Identifica la carencia y el exceso de azufre en tu cultivo.

"¡Aquí huele a azufre!": identifica su exceso o carencia

3.5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.50 (3 Votos)

 

El azufre (S), en conjunto con el magnesio y el calcio, forman el grupo de los macronutrientes secundarios. Esto quiere decir que es uno de los elementos que la planta requiere en gran cantidad. Hay que dejar claro que siempre que hablamos de nutrientes primarios y secundarios es por la cantidad necesaria y no por la importancia del nutriente. Todos y cada uno de los nutrientes son necesarios en las plantas, solo que realizan diferentes funciones. Completa la serie de cultivo manejando este nutriente.



Símbolo

N.º Atómico

Masa Atómica

Punto de fusión

Punto de ebullición

Densidad

Estado de oxidación

S

16

32,065 (5) u

115 ºC

445 ºC

1690 Kk/m3

-2,+2,4,6

<< Sin una cantidad mínima de azufre, las plantas no son capaces de asimilar el nitrógeno
y otros nutrientes de una forma eficiente >>

¿Qué funciones realiza el azufre en nuestras plantas?

  • El azufre contribuye en la formación de enzimas, proteínas y se encuentra en algunos aminoácidos (cisteína, metionina...). Alrededor de un 90% del azufre asimilado por las plantas tiene este fin

  • También tiene un papel importante en la formación de clorofila. Es necesario para la realización de la fotosíntesis

  • Interviene en la formación de tejidos

  • El azufre es primordial en la síntesis de los aceites esenciales de las plantas

  • Actúa sobre el contenido de azúcar de los frutos

  • Ayuda a la mejora y formación del sistema radicular

  • Ayuda en un crecimiento más vigoroso

  • Estimula la producción de semillas

  • Aporta a las plantas una resistencia al frío extra y aumenta sus defensas

¿Cómo identificar una carencia de azufre en nuestro cultivo?

Supuestamente, en los cultivos en tierra no debería mostrarse esta deficiencia, aunque “¡nunca digas nunca!”. Es mucho más común en cultivos de hidroponía o aeroponía donde se usan sustratos inertes.

Al principio, la carencia de azufre empieza a mostrarse en las hojas más jóvenes. Es un nutriente inmóvil, así que no será trasladado desde las hojas más viejas. Las hojas comenzarán con una clorosis, tomarán un color verde claro y los nervios internos aún más. Los tallos pierden fuerza y quedan endebles, cortos y muestran una tonalidad amarillenta. El crecimiento de las plantas es muy lento y con un porte raquítico. Finalmente, se ve afectada la formación de las inflorescencias (cogollos).

¿Cómo solucionar una deficiencia de azufre en tu cultivo?

En el momento en que detectemos una carencia de azufre en nuestro cultivo, tomaremos medidas inmediatamente, como:

Para los cultivadores de exterior, basta con aplicar una capa de estiércol (descompuesto correctamente) sobre un lecho de cultivo elevado y esto proporcionará una fuente estable de azufre para todo el cultivo.

Si acudimos a nuestro growshop de confianza, existen fertilizantes con los correctos niveles de azufre para poder corregir las deficiencias de las plantas. Tenemos también las sales Epsom (hidroponía) y Kieserita (tierra), que ayudan a subir las concentraciones del suelo. Otras opciones serían los sulfatos (potasio, calcio y magnesio).

El abonado con azufre es más eficaz cuando se aporta en conjunto con nitrógeno, fósforo y potasio (N-P-K), ya que favorece la disponibilidad de calcio, magnesio u otros micronutrientes. Regula la disponibilidad de nitrógeno, mejorando su eficacia. Además, al aplicar todos los nutrientes en un mismo producto, también se produce un abaratamiento del coste.

¿Cómo detectar un exceso de azufre en el cannabis?

Realmente, ante un exceso de azufre, se puede apreciar un verdor oscuro en las hojas, a la par que un crecimiento ralentizado.

Aunque tengamos altas concentraciones de azufre en el cultivo, estad tranquilos, no es demasiado dañino para el cannabis. Al tener un exceso de azufre, nuestras plantas no absorberán correctamente los nutrientes, quedando almacenados en el agua o sustrato, y por consiguiente aumentará la electroconductividad (EC).

¿Cómo solucionar un exceso de azufre?

Para solucionarlo, realizaremos un profundo lavado de raíces y después abonaremos el sustrato ligeramente, con algo menos de la dosis recomendada, y ya luego la vamos incrementando gradualmente.

¿De dónde obtienen las plantas el azufre?

Parte del azufre asimilado por las plantas procede de la atmósfera. Es arrastrado por la lluvia hasta las raíces de las plantas. Gracias a las bacterias del suelo, será transformado en sulfato de azufre (SO4-2), que será fácilmente asimilable por las plantas.

Luego, los cultivadores de interior obtienen este elemento de los fertilizantes potásicos (N-P-K), aunque muchas marcas de abonos no aportan las cantidades necesarias para nuestras plantas.

Con este artículo finalizamos la serie de los macronutrientes (primarios y secundarios), los nutrientes que las plantas reclaman en cantidades superiores.

En los siguientes artículos, explicaremos más detalladamente cuáles son los micronutrientes, no tan demandados, y qué aportan a nuestra querida planta. Conocer por qué cada uno de ellos tiene su función y en qué nos pueden ayudar mejorará nuestros cultivos.

Os deseo los mejores humos y os animo a que cultivéis vuestras ideas, que al final todo fruto llega.