Reportaje

Hablan los rastafaris: principales asociaciones en España

Escrito por Benito Díaz. Publicado en Reportaje

5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 5.00 (2 Votos)
Rastafaris

 

Cannabis.es se pone en contacto con los representantes de las uniones más importantes. 

Existe una notable confusión alrededor del rastafarismo y lo que significa. Hay quién identifica a cualquier persona con rastas o dreadlocks en el pelo con un rastafari. Nada más lejos de la realidad. El cabello entretejido y enredado no hace que la persona que lo lleva comulgue con la religión y corriente filosófica del rastafari. 

Droga yihadista y niños con TDAH: paradojas fármaco-ilógicas

Escrito por Drogoteca. Publicado en Reportaje

4.4722222222222 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.47 (18 Votos)
Droga yihadista

 

"Cuando el pediatra diagnosticó a nuestro hijo 'Trastorno por déficit de atención e hiperactividad' o TDAH, nos costó creer que su comportamiento fuera tal que llegase al grado de patología que necesitase ser medicada con fármacos. Pero ahí estábamos en una farmacia de guardia, comprando un bote de anfetaminas, la droga de los yihadistas, para dárselas a nuestro hijo de 8 años". Este fármaco contiene fenetilinaque es una molécula que une otras dos -anfetamina de la de toda la vida, y teofilina del té- y se ha usado en los países de influencia musulmana de la misma forma que nosotros en España, para tratar a niños con THDA.

Deadbeat: sorpresa, estás muerto

Escrito por Benito Díaz. Publicado en Reportaje

4.25 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.25 (6 Votos)
Deatbeat

 

Kevin Pacalioglu es un treintañero sin demasiadas perspectivas en la vida. Sin trabajo fijo, subsiste a base de empleos temporales y pedir prestado a sus amigos. Es vago, sucio y su casa es un cuchitril lleno de basura. Pero “Paco” tiene una habilidad especial: es capaz de ver espíritus, fantasmas de gente que murieron dejando algo pendiente por hacer. Sin dudarlo un instante, Kevin se embarca en delirantes aventuras cuyo desenlace permita que estos espectros puedan descansar en paz.

Cine quinqui: droga, delincuencia y navajas

Escrito por Manuel Valencia. Publicado en Reportaje

4.6578947368421 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.66 (19 Votos)
Cine quinqui

 

España años 70. Franco ha muerto, el país se mete de sopetón en la transición y las calles se ponen al rojo vivo. Los delincuentes, las drogas y el destape lo arrasan todo y llegan al cine. Sí, bienvenidos al cine quinqui.

Time Traveling bong: La pipa del tiempo

Escrito por Benito Díaz. Publicado en Reportaje

3.45 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.45 (10 Votos)
Broad City Time Travelling Bong

 

Sharee y su primo Jeff viven juntos en una casa de Nueva Jersey. Por un azar del destino, cae en sus manos una extraña pipa. Como son fumetas irredentos, no pueden esperar ni un minuto para cargarla con su Yerba favorita.Tras la primera calada, la pipa les lleva a través del tiempo hasta el Jurásico. Así descubren que se hallan en posesión de una genuina máquina que les traslada a distintas épocas del pasado. Aparecen en el Salem de la caza de brujas, en la Grecia clásica, en Estados Unidos durante la década de los sesenta... Pero todo eso cambia cuando accidentalmente rompen su extraña pipa.

Vámonos de clubes

Escrito por Angelica Silva. Publicado en Reportaje

4.25 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 4.25 (4 Votos)

 

Los clubes de cannabis son la joya de la corona del activismo español, nacidos y forjados en el limbo de la alegalidad han jugado un papel protagónico en la lucha por la regularización, ya sea en los tribunales o creando cultura. Vamos a mirar a fondo estos quince años de vida que han generado más de 800 clubes a lo largo y ancho del país, repasaremos su historia e impacto social e iremos tras bambalinas conversando con gestores y empleados para analizar de cerca el sector.

Buena muerte

Escrito por Drogoteca. Publicado en Reportaje

3.7 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Valoración 3.70 (35 Votos)
Eutanasia

 

Cuando yo tenía 4 años de edad, viví lo que -ahora me doy cuenta- fue mi primer contacto con la eutanasia. Teníamos que mudarnos y -por motivos que ahora son irrelevantes- el pequeño jilguero que teníamos en casa no podía acompañarnos. Nunca he sido amigo de tener animales en jaulas, y menos aún un animal hecho para volar, pero ese jilguero estaba hecho a la familia y tenía sus momentos de esparcimiento en los que podía volar libre en la casa, para regresar después a su jaula.