Entrevista a Javier Miravete sobre la asociación Terapéuticas Hierbas Castelló, que facilita la terapia con cannabis, y sobre las dificultades a las que se enfrentan quienes lo hacen.

La ayuda perseguida: entrevista a Javier Miravete sobre la atención medicinal

2.75 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 2.75 (2 Votos)

 

Arnau Alcaide

Un grupo de personas valientes que sufre de diferentes patologías, así se definen. Hace un par de años, decidieron salir del anonimato en el que vivían con la intención de difundir los beneficios del cannabis medicinal y ayudar a quienes lo requieran. Lo cuenta en esta entrevista Javier Miravete, presidente de la asociación Terapéuticas Hierbas Castelló y Portavoz de la Federación de Asociaciones Cannábicas de Levante.

"Nosotros formábamos parte de Castelló Cannabis Club, para la que solo tenemos palabras de agradecimiento y a la cual continuamos perteneciendo todos. El problema es que, al seguir el Código de Buenas Prácticas de la Confederación de Asociaciones Cannabicas CON-FAC, nos veíamos bastante limitados a la hora de dar charlas o información fuera de la asociación, pues podría considerarse apología o crear problemas con las fuerzas de seguridad, exponiéndonos a una intervención y a quedarnos sin nuestros tratamientos. Así que decidimos crear Terapéuticas Hierbas Castelló, con el acrónimo de THCs", razona Miravete. Al eliminar la dispensa, no existe el conflicto ético de enriquecerse con lo recomendado.

Dan charlas, talleres, información y asesoramiento en general, pero, “sobre todo” hacen un gran trabajo en incidencia política: “uno de nuestros mayores logros ha sido ser uno de los principales promotores de la PNL presentada en la Comunidad Valenciana, junto a la colaboración en la organización de las Jornadas del Fòrum Cannàbic Valencià y siendo Consultores ECOSOC de Naciones Unidas en Derechos Humanos, discapacidad y calidad de vida”, explica el presidente de THCs. “Ahora estamos preparando el proyecto para pedir financiación y poder asistir a la CSW63 de la UNWOMEN de Naciones Unidas en New York”, un importante congreso, “donde ya hemos sido invitados y acreditados”.

Entre sus funciones, analizan a través de Fundación Canna las muestras que traen sus socios. “Tenemos consulta médica especializada con el Dr. Mario Land, consulta psicológica de la reconocida activista cannabica y neuropsicóloga, Noemí Sánchez Nàcher, así como la asistencia jurídica del Gabinete Brotsanbert, todos ellos socios de honor por su colaboración desde nuestra fundación”, un seguido de garantías que desarrolla Miravete.

¿CÓMO ACTUÁIS EN LA ASOCIACIÓN CUANDO LLEGA UN DEMANDANTE?

Siempre desde el punto de prevención y reducción de daños. Creemos que es lo más importante para el usuario. Cuando se recurre a una asociación cannábica, generalmente es por huir de los peligros del mercado ilícito, además de por obtener información veráz y contrastada. Cuando llegan, en primer lugar le escuchamos. Nos hablan de su patología, nos aportan informes y medicación prescrita que es valorada por el Dr Land. Una vez valorada la documentación, se realiza la consulta donde se le detallan los pros y los posibles contras que pueda tener el tratamiento y se le informa de los estudios existentes sobre su enfermedad y el uso de cannabinoides. Finalmente, se informa de cómo llevar el tratamiento y las asociaciones donde pueda realizar la dispensa”. Todo, según el código de buenas prácticas, garantiza el presidente.

¿CUÁNTOS USUARIOS ESTIMAS QUE HAY EN ESPAÑA?

Medicinales unos 100.000 y recreativos unos 322.000, aunque esta cifra creo que no es muy acorde con la realidad, pues creo, por la realidad en la que me muevo, que hay mucho usuario que hace un uso esporádico y no es tenido en cuenta, pues no se declara como consumidor. La primera cifra la da el Observatorio Español del Cannabis Medicinal, la segunda del Ministerio de Sanidad”.

¿CON CUÁNTOS TRATÁIS A LO LARGO DE UN AÑO?

En Castelló Cannabis Club actualmente somos 43 y en Terapéuticas Hierbas Castelló, 22, pero en los cuatro años que llevo desempeñando mi labor podré haber visto y acompañado en sus tratamientos a unos 200 usuarios medicinales”.

¿CÓMO ENTENDÉIS LAS CONQUISTAS DE DERECHOS DE LOS USUARIOS DE CANNABIS MEDICINAL?

Las conquistas, desgraciadamente, son pocas. Sí son muy importantes las absoluciones conseguidas en los tribunales por los usuarios que decidieron llevar hasta el final sus casos; gracias a ellos somos muchos los que hemos logrado más victorias. Personalmente, conseguí mi absolución por mi autocultivo el pasado mes de diciembre”.

¿QUÉ PEDÍS?

Más investigación, sobre todo en mujeres, ya que se ven muy discriminadas hasta en la ciencia. En España tenemos verdaderos genios en este campo. Queremos una regulación integral del cannabis desde el prisma de la prevención y reducción de daños en la que se permita el autocultivo personal y colectivo, pues ha sido nuestra solución. Que se deje de criminalizar y estigmatizar al usuario y que la verdad sobre esta planta salga a la luz. Evitar que el poder de las grandes empresas domine el mercado y sea caro o imposible acceder a un tratamiento digno, seguro y adecuado a nuestras patologías”.

¿A QUÉ PROBLEMAS OS ENFRENTÁIS?

A muchos, pero intentaré ser breve: a la cárcel, a persecución, a perder el carnet, acabar arruinados, a perder nuestros tratamientos, a la marginación, el estigma que se agravan en el caso de ser mujer y madre, al mercado ilícito, a estafadores. Incluso, aunque se regule, faltan unos largos 10 años hasta que haya un batería de medicamentos específicos para cada patología basados en la planta, puesto que sabemos que los cannabinoides sintéticos no dan los mismos resultados y sí bastantes efectos secundarios.

¿QUÉ CARACTERÍSTICAS TENÉIS LOS USUARIOS MEDICINALES DENTRO DEL MOVIMIENTO CANNÁNBICO?

La más común es que no nos ha funcionado la medicina convencional o que nos ha dado más
problemas de lo que nos ha ayudado. Casi todo son patologías graves que producen mucho dolor y degradan la calidad de vida del paciente de un modo brutal.

¿QUÉ RECEPCIÓN TENÉIS EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS?

La recepción es buena. En la Comunidad Valenciana, salvo el PP, que no hace ni el mínimo esfuerzo por escucharnos, el resto están bastante comprometidos. A nivel estatal, es otro cantar, nos escuchan,pero nos usan para atacarse. Mientras nosotros sufrimos la desesperación y el miedo de acabar en la cárcel, ellos negocian y juegan al "y tú más", a la vez que dejan pasar un tiempo que nosotros no tenemos. Dejan que se pierdan empleos, impuestos y que el mercado ilícito crezca más y más para que tengamos que invertir más medios y dinero. Espero que Podemos cumpla su palabra y en el primer trimestre de 2019 presente su propuesta, a ver cómo se posiciona el resto.