Los avances legislativos permiten nuevas evaluaciones de la legalización que arrojan correlaciones estadísticas: allí donde es legal, no crecería o se reduciría la mortalidad laboral, y lo mismo ocurriría con los suicidios.

Reflexiones al estudiar los efectos sociales de la legalización

3.5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.50 (3 Votos)

 

Arnau Alcaide

El interés por los nuevos mercados del cannabis ha hecho florecer la investigación medicinal de la planta en los últimos años. No obstante, los avances legislativos permiten nuevas evaluaciones de la legalización que arrojan correlaciones estadísticas para la reflexión: allí donde es legal, no crecería o se reduciría la mortalidad laboral, y lo mismo ocurriría con los suicidios.

Apenas esbozos de conclusiones, la relevancia de estas nuevas investigaciones sociales puede poner en evidencia lo perjudicial del prohibicionismo tanto como los posibles beneficios de la marihuana. En una interpretación rápida, la posibilidad de consumir cannabis detraería de comportamientos más perjudiciales tanto para los trabajadores como para quien potencialmente pudiera cometer sucidio. También podría existir una condición de alivio más satisfactoria y menos perjudicial con el consumo de cannabis frente al de otras sustancias psicoactivas como el alcohol o los antidepresivos.

La creciente producción de conocimiento acerca del cannabis en disciplinas sociales, menos susceptible de generar ingresos directos que una aplicación científico-técnica, se debe a la demanda regulatoria que existe en la sociedad y a la necesidad de análisis políico y social en los países con una regulación ya establecida. Hacia ellos mira la política en el resto del mundo, con mayor o menor recelo.

Cabe entender que el clima de opinión acerca de esta planta es muy relevante de cara a la financiación de la producción de conocimiento, dado que,
ante un prohibicionismo imperante, los estudios se centran en aislar los potenciales efectos dañinos del consumo y la tasa de población que lo hace, sin observar los efectos generados por la prohibición de la sustancia.

Son correlaciones estadísticas, sí, pero de mucho potencial, porque observan aspectos sociales de la regulación hasta ahora omitidos y que, cada vez con mayor solidez, iremos viendo aparecer en otros estudios y países.