Segundo día, con los políticos, en las jornadas cannábicas del primer Foro Cannábico Valenciano.

I Jornadas cannábicas en Valencia: día dos, la política

5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 5.00 (1 Voto)

 

Arnau Alcaide

El segundo día en la Universidad de Valencia vino principalmente de la mano del debate político e institucional. Quién está con quién, aunque todos se mostraron a favor. La injusticia y la inoperancia de una administración para con un colectivo se tradujo en la potente rivalidad política en la tercera mesa, por la tarde, con la gran revelación del expopular, Eduardo Van de Eynde, actualmente en terapia con cannabis.

Los políticos

El rifirrafe vino aquí, aunque no fue la primera mesa. Mientras Miguel Vila, de Podemos, y el cantante de la Gossa Sorda, Josep Nadal, por Compromís, se vieron prácticamente incuestionables, el representante del Partido Popular, Eduardo Van de Eynde, resultó no serlo más y apoyar a los morados. Francisco Igea, de Ciudadanos estuvo consistente, pero se marchó apurado, por el tiempo o las preguntas, y Juan Ignacio Subías, el neumólogo del PSPV, aguantó el jarro de agua fría que le tenían preparado ponentes y público.

 

Eduardo Van de Eynde, que ya ha abandonado su expartido, fue el primero en tomar la palabra. Se disculpó por no estar y dijo por Skype poder representar “difícilmente” al partido popular si tiene “una opinión completamente diferente”. “Estoy unido al movimiento cannábico cantábrico y está completamente enfrentado al Partido Popular. La política prohibicionista no solo ha sido un fracaso, sino una política criminal”, apuntó.

Los problemas empiezan en la prohibición. Estamos desaprovechando la oportunidad de subirnos, anticiparnos, a un sector económico. Los narcoestados, precisamente, surgen a raíz de la prohibición. Un sector regulado es la única manera de combatir a un narcoestado y en Méjico ya se están atando luces en ese sentido. Entre la gente de la derecha, no de Esperanza Aguirre, pero sí liberales, nos importa mucho que el estado diga qué drogas se pueden consumir y los motivos por los que puedo consumirlas”, dijo Van de Eynde.

No entendemos por qué se dice que no puedes utilizar otro tipo de sustancias, pero todos asumimos culturalmente que en tiempo de ocio podemos tomar sustancias en el ejercicio de nuestras libertades. Des del punto de vista liberal, es un atentado absoluto contra las libertades que no se pueda acceder a una sustancia relativamente inocua en aras de preservar la salud pública, pues el prohibicionismo es el mayor crimen. Condenamos a los agricultores y a los usuarios, que son millones”, razona.

El reproche que hace alguien que ha abandonado la política es que no es dudosa ni ambigua la posición de Podemos, y eso se puede defender. Pero la del PSOE o la de Ciudadanos… Me escandalicé con las declaraciones de Carcedo: eso no se puede decir. Los médicos conocen la evidencia que existe y el problema son las trabas que estamos poniendo al desarrollo de una fase fundamental de los medicamentos, los ensayos clínicos. Con Ciudadanos quiero saber si van a mantener la postura que mantenían, o tienen encuestas que los van a hacer cambiar ahora que vienen las elecciones”, indicó.

Aquí no hay un debate, mantener la postura del debate es insostenible, como debatir si la tierra es redonda o plana. Argumentos insostenibles basados en prejuicios e ignorancia. ¿Ustedes se han dado cuenta de que últimamente hay más noticias de conductores colocados que matan a alguien? ¿Ha aumentado el consumo? No, se están mirando las trazas. Si buscásemos trazas de alcohol, damos positivo el 90% de los españoles. El prohibicionismo es la raíz de todos los males, el peor de los remedios posibles. Quizás lo que quieren plantear los prohibicionistas es un marco en el que no se puede consumir ni alcohol ni tabaco ni marihuana”, respondió en el turno de preguntas.

Miguel Vila, de Podemos, aseguró que están preparando una proposición de ley que tendrán para el primer trimestre de 2019 y que se basa en tres premisas: “el fracaso del prohibicionismo y sus objetivos (salud, seguridad, investigación)”. El prohibicionismo “se basa en una moral concreta e impone una hegemonía cultural y económica en el mundo, pero ha llevado al mayor consumo en jóvenes ante la desinformación y la mentira”. La pregunta no es si se usan drogas, si no “en qué condiciones”. Segundo, “es precisamente el mercado negro el que eleva los riesgos asociados al consumo”. Tercero, “la realidad del contexto internacional ya es otra”.

Una realidad que se concreta en más de 1000 clubes y asociaciones, 5 ferias anuales y una industria textil, una realidad social que avanza pese a la prohibición. Planteamos una regulación integral, esto es recreativa, médica e industrial”.

En lo medicinal, habiendo evidencia científica, el debate político se ha acabado. Consideramos una anomalía la situación española, en el s.XXI con evidencia científica y propiedades empíricas, que no se pueda acceder al medicinal. Estamos a favor del recreativo: se trata de poner orden a una realidad existente. Creemos que se puede hacer una regulación que beneficie a la sociedad. Respetar y garantizar derechos y libertades, regular y fiscalizar para aumentar los ingresos. En el ámbito económico hay muchas más posibilidades derivadas. Tendría una serie de externalidades positivas. No estamos en condiciones de desperdiciar posibilidades económicas importantes”.

El “cómo” sería, al regular, a “quién” se beneficia. “Planteamos una regulación integral democrática y transversal que se apoye en el tejido social existente de clubes y asociaciones, una especificidad de España que hay que tener en cuenta. Incluyendo criterios sociales, criterios de géneros, criterios mediombientales para proteger a los pequeños agricultores y distribuidores, no a grandes propietarios o monopolios”.

Me preocupa si el PSOE central se va a mover en esta legislatura y creo que no. Me preocupa que Carcedo niegue la evidencia. El bloque moción de censura está dentro de esto: falta el PSOE, y veo difícil que en esta legislatura entre. En lo autonómico vas a cualquier federación y todo el mundo va a favor, pero de ahí no pasa. Hay una diferencia abismal entre el gobierno central y las autonomías”, indicó Vila.

Josep Nadal, que se introdujo en valenciano, al igual que algún moderador, habló de la propuesta de ley en las Cortes y de “tradición en territorio valenciano”. “Vemos que hace falta una palanca de cambio a nivel estatal con una propuesta integral” indicó, y calificó la propuesta autonómica de “simbólica” hasta que eso ocurra.

La propuesta de Compromís es poder tener un paraguas legislativo a nivel estatal, pero legislar a escala autonómica. Cultivo, distribución, dispensación y venta organizado a nivel del País Valencià”.

El objetivo no es que venga una marca extranjera a vendernos un paquete de cigarrillos de marihuana. Queremos evitar el modelo del mercado internacional: si no avanzamos nosotros vendrán los americanos y lo venderán ellos. En el País Valencià tenemos cultivos de regadío, minifundios en las últimas, que piden una solución. Queremos coordinarnos sobre todo con cooperativas, asociaciones agrarias, asociaciones de consumidores para controlar todo el círculo”, señaló.

Las mayorías parlamentarias dependerán de cuándo el PSOE se decide a cambiar la ley, como con la moción de censura a Rajoy”

Juan Ignacio Subías recordó que el PSPV fue partícipe principal de la aprobación de la propuesta autonómica, pese a que el PSOE tiene otra opinión a nivel central. “La mayor causa de muerte evitable es el tabaco”, señaló el neumólogo.

Mi postura, que es la del Secretario General del PSPV, está reflejada en la PNL que ya tuvo su debate para ver si se hacía o no se hacía, es la postura del partido. Aquí hemos tomado la decisión que debemos de tomar, lo demás es un tema de debate. Sin duda, el medicinal parece totalmente aceptado, y lo demás que yo escucho es que se quiere una evaluación previa. Lo que no voy a hacer es asegurar nada”.

Francisco Igea, de Ciudadanos, criticó que “ni el del PP es del PP, ni el del PSOE lo parece”. Y recordó que en Ciudadanos han “mantenido la misma postura desde el principio hasta el final”, y que es “muy fácil” hablar “de Ciudadanos” como “una veleta al servicio del Ibex”. “PP y PSOE ya lo tumbaron, no vamos a venir aquí a contar una cosa y hacer la contraria”, acusó. “Me remito a las declaraciones de la ministra de sanidad: son bien recientes. Carcedo no mostró ningún interés”.

En todos los parlamentos autonómicos hemos mantenido la misma postura, y en el nacional. Queremos evitar una regulación que en veinte años nos lleve a volver atrás como con el alcohol y el tabaco”, mantuvo.

Igea, preguntado por la propuesta de Ciudadanos de regular el medicinal, el modelo oligopolístico y el autocultivo sin cambiar la ley para acelerar el proceso, argumentó que “por decreto” se puede regular “de facto” el medicinal. “El PSOE se dedica a cambiar de postura según le conviene”, volvió a acusar a Subías. Pero no dejó claro si Ciudadanos apoyaría la propuesta de regulación que prepara Podemos.

Legalidad actual

Montiel inauguraría el segundo día, a la espera de la visión de la política. El dirigente del Podemos valenciano recordó que es mejor “no engañarse”, dado que “una Propuesta No de Ley” como la que se votó en las Cortes “es una propuesta, pero conseguimos un debate social, romper un tabú”. “Queremos un debate que ponga en el centro no tanto a la persona enferma como al usuario; no tanto el derecho a la salud como el del libre albedrío: los usuarios son racionales y con criterio”.

Para el exmagistrado Joaquín Giménez “la realidad legal no tiene nada que ver con la realidad social”. Toda la regulación autonómica ha sido anulada por el Tribunal Constitucional, pero “la legislación vasca hace referencia a un reglamento que no se ha tumbado al no haberse desarrollado”

Cuando se plantea en el Tribunal Supremo un tema de asociaciones, el debate es entre la creencia de que uno está actuando legalmente o, por el contrario, con una fácil búsqueda hubiese sabido que era legal”. A lo primero se le conoce como “error invencible”, lo que ha llevado a la absolución de las últimas asociaciones. “La justicia penal es lo último, y se está convirtiendo en la primera respuesta ante la inacción política”.

El abogado mercantilista italiano Giacomo Bulleri explicó cómo Italia ha entrado en un limbo legal en el que se está vendiendo la flor del cáñamo industrial como souvenir, igual que las semillas en España, y que avanzaría hacia la legalización del cannabis. Protestó porque la normativa europea de cultivo de cáñamo estuviese hecha a la medida francesa, con el máximo legal en 0.2 de concentración de THC, algo que solo consiguen sus semillas registradas.

Francisco Azorín Ortega, abogado de Brotsanbert, argumentó que “con reglas” se puede “tener una asociación”, y que la condena de las que “cumplen normas” no se puede “dar en el derecho”. Es cierto que “la salud pública entra en conflicto con la libertad y la seguridad”, pero el abogado argumenta que “para que una sentencia restrinja derechos fundamentales, tiene que ser idónea, y en este caso existen alternativas para defender la salud y la seguridad”.

Respecto al drogotest, lo tachó de “represión de baja intensidad” y “norma de prevención del consumo de drogas”, ya que, sin que debiera ser su fin, actúa como tal. “No se puede, en aras de la seguridad vial, criminalizar al usuario de drogas”.

Constanza Sánchez explicó cómo el paradigma internacional está cambiando hacia la aceptación de una realidad, pero asegura que “media ONU” sigue empecinada en “erradicar el consumo de drogas”, algo “irrealizable”. En España, este escenario ha llevado a un Gobierno inmovilista y las Comunidades Autónomas regulando por su cuenta, en lo que hemos recogido en el informe Mejor pedir perdón que pedir permiso. Nos recuerda que “no está penalizado” pero “tenemos un derecho administrativo severo”, algo que sarcásticamente califica de “decrim light”. Señaló que el modelo de clubes “es genuino” de nuestras políticas.

Nuevas tendencias

El empresario de ValHemp, Francisco Sánchez, cultiva 20 hectáreas de cáñamo industrial para exportación, a falta de mercado en España. Pero este no tiene “sabor”, indica Karulo, el conocido activista. Nos recordó que tendremos “ferias, clubes, industria” pero no la “libertad”.

Ana Ramón, de Elite Seeds, habló de nuevos efectos en las combinaciones genéticas que se están realizando. Iñaki García, de controles de calidad, abogó por el autocultivo y por la libertad comercial de los productos no testados, o la materia verde en sí, como hierbas, y las medicinas que del cannabis se desarrollen como tal. Destacó que “fue muy próxima la prohibición de los aceites de CBD en España a la comercialización del Epidolex”, que terminó los ensayos clínicos en el hospital La Fe de Valencia.ultura cannábica

La investigadora y antropóloga Andrea Corral nos habló del modelo de clubes y lo que tiene que aportar en una legalización a la española. Marta Gálvez nos mostró su rap y cómo empodera a la mujer, junto al acceso a la droga, en un mundo de violencia masculinizado como “la calle”.

Miguel Gimeno, de marihuana TV, contó su experiencia cultivando y conociendo el mundo del cannabis que le llevó a la comunicación en esta materia. “No basta con quedarnos en casa, debemos ser activistas activos. Acudid a la próxima manifestación de mayo”.

Fernanda de la Figuera, la activista que contó con la primera absolución por cultivo, cerró el evento narrando toda una vida de dedicación.