Michka Seeliger-Chatelain, la Grande Dame du Cannabis, ha escrito y ejercido de activista del cannabis, además de ser fundadora de la editorial Mama Editions. Artículo biográfico e histórico.

Michka Seeliger-Chatelain, la Grande Dame du Cannabis

1.4444444444444 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 1.44 (9 Votos)

 

Benito Díaz

Escritora, editora, periodista y activista a favor del cannabis durante cuarenta años, ha escrito más de diez libros e incontables artículos de referencia sobre el tema. ¿No te suena? También es fundadora de la editorial Mama Editions. ¡Acompáñanos a conocerla!

 A veces, cuando pensamos en una activista cannábica, se nos puede venir a la cabeza una persona joven, fumando un canuto y quizás con peinado rastafari. Por eso, la imagen de Michka puede que nos sorprenda un poco. Una mujer de 78 años, pequeña, de aspecto frágil y de pelo blanco, pero con la mirada limpia y la mente clara, nos hará admirar toda una vida dedicada a la investigación, la escritura y el activismo cannábico. No en vano, Sensi Seeds le dedicó una línea de semillas: la Mischka, junto a grandes figuras como Mr Nice o Jack Herer.

 

Orígenes

Michka Seeliger-Chatelain nace en 1940 en Domme, Dordoña, una región al suroeste de Francia. Tras recibir educación en la Universidad de La Sorbona, con tan solo 20 años, la joven Michka descubre otra pasión que la acompañará toda su vida: comprar viejos barcos y restaurarlos para su uso. Es en 1968 cuando hace su primera travesía cruzando el Canal de la Mancha. Cubre el Mayo del 68 para la BBC y marcha a Canadá, donde se establece en Vancouver en 1970. Allí compra un terreno en el que construye una cabaña para vivir dentro de un frondoso bosque. Son entonces sus primeros contactos con la ganja:

Corría el año 1972, creo, no muy lejos de Vancouver. La hierba se importaba de México y no era más que una masa sin forma de la que teníamos que extraer lo que no era fumable. Primero, teníamos que quitar las ramitas más grandes y, luego, desmenuzar el resto. La mejor forma de deshacerse de las semillas era extender la hierba sobre la carátula dura de un disco e inclinarla ligeramente para hacer que las semillas cayeran. Las semillas eran muy abundantes y, simplemente, así es como empezó el cultivo de la marihuana en Norteamérica, narra la veterana activista en un artículo.

 

Carrera investigadora

Durante los años que pasa en Canadá, escribe junto a su marido, Hugo Verlomme, su primer libro sobre el Cannabis, The Green Folder of a Sweet Drug, mientras cría a dos hijos. Corre el año 1978, aunque el año anterior ya habría publicado Le Grand Départ et la vie sur l’eau con sus experiencias como regatista. No en vano, Michka ha realizado grandes viajes, llegando a dar la vuelta al mundo. A estos libros les sucedieron À mains nues (1983) y el muy referenciado ¿Es el Cannabis una droga? (1993). La comunidad cannábica comienza a interesarse por su trabajo y a utilizarlo como documentación en estudios posteriores. Michka continúa lanzando libros en los que conjuga su conocimiento de las plantas con su visión del mundo, espiritual y feminista.

En el año 2000, junto a Tigrane Hadenge, funda la editorial Mama Editions con la intención de publicar “libros que hagan el bien”. Esta editorial sacaría grandes relatos suyos, además de otros imprescindibles como la biografía de Howard Marks “Mr Nice” en versión francesa.

Es durante 2009 cuando se publica Cannabis Medicinal, un ensayo sobre la Marihuana terapéutica donde Michka realiza una serie de introducciones y disecciones del panorama actual, junto a investigaciones de los especialistas más relevantes en el mundo de estas terapias alternativas. Entre los grandes nombres de investigadores, como el Doctor Denis Richard o Jorge Cervantes, encontramos al Profesor Manuel Guzmán. Este libro pronto se convierte en uno de los más vendidos, alcanzando los 47.000 ejemplares vendidos y siendo publicado en francés y traducido al inglés.

Empecé a escribir hace 44 o 45 años porque quería que la gente tuviera la oportunidad de descubrir que la yerba puede ser una amiga o una aliada, como yo había descubierto. La Yerba me ha ayudado de muchas formas y quería que esas personas conectasen conmigo a través de la intuición, por un instante. Creo que es muy importante porque la intuición es tu “yo” interior diciéndote que vas por el camino correcto”.

Activismo

En muchas de sus distintas entrevistas y conferencias, Michka ha dejado ver, como en su obra, su profunda espiritualidad, que incluye el acceso libre y sin condiciones a la yerba. Así, las publicaciones de Mama Editions admiten todo tipo de tomos que ahondan en la cuestión chamánica y de conexión con el cosmos. Sus declaraciones durante el Cannabis Bevrijdingsdag (Día de la Liberación del Cannabis), celebrado en Ámsterdam durante 2017, aclaran su posición en la lucha:

Encuentro que el movimiento cannábico está extendiéndose alrededor del mundo. Recuerdo a principios de los 70, cuando nadie podía creer que veríamos el final de la prohibición. Parecía realmente lo contrario, porque la Guerra contra las Drogas se intensificó. Y ahora parece que, por fin, vamos a poder ver que esto está sucediendo.

No es que encuentre fallos en las medidas que se están llevando a cabo. Más bien hay cosas que yo no haría, o haría de otra forma. Al menos en lo relacionado con las políticas de regulación del cannabis. No hay reglas de regulación para hacer crecer y comer tomates, por ejemplo. No podemos permitir que haya una prohibición para una planta que puede ayudar médicamente a gente enferma.

Sabemos que los cannabinoides se encuentran presentes de forma natural en el cuerpo humano y que el sistema endocannabinoide se encarga de mantener muchos procesos relacionados con la salud. La investigación sobre estos campos ha estado prohibida por muchos años, ya que muchos gobiernos han dicho que es una búsqueda inútil.

«La gente está más preparada para abrir su mente»

En Francia, el presidente (Enmanuel Macron) ha dicho que va a intentar que no se persiga a los consumidores, pero tenemos muchos que están en los tribunales por fumar o poseer pequeñas cantidades de Cannabis. Aún así, estamos preparados para dar un gran paso. En Francia mantenemos la esperanza.

Creo que una de las cosas más emocionantes de este período es que hemos podido ver un ascenso en la apertura de las consciencias. No veo que esté particularmente relacionado con la yerba, pero, en general, sí veo que la gente está más preparada para abrir su mente”.

Los libros de Michka Seeliger-Chatelain todavía no han sido traducidos al castellano. Más información en la página web de Mama Editions.