La joven compositora Carolina de Juan, más conocida por Nina, se ha planteado dotar de entidad a sus canciones con el respaldo que aporta una banda de músicos con trayectorias solventes como Morgan.

Morgan: “Transformar malos ratos en canciones es reconfortante”

Escrito por . Publicado en Entrevista

3.375 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.38 (4 Votos)
Fotógrafa: Andrea Silván

 

Componer la canción que pueda conectar con un público de masas, es la meta tras la cual se embarcan no pocos músicos de ese cajón de sastre al que llaman pop y que, en función del periodo de la historia, ha ido mutando en géneros musicales bien diversos.

Alejados de esa obsesión (que da al traste con proyectos loables), la joven compositora Carolina de Juan, más conocida por Nina, se ha planteado dotar de entidad a sus canciones con el respaldo que aporta una banda de músicos con trayectorias solventes. 

Resultado de ello es un álbum, “North”, plagado de temas que adquieren elementos del soul, el funk o del folk, y que revelan a Morgan como un proyecto provisto de un futuro ilusionante.

En principio el proyecto de Morgan parte de la idea de musicar los temas que Nina había compuesto con el respaldo de una banda. ¿Cómo tuvo lugar la selección de músicos para el proyecto y qué les planteas con el fin de hacerles el proyecto atractivo? ¿Hasta qué punto se ha ido modificando la idea inicial conforme ibas sumando músicos a la formación hasta conformar el quinteto actual?

Nosotros nacimos ya como idea de banda. El proceso surgió porque Paco, Ekain y yo decidimos juntarnos a ensayar y a trabajar en las ideas que yo tenía. Más tarde nos juntamos con Ove y Chuches, que completaron el grupo. No tuve que plantearles nada, todo surgió gracias a ellos.

Aunque antes ocurría de forma más esporádica, en los últimos tiempos asistimos a una mayor presencia de mujeres que no solo participan, sino que lideran proyectos musicales en los que se percibe esa sensibilidad propia, esa perspectiva que aportan las mujeres. ¿Cómo crees que condiciona una banda desde los puntos de vista estético, conceptual y la temática tratada el hecho de que esté liderada por una mujer?

Creo que, o por lo menos a mí, da igual. Nunca me ha importado esta cuestión en relación a la música. Lo importante es la música, las canciones. Que estén compuestas por un hombre o una mujer no les da más o menos valor. No creo que el hecho de que una mujer lidere una banda condicione en nada, creo que es simplemente una mujer liderando una banda.

Morgan foto Andrea Silván2

Para el repertorio de directo habéis decidido nutrirlo en su totalidad con temas propios, algo poco o nada habitual en las bandas actuales, que suelen aderezarlo con versiones de sus artistas referentes con el fin de rellenar repertorio. ¿Por qué habéis tomado esta decisión? ¿Habéis descartado por completo incorporar versiones al repertorio de directo o reinterpretar temas bajo vuestro prisma? De incorporar versiones, ¿qué artistas barajáis?

En algunos conciertos sí hemos hecho versiones. La verdad es que de vez en cuando te planteas qué cosas puedes o no aportar con las versiones, o de repente te salta una canción que hace tiempo querías cantar por la razón que sea y la preparas. Pero sí, de un tiempo a esta parte hemos dejado de incluir versiones, sobre todo desde que publicamos el disco, más que nada porque nos apetece que la gente conozca lo que se va a encontrar en “North”. Versiones que recuerde ahora, hemos hecho “Misery” de P!nk con Steven Tyler y “Do I look worried” de Tedeschi Trucks Band.

Otro de los hechos que subrayan la singularidad de la banda es que habéis optado por manteneros al margen de etiquetas, realizando la música que os es natural sin necesidad de quedar encasillados o vinculados a un determinado género musical o a un público concreto. ¿Qué ventajas os puede reportar haber tomado esta decisión y qué puertas os abre que de otro modo igual permanecerían cerradas?

Pues bueno, la verdad es que no nos planteamos el tema de las ventajas. Creemos simplemente en el hecho de que queremos tocar y hacer música, y, hasta ahora, eso es lo que hemos hecho. Esa libertad es una suerte que tenemos.

La mayor parte de las composiciones que integran vuestro debut “North” son temas que pertenecen a un ámbito privado, a esa esfera íntima que todos tenemos y que los artistas en ocasiones reveláis a través de vuestras canciones. ¿No temes desnudarte en exceso al revelar estas experiencias vitales? ¿Componer es un proceso terapéutico, una suerte de liberación personal? ¿Ayuda a ello componer en inglés en un país como el nuestro en el que el nivel medio del idioma es tan bajo -y, por tanto, no tantas personas llegarán a traducir las letras-?

Es terapéutico totalmente. Es divertido también. Transformar malos ratos, recuerdos tristes o enfados fuertes en canciones, es un proceso muy reconfortante. El idioma da igual, siempre y cuando el objeto final, la canción, te diga algo.

Además de en Morgan, Nina y Paco compartís presencia en otros proyectos como India Tango o Anaheim. ¿En qué medida es distinto el proceso de composición de los temas en función de que estos estén encaminados a formar parte del repertorio de una u otra banda? ¿Qué rol y responsabilidad tenéis en cada uno de los proyectos en los que tomáis parte?

En Anaheim compone Paco, y en India Tango aportamos cada uno las ideas que vamos teniendo, teniendo en cuenta el estilo. Se diferencian muy bien los estilos de las tres bandas, así que cuando estás componiendo una canción, ya sabes para qué banda va a ser.

Os habéis embarcado en una gira bastante ambiciosa, uno de cuyos mayores alicientes radica en el intercambio cultural entre Brasil y España, que ha dado como fruto una fructífera relación con Tulipa Ruíz. ¿Cómo conocisteis a esta versátil artista brasileña, cómo ha sido la convivencia con ella con el pretexto de la gira, y en qué ha surgido a raíz de este encuentro?

Fue en Galicia, nosotras habíamos estado en contacto para ver qué colaboración hacer y después nos conocimos todos y pasamos el día allí, muy divertido. Los dos conciertos que dimos con ellos fueron muy bonitos. ¡Ahora toca ir para allá!

Tras sendos llenazos en el Teatro Lara de Madrid, ahora os habéis marcado como objetivo repetirlos en la sala Joy Eslava, con un aforo mayor -en torno a 800 personas-. ¿Qué es lo que más os ha sorprendido de la acogida de público que estáis teniendo? ¿Podíais prever desde los inicios que las canciones tenían ese potencial para conectar con un público tan amplio y diverso?

No teníamos ni idea. Nosotros empezamos a ver que la gente reaccionaba, y la verdad es que nos quedamos bastante rubios. Nos ha sorprendido y nos sorprende. Ahora nuestro objetivo es trabajar para que eso siga siendo así, e intentar transmitir algo a la gente que viene a vernos, que creo que es lo más importante de todo.

Las canciones que componen “North” son temas que evitan la complejidad, que huyen de artificios para plantear un diálogo más directo con el receptor, con una melodía sencilla y estribillos que son fáciles de corear. Para conectar con el público y hacer llegar lo que pretendéis transmitir, ¿es preferible acudir a lo sencillo antes que embarcarse en temas más complejos? ¿Es algo que os haya surgido de forma natural o habéis buscado alejaros de una excesiva complejidad en las composiciones y arreglos de las canciones?

Pues como en casi todo lo que rodea la idea de Morgan, todo ha surgido de manera natural. Las ideas que yo iba llevando al local se han ido instrumentando y arreglando con lo que cada uno aporta. Normalmente yo compongo sencillo, no tengo unos grandes conocimientos de música y mis influencias son bastante clásicas en cuanto a complejidad, así que me imagino que todo esto hace que el trabajo final sea como ha sido.

Morgan foto Andrea Silván3

 Fotógrafa: Andrea Silván