En el caldo de cultivo creativo tan propicio surgido en Pamplona-Irueña ha nacido este proyecto de confluencia entre la formación de reggae roots The Titanians y el grupo de rap Raperos de Emaús. El resultado es un álbum autoeditado, “La ley del hambre”, en el que los iruindarras disparan dardos infestados de compromiso social y político sobre “riddims” orgánicos en los que queda patente el toque del tándem conformado por Roberto Sánchez (mezcla) e Ibon Larruzea (masterización). les entrevistamos.

Raperos de Emaús & The Titanians: “Lo que pasa en este país parece ciencia ficción”

Escrito por .

3.35 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.35 (10 Votos)
Emaus y The Titanianium

 

En Pamplona-Iruñea y tierras circundantes se ha creado un clima (bandas, sellos, público, locales) ciertamente favorable al desarrollo de las músicas de raíz afroamericana, entre ellas el rap y el reggae. No es casual, por tanto, que se ese caldo de cultivo creativo tan propicio surjan proyectos como la confluencia entre la formación de reggae roots The Titanians y el grupo de rap Raperos de Emaús. El resultado es un álbum autoeditado, “La ley del hambre”, en el que los iruindarras disparan dardos infestados de compromiso social y político sobre “riddims” orgánicos en los que queda patente el toque del tándem conformado por Roberto Sánchez (mezcla) e Ibon Larruzea (masterización).

Desde vuestros inicios como formación la apuesta ha sido inequívoca hacia la autogestión a través de Black Basajaun, no sé si por un cierto desapego hacia el “statu quo” de la actual industria musical, por no encontrar acomodo en ningún sello o por una cuestión de principios, de pura coherencia con vuestro discurso. ¿Por qué habéis apostado por autoeditaros en lugar de sondear alguna discográfica independiente?

La apuesta por la autogestión musical del grupo nació como algo natural y en consonancia con los proyectos en los que nos hemos movido durante todos estos años, y que luchan por la autogestión en otras vertientes distintas de la musical. Este último disco sí que conlleva una apuesta más fuerte y una inversión más grande que todo lo que habíamos hecho hasta ahora debido a las dimensiones del proyecto, el tamaño de la banda… Pero como es nuestra manera de hacerlo, hemos seguido con ella. ¿Por qué no?

¿Qué ventajas e inconvenientes conlleva esta decisión?

Lo de las ventajas e inconvenientes, tampoco te lo podemos decir a ciencia cierta. Al menos somos los dueños de nuestro trabajo. Gestionar todo por nuestra cuenta conlleva mucho trabajo, pero es la manera en la que hemos las cosas desde el principio y no conocemos otra. Antes no sabemos como sería, pero actualmente no creo que sea fundamental tener un sello musical detrás para que la música se mueva. La escena musical (hablando del rap en particular) está llena de ejemplos que lo corroboran. Black Basajaun realmente constituye una plataforma donde pretendemos dar cobertura a un montón de proyectos relacionados con la música negra en todas sus vertientes que están surgiendo en nuestra ciudad y en los que participámos muchos de nosotros a título personal. Lo vemos como la evolución natural del “házlo tú mismo” y tiene mucho que ver con hacer un sello independiente.

Emaus y The Titanianium

Hemos podido comprobar cómo últimamente el rap se emplea como víctima propiciatoria de esa censura más o menos explícita derivada de la aplicación estricta de la Ley Mordaza y un Código Penal endurecido. ¿Por qué creéis que se utiliza el rap como cabeza de turco para señalar con el dedo acusador e incriminar a sujetos como Pablo Hasél o César Strawberry (Def Con Dos)?

Lo que está pasando en este país parece ciencia ficción. Es de locos. Hay una represión brutal (lo cual no es nuevo) pero está llegando al nivel del absurdo. El rap es una cabeza de turco más (mira toda la gente que tienen juicios pendientes por hacer chistes en Twitter y que no rapean también). Lo que no nos explicamos es cómo esto se ha convertido en la normalidad, cómo nos han insensibilizado hasta el punto de que escuchas noticias como estas y ya ni te sorprenden. Es de locos.

¿Qué tiene el rap que incomoda tanto al “establishment” político, económico y mediático?

Lo que tiene el rap creo que es un público bastante amplio y que mastica y le da vueltas a los mensajes de las canciones que escucha, y donde la letra tiene mucho peso en las canciones, pero no sé realmente cuánto incomoda el rap con contenido político o social al “establishment”. Igual simplemente es parte de una estrategia represiva que aquí no es demasiado nueva. Se ha encarcelado a gente por pegar carteles, estar en manifestaciones o ser la cara visible de según qué proyecto o colectivo. El mensaje de “mejor que no asomes la cabeza mucho porque vamos a por ti, así que a tú a lo tuyo; vive sin llamar mucho la atención y te dejamos en paz”.

Emaus y The Titanianium

A menudo vemos como los raperos se ensimisman ensalzando su ego y se enzarzan en disputas dialécticas con otros raperos en los conocidos “beefs”. Dado que en vuestro caso vuestra lírica tiene poco o nada de ególatra al menos en la actualidad, ¿os sentís identificados con este tipo de actitudes y parte de la escena hip hop que da pábulo a estas disputas?

Yo creo que toda la gente que rapea tiene algo de ególatra. Y hasta cierto punto no creo que esto sea malo. Lo de los “beefs” que comentas tampoco es nuevo y de alguna manera es parte del rap, te guste o no. Que ahora todo el mundo le esté tirando a todo el mundo gratuitamente supongo que es parte de la sociedad del espectáculo en la que vivimos, y si va con un vídeo en el Instagram, mejor. Personalmente, estamos fuera de todo esto.

Otro de los aspectos que viene generando polémica es el rechazo que muestran las generaciones anteriores de raperos hacia el rap que se produce en la actualidad, el llamado trap, que predica valores como el hedonismo o el consumismo y abandona su naturaleza contestataria, de confrontación. ¿Cuál es vuestra opinión al respecto de este rap inofensivo y tolerado por el sistema? ¿Debe ser el rap una herramienta de combate dialéctico en el marco de la lucha de clases, o puede permitirse ciertos momentos de “relax” en lo ideológico?

No sé. El rap no tiene que ser necesariamente una herramienta de combate, ¿o sí? El rap es una herramienta que está ahí para que cada persona haga lo que quiera con ella. Siempre ha convivido rap que tenía una vertiente más social con otro que ha hecho apología del hedonismo o del consumismo. Y entre medio de las dos vertientes hay un montón de prismas diferentes. Que la música predique una serie de valores, hay que entenderlo más como un síntoma que como una causa: si una sociedad es de una determinada manera, es normal que las manifestaciones artísticas que surjan de ella lo reflejen. A mí que haya vertientes diferentes dentro del género me parece muy bien, y, de hecho, hay muchas cosas que me gustan. Y si no me gusta, no lo escucho y punto. Antes te decían “eso no es rap porque cantas en un estribillo” o “no es rap porque llevas un instrumento al directo”. En fin, de las discusiones entre generaciones sobre lo que es rap o lo que no lo es, estamos completamente fuera.

Tras un buen puñado de años girando con un selector como Dodosound -ahora parte del dúo Iseo & Dodosound-, para la grabación de vuestro último trabajo “La Ley del Hambre” y buena parte de la correspondiente gira, habéis decidido acompañaros por una formación de reggae navarra, The Titanians. ¿Es una propuesta que nace de forma natural por confluir en gustos y lugares, o era algo que ya veníais planteándoos hace tiempo?

La propuesta de trabajar en conjunto vino, de hecho, desde el lado de los Titanians. Raperos de Emaús ya se había planteado alguna vez formar una banda, pero no había funcionado en aquel momento. La mayoría de las propuestas que se generan en la ciudad en los últimos años se dan a partir de una convivencia previa que ha habido entre bandas, de coincidir en los mismos espacios, conciertos… y esta no es una excepción.

Emaus y The Titanianium

¿Tenéis pensado dotar de continuidad al proyecto o volveréis a retomar la fórmula de mc´s y selector?

En este momento, Raperos de Emaús & The Titanians está funcionando como el principal proyecto de todos los miembros del grupo. Ahora mismo, desde Raperos de Emaús no contemplamos dejar el proyecto con la banda. Nos parece que la unión que se han creado entre ambas bandas es enriquedecora para todos y que con este primer disco solo hemos dado el primer paso de todo lo que podemos llegar a hacer, así que, obviamente, la idea es que el proyecto continúe. Al margen de esto, puedes vernos interactuando entre nosotros de otras maneras. De hecho, no hemos dejado de hacer conciertos con diferentes proyectos en los que vamos con Dj. Por ejemplo ahora, Moisés No Duerme está haciendo conciertos acompañado de un Dj (nuestro amigo Reimy) y la sección de vientos de The Titanians bajo el nombre de Moisés No Duerme y los Noctámbulos. Quiero decir, que son dos facetas que se complementan perfectamente, pero el proyecto musical de Raperos de Emaús ahora mismo está unido a The Titanians.

¡Síguelos aquí!

Fotografías: Marlene Guibert