Os damos unos consejos básicos para que conozcáis los trámites a realizar para organizar una asociación cannábica...

Cómo montar una asociación cannábica paso a paso

Escrito por el . Publicado en Reportaje

3.7 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.70 (10 Votos)

 

¡Saludos desde la asociación Sibaritas! En este primer repor que os presentamos, vamos a hablar de los pasos a seguir a la hora de constituir una asociación.

En nuestro caso, lo primero que nos preguntamos fue por qué queríamos montar una asociación. Decidimos montar una asociación porque nosotros y nuestro entorno de gente, éramos consumidores de la planta del cannabis y buscábamos un espacio sin tantas inseguridades a la hora de conseguir y consumir la planta. Asimismo, viendo la desinformación y a veces, el desamparo y discriminación hacia las personas que utilizan el canabis de forma medicinal, decidimos encaminar también buena parte de nuestros esfuerzos en crear un ambiente sano y  adecuado para el uso de la marihuana de forma medicinal.

Lo primero cuando decidimos montar la asociación fue averiguar qué es una asociación; en qué se fundamenta y cómo funciona. Para ello buscamos mucha información (desechando bulos y teorías mal planteadas), tanto en publicaciones específicas acerca del tema, como en publicaciones del Ministerio, del registro e incluso Hacienda o publicaciones médicas. Todo ello, sin olvidar las rigurosas e imprescindibles visitas a las asociaciones de tu ciudad. Se puede aprender mucho de los errores y aciertos de los demás. Detallamos algunas fuentes de información útiles a la hora de montar un club.

Primero, consultamos la página de la Federación de Asociaciones Cannábicas. Ahí consultamos múltiples adjuntos disponibles en la página como: el informe Muñoz y Soto (de lectura obligada  a todas las personas que constituyan la junta directiva de la asociación), la guía de clubes, guías de asociaciones, el código penal vigente, o guías de cannabinoides entre otros muchos.

Después, consultamos la página del Ministerio competente para ver la legislación, el modelo de estatutos, de acta fundacional y la información pertinente.

Cuando recopilamos toda la información, consultamos con un abogado especializado en estos casos exponiéndole todas nuestras dudas. Nos personamos después con toda la documentación por duplicado en el registro de asociaciones de nuestra comunidad autónoma e hicimos entrega de la documentación, quedándonos una copia sellada con la fecha.

Es importante también, llegados a este punto, que la dirección donde nos van a llegar las notificaciones del Ministerio pertinente esté bien clara y acordarnos también, de mirar el correo casi cada día, ya que a veces los plazos para recurrir las notificaciones son muy cortos o pueden “coincidir” con días festivos o periodos vacacionales, lo que puede reducir aún más estos plazos.

Una vez hecho esto nos fuimos a Hacienda con la hoja sellada por el registro, a pedir la solicitud para el CIF provisional, con el que ya podremos funcionar. Y ya con el CIF en nuestras manos somos oficialmente una asociación constituida legalmente. Sólo nos queda seguir recabando información y con ella, comenzar a planificar todos los aspectos que envuelven a nuestra asociación: normas, socios, funcionamiento interno, posibles problemas legales y cómo hacer frente a los mismos, estudios sobre las diferentes aplicaciones del canabis,…

Debemos leer y comprender muy bien toda la información. Estar informados será de nuestras mejores herramientas para explicar a los futuros socios nuestro proyecto y para afrontar los posibles problemas que puedan aparecer.

Es fundamental también, redactar un “código de régimen interno” y un “protocolo de reducción de riesgos”, para conocer los pasos a seguir si tenemos problemas con las autoridades. Es importante, a la hora de elaborar dicho protocolo, tener en cuenta la opinión de un abogado y recabar también información de todos los documentos posibles. Una vez hecho todo esto; elaboraremos un dossier explicando la política y el funcionamiento de la asociación, los estatutos, el código de régimen interno, y por último, el programa de actividades. Este dossier se entregará a los amigos que estén interesados en participar en el proyecto para informarlos y hacer una posterior asamblea para formalizar su compromiso y llegar a múltiples acuerdos.

Deberemos someter a votación algunas cosas, como por ejemplo: la forma de auto abastecernos, que irá variando en función del número de socios; la elección del local, donde quedará establecida la sede de la asociación; y el programa de actividades y talleres. (Esto último es importante que se vote, ya que debe ser del agrado de nuestros socios si queremos que la asociación sea atractiva para ellos); el logotipo; los horarios tanto del local como de sus actividades, entre otras cosas.

Una vez realizada esa primera asamblea, ya podremos continuar haciendo elecciones como la imagen, política de actuación, la sede social de la asociación y distribución del trabajo cotidiano. Si deseamos unirnos a la federación, comenzaremos entonces a realizar los trámites; nos daremos cuenta que a medida que vayan pasando los días irán surgiendo nuevos retos a superar. En muchos casos serán específicos de cada asociación; por ejemplo, en nuestro caso, tuvimos que presentar los estatutos un par de veces por alguna irregularidad en alguna letra o por no tener el nombre en algún idioma oficial, estad atentos a presentarlos perfectos.

Esperamos que esta información os haya sido útil y que os animéis a uniros a la causa. Cuantos más seamos más fuerza tendremos. Estad atentos, en próximos reportajes seguiremos profundizando más acerca del tema.


Un saludo desde Sibaritas CSC.