Artículo

Mi perro se come mis plantas

3.5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.50 (8 Votos)
Las mascotas se comen las plantas

 

Mi perro se come mis plantas, mi gato remueve el sustrato... ¿Qué hago? A quien no le haya pasado nunca o no conozca a nadie que le haya pasado, que tire el primer cogollo... Vamos a contaros en detalles cuáles son los mejores trucos y consejos profesionales para prevenir estas prácticas tan habituales.

La situación libertaria de la marihuana en Chile

4.3333333333333 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.33 (12 Votos)
Primer cultivo de cannabis medicinal en Chile

 

Después de haber escrito sobre la situación del cannabis en Brasil y Venezuela se me han encendido los ojos leyendo e investigando sobre la situación de Chile. En este país se debate la posibilidad de despenalización del uso de marihuana medicinal y autocultivo del cannabis. Pero lo mejor es que ya hay frutos positivos de esta lucha, como es el mayor cultivo de cannabis medicinal para toda Latinoamérica o la existencia de clubes de cultivo.

Consumo ConCiencia por una prensa digna

3.546511627907 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.55 (43 Votos)

 

Hace unos días me llegaba, de mano de un farmacéutico muy metido en esto de la política de drogas, un link a la página de una nueva -al menos para mí, que no la conocía- asociación en España dedicada a la reducción de riesgos en el uso de drogas. Su nombre es Consumo ConCiencia y están radicados en Aragón, donde no existía ninguna organización que cubriera estos asuntos.

Cannabis: de enemigo a aliado de la salud mental

4.5333333333333 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.53 (30 Votos)
Cannabis y enfermedades mentales.

 

Siempre nos dijeron que el cannabis te podía volver loco, pero nunca que podía ser usado para rescatar personas en la locura y el sufrimiento de distintas enfermedades mentales. El mantra fue -y es- aún algo constantemente repetido: el cannabis crea esquizofrenia. Pero no era cierto, sino que era la interpretación torticera de unos datos que tenían sencilla explicación.

Carta a Ross Ulbricht

4.725 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.73 (20 Votos)

 

Hola Ross.Se me hace difícil empezar esta carta siendo consciente de quién eres  y dónde estás, y tengo la sensación incómoda de tener que medir mis palabras en exceso al dirigirme a un ser humano que se encuentraprivado de libertad, teóricamente de por vida y más allá. Frases simples, como un común“¿qué tal estás?” se me antojan dañinas, porque desde mi perspectiva resulta difícil imaginar cómo podrían obtener una buena respuesta: nadie está bien cuando está preso, y menos si ni siquiera han querido dejarte la esperanza de unaluz al final del túnel.

¡Música maestro!

4.2121212121212 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.21 (33 Votos)

 

En lo que va de año, llevamos tres PNL (proyectos no de ley) que buscan regularizar el consumo de cannabis. La primera fue ERC, que a finales de enero llevó ante el Congreso una propuesta para “la regularización integral del cultivo, tenencia y consumo”. A comienzos de mes, Ciudadanos presentó otra exclusivamente para regularizar el uso medicinal del cannabis, y la semana pasada Unidos Podemos hicieron lo mismo ante el Senado con una PNL para crear una mesa de estudio sobre la regulación médica y recreativa.

Estas PNL se suman a dos ILP (iniciativas de legislación popular), una de finales de la pasada legislatura presentada ante el Parlament y la de Representación Cannábica Navarra  de enero de este año. Sin olvidar las leyes autonómicas aprobadas por el Parlamento Vasco (Ley de Adicciones y Drogodependencia) y Navarra (Ley Foral 24/2014), ambas centradas en crear un marco legal para la regularización de los clubes.

La planta del pie

4.45 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.45 (20 Votos)

 

Me quedé blanco cuando lo vi. El ataque era real y el enfermo era un niño convulsionando, no con convulsiones al estilo “gran mal” pero si con convulsiones evidentes: no era una broma ni un montaje. El chico yacía en su cama mientras su cerebro dispara “incoherentemente” impulsos eléctricos que provocan las convulsiones que se observan. Esas chispas en tu cerebro que hacen que todos los músculos de tu cuerpo se muevan sin tu voluntad y, mientras, dicha “tormenta eléctrica en tu cerebro” te está dejando frito el coco, tu cuerpo hace lo posible por seguir manteniendo las funciones vitales -básicas- como seguir respirando, para no morir: eso es convulsionar así.