La postura de los partidos sobre el cannabis para estas elecciones: solo Podemos la lleva en el programa.

Cannabis a las urnas

3.5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.50 (4 Votos)

 

Benito Díaz

El próximo día 28 de abril se celebran elecciones generales, autonómicas y, en algunos lugares, municipales. Los partidos políticos concurren a las urnas ante el electorado, citando sus propuestas para atraer al grueso de los votantes, pero, a falta del programa de Ciudadanos, solamente Podemos menciona el cannabis. Una oportunidad democrática, estas elecciones, en la que se corre el riesgo de que el cannabis no trascienda y sea un tema menor en la agenda política.

Desde Cannabis.es hemos seguido de cerca la actividad de los políticos al respecto de la marihuana. Así, ofrecemos un análisis de los programas electorales de los principales partidos, según su programa electoral y sus antecedentes históricos al respecto de la planta.

PSOE

El Partido Socialista Obrero Español ostenta la presidencia de gobierno tras la moción de censura contra el ejecutivo de Mariano Rajoy. Su relación con el cannabis ha sido de ambivalencia, contradiciéndose en varias ocasiones. En 1988, el Partido Socialista con su presidente Felipe González a la cabeza, reformó el código penal para facilitar las condenas y endurecer las penas por consumo y posesión. En 1992 con la reforma de la Ley Corcuera, también conocida como “Ley de la Patada en la puerta” lanzó un mensaje claro de persecución y prohibicionismo. Recordemos también que el PSOE ha obstaculizado muchas propuestas de diálogo en el Congreso, en bloque con el Partido Popular, haciendo gala de lo que algunos analistas denominan “calculada ambigüedad” con el tema del Cannabis. Por otra parte, también han promovido iniciativas para la regularización, como la llevada ante las Cortes de Valencia en 2018, junto a Compromís, Podemos y Ciudadanos.

Volviendo a la actualidad, aunque se llevaron a cabo ciertos acercamientos a la postura de legalizar el cannabis con fines medicinales durante junio de 2018, la Ministra de Sanidad de Pedro Sánchez, Dolores Carcedo, aseguró que eso no sucedería en esa legislatura, dando carpetazo al asunto y creando para ello una comisión mixta para “el Estudio de las Drogas” de próxima disolución sin haber dado ningún fruto.

En el programa electoral del PSOE, no hay ninguna referencia a la legalización del Cannabis. Tan solo la propuesta de “creación de iniciativas para evitar las adicciones”.

Partido Popular

El referente histórico de la derecha en España siempre ha mantenido un vehemente discurso prohibicionista. Tratada desde tiempos de Aznar como un asunto tabú, relacionado con la sanidad pública, el PP ha sido artífice de bloqueos de propuestas y de la creación de leyes para perseguir a los consumidores de cannabis. Fue el ejecutivo de Mariano Rajoy quién redactó la infame Ley de Seguridad Ciudadana, también conocida como “Ley Mordaza” que tomaba el testigo del acoso y represión a gran cantidad de agentes sociales, entre ellos al movimiento cannábico, endureciendo y facilitando gran cantidad de denuncias y multas que han sido señaladas como efectos con “mero afán recaudatorio”.

En declaraciones al diario El Mundo, Jesús Aguirre, médico y portavoz en la “Comisión Mixta del Congreso-Senado para el Estudio de las Drogas”, asegura que “el cannabis afecta al desarrollo cognitivo y produce alteraciones neurológicas. El 40% de las urgencias por drogas corresponde a consumidores de cannabis. Cuanta más banalización y accesibilidad, más consumo. Legalizar es una falacia casposa: un porro no cura. No es alcohol o tabaco, porque el cannabis altera tu personalidad”. Resulta curioso contrastar estas palabras con lo que se aseguraba ayer mismo desde la sede del partido de Pablo Casado y que aseguraban que el PP está totalmente de acuerdo con el uso terapéutico de cualquier alcaloide, incluida la marihuana, que como cualquier otro medicamento debe estar prescrito por un médico y dispensado en farmacia”. Calificado por algunos como “oportunismo electoral”, el Partido Popular también asegura estar en contra del autoconsumo y del consumo generalizado de la marihuana, en el artículo del diario El Independiente.

Ninguna mención a la legalización del cannabis en el programa del Partido Popular.

Ciudadanos

Hasta hoy, la agrupación de Albert Rivera no ha revelado su programa electoral. Pero si miramos en retrospectiva, podemos encontrar varias propuestas que aclaran su postura. Por ejemplo, la citada propuesta de regularización llevada ante las Cortes de Valencia que pedía el reconocimiento del cannabis terapéutico durante 2018.

En palabras de su representante de Sanidad, Francisco Igea, “el cannabis ha sido empleado en medicina desde la antigüedad, siendo retirado de las opciones farmacéuticas debido a una incorrecta aplicación del sistema internacional de fiscalización de drogas” aseguraba en declaraciones al diario El Mundo. “España vive en el peor de los mundos: la prohibición no baja el consumo, ni la percepción del riesgo; aquí es como tomar una caña. No podemos seguir con esta falta de libertad. Conviene no banalizar, porque es una droga. Hay que analizar su impacto médico, pero hay que tratarlo como el alcohol o el tabaco. Se puede llegar a un acuerdo con Podemos si la propuesta es seria; estamos de acuerdo en muchas cosas, aunque tengo pocas esperanzas de que salga adelante por el pacto entre los conservadores del PP y del PSOE”, aseguraba el diputado en un artículo de El Español.

Podemos

El partido de Pablo Iglesias ha demostrado empeño en que el tema de la marihuana fuera escuchado por las altas instancias en el Congreso de los diputados. La última vez, en octubre de 2018 cuando se celebró un debate para escuchar las posiciones de los distintos actores sociales. “La cuestión no es si el cannabis se legaliza, ahora la cuestión es quién lo hace primero. España debe situarse a la vanguardia de las políticas transversales de regulación. Porque, ¿a quién beneficiaría la legalización? Es necesario evitar los monopolios y oligopolios de las grandes empresas y fomentar el dinamismo económico que produce riqueza social. Habrá quien piense que es una vergüenza que España venda marihuana. Más vergüenza me daría que dijesen que España es un país que vende armas” explicó Pablo Iglesias en aquella ocasión.

Queremos una regulación antimonopolio, que genere beneficios sociales para todos. La legalización beneficiaría la salud pública porque aseguraría la calidad del producto, acabaría con el narcotráfico, aportaría ingresos al Estado, crearía puestos de trabajo y reduciría el crimen”, declaraba Miguel Vila, diputado de Podemos e impulsor de la iniciativa, en otra entrevista. No en vano, Podemos cuenta con un grupo especializado en exigir derechos para los consumidores en su Podemos Cannábico.

En su programa, podemos encontrar el punto 128, el cual asegura que “despenalizaremos el cultivo y la tenencia de cannabis a nivel personal y colectivo, regularemos las actividades de los clubes sociales de cannabis y estableceremos el rol del Estado en las garantías de los y las consumidoras y en el control de la producción, distribución y consumo de cannabis”.

Otros partidos

Izquierda Unida: Tradicionalmente mantienen una postura más cercana a la legalización, sin embargo, ninguna referencia en su programa para estas elecciones. Si podemos encontrar la petición para derogar la Ley Mordaza.

PACMA: Ninguna referencia en su programa en cuanto a la legalización del cannabis. Piden la derogación de la Ley Mordaza.

UPYD: Ninguna referencia en sus propuestas a la legalización o regulación del Cannabis.

VOX: Ninguna referencia en sus propuestas a la legalización o regulación del cannabis, ni en su propuesta de diez puntos ni en su documento distribuido durante su acto en Vistalegre.