Aprende lo básico sobre nutrientes para cultivar tus plantas de marihuana con Ramón Souto.

Nutrientes: qué saber para plantar

4.9285714285714 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.93 (14 Votos)

 

Ramón Souto

En esta nueva serie, vamos a introducirnos un poco más en las necesidades alimenticias de nuestras plantas. Qué nutrientes son necesarios y en qué etapas, o cómo remediar carencias o exceso de determinado elemento, son aspectos primordiales a la hora de entender qué necesitan nuestras plantas para una correcta alimentación.

Es muy importante que, para aplicar una alimentación adecuada, midamos los niveles de electroconductividad (EC) y el potencial de hidrógeno (PH). Realizando estas mediciones correctamente, sabremos que le estamos dando solo lo que necesita, ni más ni menos.

¿Qué son los nutrientes?

Son aquellos elementos químicos que las plantas necesitan para cada una de sus etapas (germinación, crecimiento, floración, maduración…), ellas pueden obtener estos elementos por medio del agua, del suelo o del aire.

Las plantas necesitan 16 nutrientes que son imprescindibles para ellas. Son llamados los llamados nutrientes esenciales y se clasifican en dos grupos: nutrientes no minerales y nutrientes minerales

¿Qué fertilizante elegir?

Dividimos a los abonos en dos grupos para que nos resulte más sencillo: fertilizantes minerales o abonos orgánicos.

Los primeros son sustancias de origen mineral. Pueden ser producidas por la industria química o por la explotación de yacimientos naturales (potasa, fosfatos).

Los segundos provienen de la mezcla de materiales obtenidos por degradación de residuos orgánicos de origen animal y vegetal, con el fin de mejorar las características físicas, químicas y biológicas del suelo.

Este tema siempre ha sido un gran debate entre los cultivadores. Lo que siempre recomiendo es que cada uno pruebe los beneficios e inconvenientes de cada tipo y luego decida por sí mismo cuál le es más efectivo en todos los aspectos (producción, calidad, aroma, sabor… ).

NUTRIENTES NO MINERALES

Este grupo estás formado por tres elementos que son: carbono (C), hidrógeno (H) y oxígeno (O). Las plantas pueden conseguir estos elementos a través de la fotosíntesis: los obtienen por el aire y el agua de riego.

Para facilitar este proceso, lo vamos a resumir: las plantas adquieren el dióxido de carbono (CO2) del aire o del agua (H20) y, gracias a la energía lumínica del sol, pueden transformar esos elementos y elaborar hidratos de carbono (almidones y azúcares).

Si tenemos un cultivo exterior, o uno interior bien aireado, no deberían preocuparnos las carencias de estos nutrientes, ya que por sí solas lo toman del agua y del aire.

 NUTRIENTES MINERALES

Son aquellos elementos químicos que las plantas pueden absorber, correctamente disueltos en agua, por medio de sus raíces. Se clasifican en dos grandes grupos:

MACRONUTRIENTES

Llamados así debido a que las plantas los demandan en cantidades abundantes, y son los que primero absorbe, requieren estar pendientes de nuestras plantas para reponer los nutrientes al suelo cuando sea preciso. Este grupo se subdivide en otros dos grupos que son:

Nutrientes primarios

Los nutrientes más demandados y los primeros en desparecer del sustrato. Este subgrupo de nutrientes forma casi la totalidad de la composición de las plantas. Por eso, la carencia de estos nutrientes suele ser la primera en manifestarse en nuestros cultivos. Los nutrientes primarios están formados por: Nitrógeno (N), fósforo (P) y Potasio (K).

Nutrientes secundarios

Al ser menos demandados por las plantas, estos nutrientes suelen permanecer durante más tiempo en el sustrato. Los nutrientes secundarios son magnesio (Mg), calcio (Ca) y azufre (S).

MICRONUTRIENTES

También conocidos como oligoelementos, son aquellos elementos químicos que las plantas absorben en pequeñas cantidades. Los micronutrientes son hierro (Fe), cloro (Cl), cobre (Cu), zinc (Zn), molibdeno (Mo), manganeso (Mn) y boro (B). Hay que tener cuidado con los excesos de estos elementos, ya que pueden provocar toxicidad.

Realizan funciones catalizadoras en el metabolismo, con lo que forman parte de la estructura de muchas enzimas. Los micronutrientes no necesitan ser aportados continuamente como en el caso de los macronutrientes, son imprescindibles para numerosos procesos de las plantas pero en cantidades pequeñas.

 CARENCIAS Y EXCESOS

Los dos grandes problemas que derivan de los nutrientes son las carencias y los excesos. La sobrefertilización se da cuando la planta ingiere más nutrientes de los debidos, acumulándose una gran cantidad de sales en el sustrato que no han sido eliminadas. Mientras que las carencias son totalmente lo contrario. Se pueden definir como la falta de ingesta de nutrientes, llevando una alimentación insuficiente. Para que un cultivo sea favorable, buscaremos el equilibrio entre una y otra, dando a las planta de comer cuando realmente lo necesiten.

En el próximo artículo, profundizaremos un poco más en el nitrógeno: los beneficios que aporta a las plantas, cómo diferenciar una carencia o exceso, qué abonos nos podemos encontrar en el mercado, etc. Dado que es uno de los principales nutrientes, le dedicaremos un artículo completo para poder explicar detallada y sencillamente sus principales características.

Seguimos en el próximo capítulo extendiéndonos un poco más en este mundo de la alimentación de nuestras plantas. Me despido con los mejores humos y animándoos a seguir cultivando vuestras ideas.