La araña roja amenaza con esquilmar y estropear los cultivos de interior, una plaga propicia en determinadas condiciones que se necesita combatir.

La araña roja, la principal amenaza en el cultivo interior

4.5909090909091 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.59 (11 Votos)

 


Ramón Souto

Una de las plagas más comunes en el cultivo de marihuana es la araña roja (tetranychus urticae). Si cultivamos en exterior, no tendremos mayores inconvenientes, ya que existen depredadores naturales de esta plaga. Sin embargo, en el cultivo de interior pueden ser devastadoras. Esto es debido a que, cuando se dan las condiciones propicias, podemos pasar de unos pocos ejemplares a miles de ellos en pocos días.

Este minúsculo ácaro es capaz de mermar nuestras cosechas considerablemente. Se amontonan en el envés de las hojas, donde caminan a sus anchas picoteando y alimentándose del contenido celular de las hojas.

Taxonomía de Tetranychus Urticae

 

  • Reino: Animalia
  • Filo: Arthropoda
  • Clase: Arachnida
  • Orden: Prostigmata
  • Familia: Tretranychidae
  • Género: Tetranychus
  • Especie: T. Urticae

Clasificada por C. L. KOCH (1836)

Ciclo de vida de la araña roja

La araña roja antes de convertirse en adulta pasa por varias fases de desarrollo, que son: huevo, larva, protoninfa, deutoninfa y adulto (imago). Posee un ciclo holometábolo (metamorfosis completa), solo lo tienen los insectos más desarrollados.

Las hembras adultas depositan los huevos en el envés de las hoja (ovoposición). Transcurridos de dos a cuatro días los huevos comienzan a eclosionar dando lugar al estado larvario. Durante la fase larvaria pasan dos estadios: un periodo activo y otro de quiescencia.

Una vez pasado la estadio de larva, pasan por dos fases ninfales: protoninfa y deutoninfa. Después ya pasan al estado adulto y pueden reproducirse.

La vida de un macho es de alrededor de 14 días mientras que, el de las hembras es el doble sobre unos 28 días. Una hembra es capaz de poner entre 100 y 120 huevos durante toda su vida.

Reproducción de la araña roja

Por lo general, su reproducción es sexual, aunque hay excepciones de reproducción por partenogénesis, un tipo de reproducción sexual en la que no se necesita la fecundación, ya que se desarrolla una célula reproductora que llega a formar el nuevo individuo.

Morfología básica araña roja

Son de un tamaño muy reducido, aproximadamente entre 0,3 y 0,6 mm. Tienen tres pares de patas en la fase larvaria, y cuatro pares en los estadios ninfales y en la etapa adulta. La forma corporal suele ser ovalada y el color varía bastante: naranja, amarillo claro, marrón e incluso casi negras.

Ambientes favorables para el desarrollo de la araña roja

La araña suele atacar con más fuerza en las estaciones con las humedades relativas más bajas, desde la primavera al otoño. Con temperaturas inferiores de los 12ºC, entran en diapausa (un estado fisiológico de inactividad). Si las temperaturas son superiores a los 40ºC, los individuos fallecen, siendo incapaces de sobrevivir a tales condiciones.

Los ácaros tetraquínidos tienen una característica en común. Para aguantar ante condiciones climatológicas adversas, forman grandes colonias, tejiendo enormes telarañas que pueden llegar a cubrir nuestras plantas. Esa telaraña genera en su interior un microclima favorable para su supervivencia ante condiciones extremas. También las protege de la lluvia, el viento y los pesticidas…

¿Qué daños provoca la araña roja en el cultivo de cannabis?

Las partes afectadas se concentran de la parte media de la planta a la parte superior. Cuando la plaga comienza, ocupan las hojas ocultándose en el envés, pero cuando las colonias aumentan pueden llegar a cubrir toda la planta.

Es una especie muy voraz y afecta a más de 150 tipos de cultivo diferentes. La araña roja ataca a la planta en cualquier fase de desarrollo. Se alimenta del contenido interior de las células de hojas, tallo y frutos, una vez ya está infectado.

El síntoma más común, y por el que se reconoce fácilmente la araña roja, es la aparición en el haz de las hojas de unas minúsculas manchas, unos puntitos de color amarillento, que van en aumento hasta terminar secando la hoja.

¿Cómo eliminar la araña roja de nuestros cultivos?

Control Biológico:

Los depredadores más empleados en el control biológico de la araña roja son: Phytoseiulus permisilis, Amblyseius swirskii y Amblyseius californicus. Mucha gente opta por usar el Phytoseiulus permisilis en dos aplicaciones, con un intervalo de 5 – 6 días, para después aplicar de un acaricida, ya que esta variedad es bastante resistente a ellos.

Control químico:

Lo más común para erradicar la araña roja es el uso de acaricidas, pero, si abusamos de ellos, los individuos pueden obtener resistencia. Para que no pase lo anterior, lo mejor es intercalar entre dos acaricidas distintos. Se han descubierto poblaciones resistentes a más de 90 sustancias incluidas en acaricidas de todos los continentes.

Consejos para pesticidas/plaguicidas:

Debemos conocer el ciclo biológico de la araña roja y saber en qué momento del desarrollo se encuentra la colonia. Elegiremos el acaricida más adecuado según la especie de araña. No a todas les hace efecto el mismo compuesto activo. Los compuestos activos autorizados y más empleados son: Abamectina, Etoxazol, Hexitiazox, Fenpiroximato, Piridaben, Exotazol, Propargita, Spirodiclofen...

Alternaremos los acaricidas para que la colonia no obtenga resistencia con surfactantes como el jabón potásico, que ayudan a romper la tensión superficial del agua. Aparte, el jabón tiene una característica, y es que puede disolver en agua las sustancias grasas de la naturaleza. El jabón potásico ayuda a reblandecer el caparazón (exoesqueleto) de los insectos. Si mezclamos el jabón con un plaguicida/acaricida, penetrará con mucha más facilidad en el interior de la araña.

Intentar mantener una condiciones de temperatura bajas y de humedad altas nos ayudará a reducir la población y a tenerla más controlada. El uso de jabón potásico con aceite de neem o piretrinas es efectivo como medida preventiva ante la araña roja y otras plagas.

Es muy importante controlar y monitorear diariamente para prevenir disgustos. La aplicación de preventivos puede ayudarnos en gran medida, impidiendo la llegada de ciertas plagas.

Una cosa que odian bastante las arañas rojas es el viento. Para darles caña en el cultivo interior, colocamos un par de ventiladores potentes para remover todo el cultivo. De esta forma las molestamos bastante, impidiéndoles desarrollar a ritmo normal.

Espero que este artículo os sea de ayuda, intentaré hacer una colección de las plagas y hongos más comunes en el cultivo de marihuana interior y exterior.

 

Os deseo los mejores humos para seguir cultivando nuestras ideas.