Cerrar
PODAS DE MARIHUANA: CONTROLANDO LA ALTURA

PODAS DE MARIHUANA: CONTROLANDO LA ALTURA

Ramón Souto

Las podas de marihuana son una técnica ideal para controlar la altura y dar forma a nuestras plantas. Existen diversos tipos de podas y no todas tienen la misma finalidad, por ello vamos a explicar cada una de ellas.

La poda es una técnica ideal para espacios reducidos de poca altura y para los cultivos en terrazas o balcones. Realizando diversas podas durante el crecimiento, activamos el crecimiento lateral, impidiendo a la planta crecer sin control.

¿Cuándo realizaremos las podas de marihuana?

Siempre se realizarán durante la etapa vegetativa, como muy tarde a los comienzos de la fase de prefloración. No obstante, nunca haremos podas durante la fase de floración, solo les provocará un estrés, retrasando la floración de las plantas.

¿Qué necesitamos para realizar las podas?

  • Unas tijeras limpias y afiladas
  • Pasta cicatrizante (taponará las heridas impidiendo el acceso a cualquier patógeno)
  • Alcohol de 96º (para la desinfección de las herramientas)
  • Trapo para la limpieza

¿Cuáles son los distintos tipos de podas de marihuana?

Poda Lollypop o Poda de bajos:

La poda Lollypop es la más sencilla de todas: únicamente debemos retirar las ramas bajas, de la forma más limpia posible. No perdemos gran cosa, porque esas ramas suelen ser muy improductivas, dando cogollos pequeños y de baja calidad.

Gracias a esta técnica, mejoramos la aireación de la parte baja del cultivo, previniendo la aparición de cualquier tipo de hongo. Cuando eliminemos las ramas bajas, será mucho más fácil regar nuestras plantas. Además, al no dedicar esfuerzo a estas ramas bajas, la planta dedica toda su energía a la parte superior, consiguiendo unos cogollos más grandes y duros.

Poda Apical:

La poda apical es una de las más utilizadas entre los cultivadores. Cualquier poda puede ser usada tanto en cultivos de exterior como de interior. Para realizar esta poda, esperamos a que la planta tenga 4 o 5 nudos, el corte se realizará por encima del penúltimo nudo de la parte superior.

Cuando pasan unos días, comenzarán a crecer los brotes en forma de “Y”, pasando a tener dos puntas en vez de una. Se puede repetir esta técnica las veces deseadas, dejando descansar a la planta entre poda y poda.

Poda FIM:

La poda FIM se descubrió por el error de un cultivador que quería aplicar una poda apical. En vez de eso, hizo el corte en el mismo brote, dejando un 20-25% de este. Al darse cuenta, se dijo: ¡Fuck, I Missed!, que traducido sería ¡Mierda, me confundí!.

La diferencia entre la poda apical y la FIM, además de la zona del corte, es que la FIM provocará el desarrollo de 4 nuevos brotes. No siempre sale bien esta técnica, pero si lo conseguimos es muy práctica. No os desaniméis si no os sale las primeras veces; con el tiempo le iréis cogiendo el truco, es más sencillo de lo que parece.

Poda RIB:

La dejamos para el final porque es la única poda que se realiza durante la fase de floración; la única excepción, pues no hay que restar energía a la planta en esta fase. No recomendaría realizar esta poda sin antes dominar todas las demás.

La palabra RIB (Ready, I burned it), se traduciría como ¡Listo, lo quemé!, una palabra que no suena muy bien dentro del cultivo. Esta poda consiste en realizar un pequeño corte superficial de los pistilos o quemarlos con la ayuda de un mechero. Lo sé, sé que parece algo violento, por eso no es muy usada dentro del sector.

A veces, cuando tenemos el foco demasiado cerca de las plantas, se churruscan los pistilos y realizamos esta poda sin saberlo. Se suele realizar a mitad de la floración, dando tiempo a la planta a recuperarse del estrés y comenzar el proceso de regeneración de la flor.

CONSEJOS

  • Si realizamos podas, no es recomendable provocar más estrés a las plantas. Por ejemplo, si realizamos un trasplante, esperaremos unos días para podar y viceversa. Es recomendable acudir al cultivo con ropa limpia, así no introduciremos ninguna plaga del exterior.
  • Sed muy concienzudos en la esterilización de todos los instrumentos de trabajo y la limpieza en el cultivo (retirar restos vegetales, restos de tierra en el suelo, etc.)
  • Si nunca realizaste podas, es mejor que la primera vez solo se lo hagas a unas pocas. Así podrás ver la diferencia entre unas y otras.
  • No todas las plantas responden bien a las podas. Los híbridos de predominancia sativa se adaptan muy bien a este tipo de técnicas.

Aún estamos en épocas para realizar podas en exterior, si os animás podéis mandarnos alguna foto por las redes sociales.

Una vez que empecéis a hacerlas, descubriréis todas las ventajas que nos ofrecen, incluso podemos llegar a aumentar la producción de nuestros cultivos.

Os deseo los mejores humos para seguir cultivando grandes ideas.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Eres mayor de edad? Este sitio web requiere que tengas 18 años de edad o más. Verifique su edad para ver el contenido o haga clic en "No" para salir.