ser el dedicar unos minutos a reforzar el sistema de defensa de nuestras plantas. Las plagas son uno de los mayores temores de cualquier cultivador, en cuestión de pocos días una plaga puede pasar de unos pocos cientos a millones de individuos danzando y devorando tu cultivo ferozmente, para que todo esto no pase explicaremos qué productos son aconsejables y algún truco que otro. Seguro que más de una vez en vuestra infancia escuchaste el mítico refrán “Más vale prevenir, que curar”, pues es totalmente aplicable al cultivo de cannabis.

Preventivos en el cultivo de cannabis

Escrito por .

2.5333333333333 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 2.53 (15 Votos)
preventivos

 

En este artículo nos centraremos en cómo podemos prevenir las plagas en nuestro cultivo, en lo importante que puede llegar a ser el dedicar unos minutos a reforzar el sistema de defensa de nuestras plantas.

Las plagas son uno de los mayores temores de cualquier cultivador, en cuestión de pocos días una plaga puede pasar de unos pocos cientos a millones de individuos danzando y devorando tu cultivo ferozmente, para que todo esto no pase explicaremos qué productos son aconsejables y algún truco que otro. Seguro que más de una vez en vuestra infancia escuchaste el mítico refrán “Más vale prevenir, que curar”, pues es totalmente aplicable al cultivo de cannabis.

Productos naturales empleados en la prevención de plagas

Jabón potásico

Es un producto natural (totalmente biodegradable), empleado como un insecticida en la agricultura desde hace muchos años. Es inocuo para los seres humanos y a su vez respetuoso con el medio ambiente, ideal para los amantes del cultivo ecológico.

Su principal función es la de ablandar la capa protectora de los insectos favoreciendo así la penetración en el interior de la plaga e impidiendo que se desarrolle un sistema de defensa, también se le suele decir que es un penetrante por lo comentado anteriormente.

Para su utilización es recomendable hacerlo cuando el foco esté apagado o el sol ya haya desaparecido o no tenga mucha intensidad. Siempre es recomendable seguir la dosis recomendada en cada etiqueta, debido a que puede variar dependiendo la marca.

También se emplea por su propiedad para mejorar la absorción de humedad (mojante). Si en medio del cultivo nos encontramos con las plantas con el sustrato apelmazado, una solución es la de añadir al agua de riego un poco de jabón potásico mejorando así la absorción de nutrientes y las propiedades del sustrato.

Aceite de Neem

Es uno de los más conocidos preventivos en todo tipo de agricultura, originario de la India y de Birmania, llamado “Árbol de Neem” y su nombre científico Azadirachta Indica. Para obtener el aceite de Neem tienen que procesar las semillas con algún tipo de prensa.

Tiene muchas propiedades beneficiosas para las plantas como:

  • Inhibe la formación de quitina, que es de lo que están recubiertos los insectos.
  • Destruyen el desarrollo de huevos, crisálidas o larvas.
  • Esterilización de los insectos adultos
  • Bloquean los procesos de la metamorfosis.
  • Impiden su correcta alimentación

En la primavera es recomendable realizar aplicaciones periódicas, ya que en esta época son muy comunes los ataques de plagas dadas las condiciones ambientales.

Se puede aplicar en riego con una dosis más reducida que por vía foliar, de esta manera actúa de manera sistémica siendo absorbida por las raíces. Con realizarlo una vez al mes es suficiente.

Cuando lo hagamos por vía foliar es recomendable usar un poco de jabón potásico, ayudando así a que el neem quede fijado a las hojas de la planta, se rociará tanto el haz como el envés, siendo muy importante, ya que la mayoría de las plagas residen debajo de las hojas. Es beneficioso realizar una aplicación cada 15 días para prevenir distintas plagas.

Nos ayudará a defender nuestro cultivo de la mosca blanca, la araña roja, los trips… El neem es un gran aliado de cualquier cultivador

Siempre que pulvericemos recordad hacerlo con el foco apagado, si no nos arriesgaremos a que aparezcan algunas quemaduras en las hojas.

Cola de caballo

Es una planta procedente de la familia de las equisetáceas, posee grandes propiedades fungicidas y con ella al se prepara una solución 100% natural que nos brindará una gran ayuda a la hora de combatir los hongos.

Se utilizará en una proporción de 1:10, mezclando el concentrado con agua. Para su aplicación esperaremos a que estén a punto de apagarse los focos y también podemos apagar la ventilación, con ello evitaremos una rápida evaporación y fijará mucho mejor en la planta.

Para prevenir lo hongos también es necesario tener un control exhaustivo de los niveles de humedad ambiental, para la floración debemos mantener unos parámetros de entre 45 y 60% de humedad relativa.

Yo continúo con sus aplicaciones hasta la tercera semana después de cambiar el fotoperiodo, una vez que empiezan a desarrollar las flores, freno el uso de cualquier producto pulverizado a no ser que se trate de sativas de larga floración.

Propóleo

Es una sustancia que las abejas segregan de manera natural, le sirve para mantener la colmena totalmente sellada, esterilizada y libre de virus, hongos u bacterias.

Al igual que los demás productos es recomendable una aplicación cada 15-20 días, pudiéndose alternar con alguno de los anteriores.

No solo nos ayuda a añadir una defensa externa de la planta, a la vez aumenta las defensas naturales generando un sistema inmune más reforzado, ayuda a regenerar los tejidos y aporta un extra de vitaminas (B, C y E).

El Propolix que es uno de los productos más conocidos en el mercado, contiene aproximadamente un 15% de propóleo, y solo es necesario añadir 2 ml por litro para una correcta aplicación.

Estos componentes que hemos mencionado son de los más empleados pero existen multitud de ellos que podemos emplear en nuestros cultivos, como: Trichodermas, extracto de crisantemo y el de canela, azufre micronizado

Como no olvidar el uso de lucha biológica, se basa en el uso de los depredadores naturales de cada tipo de plaga, Orius Laevigatus (Trips) Encarsia Formosa (Mosa blanca), Phytoseiulus Permisilis y Amblyseius Californicus (Araña roja)…

¿Qué más debemos tener en cuenta a la hora de prevenir plagas en el cultivo de marihuana?

Elección de genética

Dependiendo de las condiciones ambientales de donde vayamos a cultivar, es necesario la elección de una variedad u otra. Si vivimos en zonas con una humedad relativa demasiado elevada, buscaremos genéticas resistentes a la humedad y los hongos. Si somos de los que tienen cultivos propensos a plagas también existen variedades más adaptadas para estas circunstancias. Cuanto más corto sea el tiempo de floración de la planta menos tiempo tendrán las plagas para instaurarse en el cultivo.

Humedad y temperatura

Es necesario mantener unos parámetros de humedad y temperatura correctos, si no estamos acondicionando un hábitat perfecto para diversos tipos de plagas y hongos. Para mantener los parámetros de humedad se usa un humificador para aumentar la humedad y un deshumificador para rebajarla. Para aumentar la temperatura se usan los calefactores y para rebajarla un aire acondicionado. Se pueden también usar cooltubes que rebajan unos grados la temperatura o un cambio de luminaria como el LED o LEC, estos emiten mucho menos calor que el sodio de toda la vida.

Ventilación

En todo cultivo es imprescindible una correcta ventilación, se necesita un intractor que introduzca aire fresco en el cultivo, un extractor que saqué el aire viciado al exterior y algún ventilador en el interior que remueva el aire  y fortalezca los tallos de las plantas, aportándoles más vigor.

Higiene

La parte más esencial en la prevención es la higiene es nuestros cultivos, nos ayudará a evitar plagas que sí nos atacarían con una higiene descuidada.

Es importante retirar de las macetas y del armario cualquier tipo de resto vegetal en descomposición.

Debemos limpiar cada cierto tiempo las bandejas y el suelo del cultivo manteniendo todo lo mejor posible.

Siempre que se usen utensilios como tijeras de poda o bisturís, después de su uso meterlos en alcohol para dejarlos bien desinfectados para la próxima vez que se usen.

Espero que con este pequeño texto aprendáis aunque sea solo una cosa y la podáis aplicar a vuestros cultivos, ya que la primavera ya está aquí y pronto llegará el verano con un aumento del número de ataques de plagas.

He decidido hacer este post con productos totalmente naturales y ecológicos, que son no dañan al medio ambiente y son más que efectivos. Una vez la plaga ya esté bien instaurada, será imposible erradicarla con estos productos solo controlarla, para poder eliminarlas por completo deberíamos acudir a insecticidas químicos sistémicos. Siempre intento usar los menores químicos posibles en mis cultivos aunque a veces se imposible.

Me despido una vez más, os deseo los mejores humos y que nunca dejéis de cultivar vuestras ideas.