El Observatorio Español de Cannabis Medicinal celebró una conferencia en el Ilustre Colegio Oficial de Médicos en Madrid.

Cannabis medicinal en el control del dolor crónico

Escrito por . Publicado en Reportaje

3.5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.50 (6 Votos)

 

Benito Díaz

¿De qué manera afecta el cannabis a nuestro sistema nervioso? ¿Cómo pueden usarse sus propiedades para reducir el dolor en casos crónicos? ¿Qué novedades puede aportar la experiencia cannábica en Canadá? El Observatorio Español de Cannabis Medicinal celebró una conferencia en el Ilustre Colegio Oficial de Médicos en Madrid abordando estos temas.

El pasado martes, 5 de marzo, se celebró en el Aula Jiménez Díaz del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid, una serie de conferencias que tenían como objetivo la explicación de los progresos y experiencias científicas que aluden al uso del cannabis como terapia para afrontar dolores crónicos. Junto a la Sociedad Madrileña del Dolor, importantes científicos compartieron sus conocimientos con el público.

Aquí no vais a escuchar que el cannabis es la panacea. Tiene cosas buenas y cosas no tan buenas” recordó Carola Pérez, presidenta del Observatorio Español de Cannabis Medicinal, sociedad organizadora del evento. Mencionó que poder acceder a aquel espacio había costado mucho trabajo y esfuerzo, presentó a los ponentes y al Presidente de la Asociación Madrileña del Dolor, Juan Antonio García, Doctor en medicina. “Vamos a averiguar cómo los cannabinoides, efectivamente, intervienen en el control del dolor” aclaró García.

Baja adicción y potencial medicinal

El primero en intervenir fue el Profesor Manuel Guzmán, biólogo catedrático de Bioquímica y Biología en la Universidad Complutense de Madrid. Expuso las características moleculares del TCH, demostrando características como su hidrofobia o su particularidad liposoluble. “El THC posee una baja capacidad de adicción frente a otras sustancias de abuso, tales como el alcohol o la nicotina, lo cual lo convierte en una terapia alternativa en casos en los que los pacientes han desarrollado tolerancia a fármacos opioides” señaló Guzmán. El profesor aclaró que, en el desarrollo de medicamentos con cannabis, se han atravesado tres oleadas, siendo la tercera donde podemos encontrar el último avance, el Sativex, químico derivado que se encuentra más cerca de la planta en cuanto a composición. “Hay medicamentos más purificados y menos purificados. Unos más estandarizados y otros menos. Unos más con más capacidad de personalización que otros. Lo que sí se ha demostrado, es que los cannabinoides pueden ser útiles en el tratamiento de enfermedades neuropáticas y oncológicas”.

 

La sinergia THC-CBD potencia los efectos terapéuticos y reduce los secundarios

La charla del Profesor Carlos Goicoechea le llevó a salir de detrás del atril para enfrentarse a una sala llena de caras de curiosidad. Goicoechea es biólogo, catedrático de farmacología en la Universidad Rey Juan Carlos, coordinador del Grupo de Excelencia Investigadora URJC-Santander, y autor de 52 artículos y tantas otras investigaciones científicas al respecto del tratamiento del dolor. “El dolor es una sensación difícil de comprender cuando se torna crónica. Entonces pasa a ser una enfermedad en sí misma. Su componente psicológico es muy fuerte y no es igual para todos los casos, pues intervienen muchos factores” declaró Goicoechea. “Tenemos sensores cannabinoides por todo el cuerpo. Su estimulación va a bloquear el dolor, pues interfiere en la comunicación normal entre neuronas”. No todo es positivo. Según el Profesor Goicoechea, todavía no se consigue encontrar medicamentos con cannabinoides que no acarreen efectos secundarios en los animales de laboratorio, tales como catalepsia (inmovilidad), falta de reflejos y bajada de temperatura corporal, entre otros. Goicoechea también mostró las ventajas de la sinergia entre CBD y THC: “Hemos conseguido con la mezcla de estos dos productos, corregir y reducir los efectos secundarios y potenciar los efectos beneficiosos de los cannabinoides”.

Un usuario terapéutico

En la pausa para el café, conversé con David. Contó que es paciente con tratamiento de cannabinoides, debido a su dolor crónico. “Tengo esta discapacidad desde hace diez años y la he tratado con oxicodona. Cierto que el cannabis me ayuda, pero no todos los días me sienta bien. Hay días en los que no puedo conducir o concentrarme como es debido”.

Director del Cancer Pain Program y profesor en Canadá

De vuelta a la sala, el Doctor Jordi Pérez describió su trabajo con cannabis en legalidad, desde la experiencia canadiense. Jordi Pérez es director del Cancer Pain Program y profesor de Anestesiología de la Universidad MC Gill de Montreal. “Cuando hablamos de cannabis medicinal, funcionamos a base de anécdotas, pues apenas hay información reglada, papers científicos o investigaciones en profundidad. Por cada estudio que afirme que el cannabis es bueno, hay otro que dice que es malo”, aclara Pérez. “El Colegio de Médicos de Quebec nos da unas pautas a la hora de recetar cannabis a pacientes. Además, como médico, antes de recomendarlo, trato de agotar todas las vías posibles. Con la poca información que hay, el tratamiento con cannabis es casi experimental y eso debe conocerlo y aceptarlo el paciente”, comentó el Doctor Pérez. Añadió que se especifican casos en los que está contraindicado este tratamiento, tales como mujeres embarazadas o lactantes, pacientes con enfermedades cardíacas severas o pacientes con antecedentes por psicosis, enfermedades psiquiátricas o trastornos por abuso de sustancias.

La planta es una bomba. Tiene demasiadas cosas, demasiados componentes que no conocemos, muchas aplicaciones y no todas funcionan de la misma manera en cada paciente. Lo que les va bien a unos, no tiene por qué irles bien a otros. Es difícil de saber cómo afecta en cada caso” razonó Pérez. Detalló cómo es el protocolo a la hora de incluir el cannabis en un tratamiento médico en Canadá, contando con un registro exhaustivo de la actividad, documentos de autorización, programación, agenda… “Darle un ‘viaje’ al paciente no es lo que queremos. Somos médicos, no dispensadores de marihuana. Si un paciente nota un efecto cerebral con su medicación, no debería conducir durante, al menos, ocho horas”. Para terminar, Jordi Pérez realizó un llamamiento para lograr una regulación que permita realizar estudios rigurosos que arrojen luz sobre estos temas con más evidencias científicas.

 

Reclamando investigación para el sistema endocannabinoide

La jornada concluía con el turno de preguntas del público, durante el cual se unió el Doctor Mariano García de Palau, director de la Clínica Kalapa de Barcelona. “El cannabis no es el protagonista de estos coloquios, es el sistema endocannabinoide. Este sistema regula muchas cosas en el cuerpo humano y es lo que hay que investigar”, declaró García de Palau.

Más información sobre el Observatorio Español de Cannabis Medicinal y sus actividades en su página web.