Cerrar
Suiza: de proveer la heroína a hacerlo con el cannabis

Suiza: de proveer la heroína a hacerlo con el cannabis

Benito Díaz

La despenalización de cantidades de menos de 10 gramos de cannabis en Suiza para todos sus ciudadanos fue en 2012 otro avance de sus políticas regulatorias sobre drogas, después de permitir el año anterior recetar el cannabis medicinal que solo se vende en dos farmacias del país. A pesar de considerarse como uno de los países más conservadores de Europa, ha desarrollado políticas cada vez más permisivas al respecto del consumo de cannabis y heroína y ahora prepara el cannabis recreativo.

La propuesta viene influenciada raíz de un caso cerrado por el Tribunal Federal a finales de 2019, que implicó a un joven de 16 años acusado en 2017 de transportar 1,4 gramos de cannabis, y entraría como una prueba en localidades selectas que permitiese su posterior aplicación matizada en todo el país.

El pasado 17 de junio, la Cámara Baja de la Asamblea Federal de Suiza aprobó un proyecto de ley que prepara el camino para un programa piloto que permita la producción y distribución temporal de Cannabis Recreativo a personas mayores de edad. Esto implicaría que Suiza puede estar preparándose para acercarse más al cannabis de uso adulto. Como apuntamos en anteriores artículos, se trataría de una experiencia destinada solo a algunas ciudades, con férreos controles de seguridad y vigilancia.

Algunas voces señalan la lentitud de los avances que se presentan. Por ejemplo, la del experto en políticas de drogas, Simon Anderfuhrer-Biget. En declaraciones a Marijuana Bussines Daily, el especialista afirmó que “si bien este proceso legislativo está en curso, sigue siendo algo incierto. Es un avance positivo, sin embargo, y de acuerdo con nuestra agenda política, me sorprendería ver la distribución experimental antes de 2022”.

Anderfuhrer-Biget, doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Ginebra, también aclaró que se espera que este ensayo dure al menos cinco años, incluso alargándose por un par de años más. La evidencia recolectada de la experiencia, proporcionará argumentos científicos para un debate nacional sobre la oportunidad de regular legítimamente el Cannabis Recreativo en adultos. “Eso significa que, si todo sale según lo planeado, la regulación completa podría ser debatida en 2030”.

Retrospectiva de un cambio motivado por la heroína

La implantación de su modelo regulativo tuvo su origen en la expansión descontrolada del consumo de Heroína. El crecimiento del número de toxicómanos y los problemas de salud pública, golpearon especialmente las ciudades de Zurich y Berna, dando lugar a amplias zonas donde se consumía Heroína al aire libre.

Las imágenes rescatadas de la hemeroteca, describen escenas desoladoras, sórdidas, con decenas de personas inyectándose Heroína en público, compartiendo jeringuillas y en condiciones de salubridad pésimas. El SIDA, la hepatitis y otras enfermedades infecciosas, causaron estragos en aquellas zonas; por ejemplo, el parque de detrás de la estación del tren de Zúrich que llegó a denominarse “Platzspitz”, Parque de las Agujas, o en inglés, Needle Park.

El desalojo de aquellas zonas por parte de la policía y la persecución de los toxicómanos, cuya salud se deterioraba con rapidez alcanzando altas cotas de mortalidad, hizo reaccionar a médicos activistas que comenzaron a proyectar formas de ayudar a aquella comunidad. En muchas ocasiones, las personas no tenían un procedimiento a seguir para su desintoxicación, ni acceso a terapias de ningún tipo.

El reparto de agujas limpias fue uno de los primeros pasos llevados a cabo por la ciudadanía para resolver el problema, que amenazaba con expandirse como una epidemia por todo el país. La sociedad suiza alcanzó el consenso para aplicar una política de drogas que miró más allá de los prejuicios sociales, aplicando una normativa sujeta a “Cuatro Pilares”.

Cuatro pilares contra el prohibicionismo clásico

El primero se refería a la Prevención, para evitar nuevos consumidores potenciales. El segundo, terapia, para aumentar el número de personas desintoxicadas. El tercero se enfocaba en restringir los daños a la salud y la exclusión social de los consumidores. Para terminar, el cuarto, la represión del mercado negro y el crimen organizado, con la intención de proteger a la ciudadanía de las consecuencias del narcotráfico. Cabe señalar que estas políticas se aplican a cualquier tipo de estupefaciente.

Con un enfoque público, se atiende reduciendo costes finales

Gracias a la evolución de estas medidas, en 1994 se comenzaron a distribuir entre los pacientes de desintoxicación las primeras dosis de heroína de calidad farmacéutica, con receta médica. En la actualidad, más de 1.500 personas se encuentran bajo este tratamiento. También se ha producido un descenso del 60% en los delitos producidos por toxicómanos y el coste público de cada adicto ha bajado un 50%. Esto demostraría que la implantación de regulaciones permisivas y de mente abierta, no son una solución mágica, pero sí presentan notables avances y ventajas a largo plazo.

Cerrar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies