“HEMOS SIDO CAPACES DE REÍRNOS DE NOSOTROS MISMOS”

DECIBELIOS

Escrito por . Publicado en Entrevista

3.875 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.88 (12 Votos)

 

Tras 24 años retirados, el retorno de una banda totémica para los amantes del Oi! y el Ska en nuestro país, ha permitido a muchos de sus seguidores hacer realidad un sueño: verlos sobre un escenario.

En vuestra ausencia se os ha tenido como un grupo de culto. ¿Os sentís satisfechos de haber trascendido generaciones?

Supongo que en aquel momento algo debimos hacer bien. Y eso, pasados 30 años, ha dejado un legado que el tiempo pone en su sitio. No es una cosa que nosotros hayamos calculado. Lógicamente, nos sentimos orgullosos por las generaciones que han llegado y se identifican con tu música, con tu forma de ser.

Tras 24 años, finalmente os habéis decidido por retornar a los escenarios. ¿Qué os ha empujado a ello?

Hay varias razones. Una de ellas es la necesidad de volver a reencontrarnos como personas, como músicos. Por otro lado, es cierto que vivimos actualmente una etapa de crisis total, y Decibelios no podía quedarse al margen, porque todos somos de una generación que sufrió en su momento, pero ahora están sufriendo nuestros hijos, nuestros nietos. Y de paso, complacer a mucha gente que durante todos estos años lo ha estado pidiendo, y no es que diéramos largas, pero la situación no se presentaba.

En vuestra trayectoria pasasteis del rock putrefacto al Ska, de éste al Oi! para regresar al rock urbano. ¿Cuáles de estas etapas pretendéis rescatar?

Hemos funcionado por impulsos y nos hemos dejado influir por lo que nos ha gustado, pero sin perder nunca nuestra esencia que es el rock putrefacto. Somos hijos del rock putrefacto. Ahora vamos a hacer lo mismo. Hemos sido un grupo muy creativo. Hemos marcado siempre la diferencia, tanto en el escenario como fuera de él.

decibelios3B

Uno de vuestros leitmotiv era “paletas al poder”. ¿Seguís pensando que debe ser la clase trabajadora la que debe tomar las riendas de su destino?

En estos momentos, cuando ha quedado patente las chapuzas que han hecho esta pandilla de analfabetos corruptos, creo más en una PAH que ha evitado muchos suicidios de gente desesperada, ha realojado a muchas personas… Es la organización de la sociedad civil. Es ahí donde yo veo un poco la luz, porque de todos los demás, ni me he creído ni me creo nada.

Uno de los lemas del Oi! es “having a laugh, having a say” y parece que las bandas actuales del género se han olvidado de ambas facetas: diversión y compromiso. ¿En qué medida sigue vigente aquella filosofía?

Pienso que Decibelios siempre se ha caracterizado por el sentido del humor. Hemos sido capaces de reírnos de nosotros mismos, cosa que es muy difícil que la gente sepa hacer. Y desde que nos hemos vuelto a juntar, estamos insistiendo mucho en el tema éste. Porque estamos cabreados, muy cabreados, pero tampoco amargados. Hay que buscarle también un poco la vuelta a la tortilla.

En vuestra pasada visita a Madrid vivisteis un intento de censura. ¿Qué temen los gobernantes de lo que podías transmitir?

La verdad. Ellos van siempre con mentiras. Si fueran gobernantes un poco inteligentes, no harían esto. No hace falta ser un lumbreras para darte cuenta que con estas censuras gratuitas y estúpidas; lo único que consigues es que se te vuelvan en contra tuyo, porque son totalmente impopulares.

Vuestros directos eran un espectáculo en el que lo mismo se despedazaba un animal muerto y se lanzaban las vísceras, que se destrozaban televisores.¿Mantendréis la impactante puesta en escena?

De hecho, hicimos la rueda de prensa con unas cabezas de cerdo. No sé si has visto el video en el que tratamos muy bien estas cabezas que iban a ser destrozadas con un hacha. No lo hicimos porque estas cabezas de cerdo nos merecían mucho más respeto que las de muchos politicastros que nos están desgobernando.

decibelios2

En 1984 participasteis en el documental “Gritos a ritmo fuerte” en el que se mostraban las diferentes tribus urbanas y las bandas que os identificabais con ellas, formando parte de una escena musical más integrada y menos especializada. ¿A qué obedece esta segregación por “subescenas”?

En los 80 quizá se emuló un poco lo que estaba ocurriendo en Londres, y esto de alguna forma sí llegó a Barcelona y Madrid. Pero para nosotros el Oi! es unidad y sería nuestra ilusión. Si estamos unidos, tenemos más fuerza. Y creo que cada vez hay más unidad, y no sólo entre tribus urbanas o estilos musicales, puede haber unidad entre plataformas reivindicativas, entre asociaciones, sindicatos… Cuando estás mal y estás pringado, esto te une a los demás. Desde luego, Decibelios estamos por la unidad. Hay gente buena y gente que no lo es. La gente buena nos debemos de unir y a los que no lo son, dejarles fuera, y si se pasan, pararles los pies, véase los nazis.

Cuando se menciona a Decibelios, quien más quien menos os identifica con la cultura skinhead. ¿Qué os empujó a abrazarla?

Empecé yo (Fray), y luego los compañeros, por simpatía, se apuntaron al carro. Descubrimos el Oi!, nos gustó y nos quedamos. En todo caso, siempre ha sido una cosa que hemos adoptado de fuera, pero que ha sido procesada por nosotros. Hemos creado nuestra propia idiosincrasia, nuestro propio rollo. Como éramos los únicos, nos sentíamos cómodos y jugábamos con la estética. Y, a parte, el concepto “working class” enganchaba bien con el rollo de “paletas putrefactos”.

¿Os seguís sintiendo identificados con las letras de entonces a pesar del transcurso del tiempo?

Si tú miras las letras del principio, eran muy punks. Luego entró la diversión. El último disco son letras muy nihilistas, muy oscuras, de estar pasándolo mal. Ahora ya veremos lo que saldrá, pero ya te digo que hay muchas letras que tal y como las escribo, las rompo, porque con la ley mordaza me meten al talego al día siguiente.

Fotografías: Lucas Korneyá

http://www.decibeliosoficial.com/