La regularización en algunos lugares de EEUU ha abierto la puerta a la inclusión de la Marihuana en todo tipo de productos gastronómicos. Descúbrelo en nuestro reportaje: La expansión del mercado de los comestibles.

Hay yerba en mi sopa: la expansión del mercado de los comestibles

Escrito por . Publicado en Reportaje

1.9666666666667 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 1.97 (15 Votos)
La expansión del mercado de los comestibles

 

La industria del cannabis crece constantemente. Los empresarios relacionados lo saben y amplían sus ofertas con cada nuevo viento de moda, sobre todo los situados en lugares donde la regularización ha traído un nuevo tren económico que comienza a revelarse como una alternativa real y lucrativa.

La regularización en algunos lugares de EEUU ha abierto la puerta a la inclusión de la marihuana en todo tipo de productos gastronómicos. Descúbrelo en nuestro reportaje

Producto Saludable

Tal como muchas otras plantas, la marihuana tiene valores nutricionales. Por ejemplo, el aceite de semillas de cáñamo contiene un 36% de proteínas y la harina de cañamones, un 34%, lo que nos proporciona un 23% de fibra dietética total en las semillas enteras y un 43% en la harina. Esto significa una energía (KJ/100g) de 2200 calorías en el caso de las semillas y 1700 en la harina. Una verdadera reserva de alimentos, oculta tan solo en las semillas de nuestras queridas plantas.

No acaba ahí la cosa. El aceite de cáñamo se ha demostrado muy beneficioso para la salud. “Los ácidos grasos esenciales (EFAs) están bien representados en el aceite de semillas de cáñamo. El ácido inoleico “omega-6” (18:2n-6, LA) está presente aproximadamente un 55% y el omega-3 alfa linoleico (18:3n-3, ALA) se encuentra al 20%. Además, se han encontrado cantidades significativas de sus respectivos productos metabólicos como la presencia de ácido gamma linoleico (18:3n-6, GLA) que oscila entre 1-4%, y el ácido estearidónico (18:4n-3, SDA) que se produce alrededor del 0.5 al 2%. Aunque la mayoría de los aceites vegetales tienen al menos alguno de los EFAs, es inusual que contengan cantidades tan altas de ambos, y también es inusual que se encuentren en una proporción de alrededor 3:1 de omega-6/omega-3, siendo esta relación la recomendad para la ingesta humana” afirma la Fundación Canna en un estudio divulgado en su web.

Se trata de un alimento ancestral. Por ejemplo, en la provincia de Cuenca se siguen elaborando tortas de cañamones cuya tradición se remonta a la Edad Media. Además, estas semillas concentran gran cantidad de vitaminas y minerales, tales como Vitamina E, Tiamina B1, Fósforo, Magnesio, Calcio, Potasio, Hierro y Zinc, entre otros.

El alimento de moda

El pasado 1 de enero, California se sumaba a la lista de estados americanos que han regularizado el uso de marihuana para su consumo recreativo. Precisamente es en EEUU donde más se ha extendido el negocio de la cocina cannábica. Cientos de productos elaborados con la planta se comercializan en miles de dispensarios y locales autorizados. La variedad es tremenda, más allá de las típicas galletas o bizcochos: pasteles, salsas para pasta, panecillos, pizzas, bebidas energéticas cannábicas, todo tipo de aceites infusionados con cogollos, tinturas, chocolatinas, helados, gominolas y caramelos, por ejemplo. El único límite en la fabricación de comestibles cannábicos es la mera imaginación.

Alta cocina

¿Cómo te quedarías si, al abrir la carta de un lujoso restaurante, encontrases platos como “Champiñones rellenos al Cannabis”, “Rosbif con crujiente a la Marihuana” o “Hamburguesas Big María”? Cada vez podemos encontrar más cocineros profesionales que utilizan la yerba en sus recetas, incluso, que la han convertido en su ingrediente principal y su idea de negocio gira en torno a ella.

Por ejemplo, Chris Sayegh, también conocido como “El Cocinero Herbal” propone en su restaurante la posibilidad de degustar muchos y muy distintos platos, condimentados con marihuana. Desde unos “fetuccini infusionados” hasta “Hamachi con gelatina de limón, rábano, huevas de salmón y erizo de mar-no infusionados”. “Estoy totalmente enamorado de la comida y de la vida. Trabajo mejor bajo presión y vivo de las emociones que producen mis recetas. Soy un perfeccionista y nunca sirvo nada que no esté elaborado con los ingredientes de más alta calidad. He creado una gama de platos intrigantes y deliciosos, así como otros infusionados con cannabis. Podría decir que, ahora mismo, mi carta está dividida al 50/50 entre platos infusionados y no-infusionados” afirma Chris en su web.

También podemos encontrar los clips del “profesional Marijuana tester” Abdullah Saeed, de los que destilan las recetas incluidas en el libro “Bong Appettit”, del mismo nombre que su show editado para la marca “Vice”. También conocido como “El Chico” (The Kid), su breve aparición en “High Maintenance” ha hecho conocido su podcast y su línea de vídeos, donde viaja por el mundo probando elaboraciones hechas con cannabis junto a chefs expertos.

La cocina cannábica cada vez despierta más curiosidad entre los consumidores, que exigen platos sazonados con su planta favorita. De esta manera, veremos crecer el número de comedores que ofrezcan sus preparaciones y de profesionales que se pongan manos a la obra en sus negocios, al menos en lugares donde la yerba está regulada. ¡Qué aproveche!