Avanzamos la posición de los partidos hasta ahora respecto al cannabis a la espera de las elecciones.

El futuro del cannabis en España espera a las elecciones

3.5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.50 (3 Votos)

 

Arnau Alcaide

A falta de un mes para las elecciones generales del 28 de abril, la regulación del cannabis no se ha colado entre los temas de discusión política pese al agitado clima de opinión internacional. Podemos introdujo una propuesta de regulación integral que no ha reunido apoyos parlamentarios todavía y parece tener que esperar a la nueva composición de la cámara. Lo propio ha hecho Ciudadanos, pero para el cannabis medicinal, sin garantías de entendimiento entre ambos. ¿Qué deparan los comicios al cannabis en España?

Aun cuando su uso está consolidado culturalmente entre la población, la política española vive poco condicionada por la corriente internacional en lo que respecta al cannabis. Si bien existen cada vez más empresas con licencias de producción, o mayores extensiones de cultivo, de la que es aún una sustancia prohibida, principalmente destinada a exportación, investigación y fines industriales, usuarios medicinales y recreativos siguen esperando a que se regulen unos derechos hoy vulnerados.Y la política, de momento, no ha dado respuesta alguna.

En Cannabis.es hemos querido dar voz a los partidos, a los que hemos ofrecido la posibilidad de explicar su posición de cara estos comicios. Posición que quedará reflejada detalladamente en este medio. De momento, no obstante, repasamos la que ha sido su postura hasta ahora.

Qué se espera de los partidos

Además de la completa propuesta regulativa de Podemos, auspiciada por su círculo cannábico, y que se puede leer aquí, Ciudadanos, ha tenido en Francisco Igea un adalid de la regulación. El candidato por Castilla y León, recientemente protagonista perjudicado de un posible pucherazo, viene sosteniendo que habría que regular el medicinal inmediatamente para dar una respuesta a este usuariado, especialmente necesitado. 

Igea llegó a registrar una propuesta para ello. El problema desde el partido naranja vendría al entenderse con la propuesta de Podemos, a lo que podrían ser reticentes por integrar apartados sobre la regulación integral en los que no estén de acuerdo, manteniendo abierto el debate para la regulación de los derechos de los usuarios recreativos, entre otros aspectos. Y estos apartados son parte principal, veremos si inmutable, de la propuesta morada; es por eso que el acuerdo entre ambos no estaría garantizado.

Por parte del Partido Popular la negativa es rotunda y su intención, a falta de que la reafirme, será inmovilista en esta materia. Ha esgrimido los argumentos del prohibicionismo ante una posible regulación y no ha prestado atención al cannabis medicinal, llegando a considerarlo una excusa para la legalización de la marihuana.

En el Partido Socialista queda por resolver la contradicción entre el apoyo que se presta a regulaciones o propuestas de regulación a nivel autonómico y la falta de voluntad del partidodesde la ejecutiva central de regular o facilitar la cesión de competencias a las autonomías. Es el caso de Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Castilla y León, Cataluña, Valencia, Baleares, Extremadura, Murcia, Andalucía y Canarias, donde el partido en el gobierno ha apoyado iniciativas legislativas que después no ha refrendado en el estado.

Con suerte, tendremos un artículo con los planteamientos de todos estos partidos, o casi todos, para la próxima legislatura. ¿Habrá cambios en su enfoque? ¿Dónde llegará la propuesta de Podemos? ¿Habrá acercamiento de posturas con Ciudadanos? ¿Cómo explicará el PSOE la contradicción centro-autonomías?